“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

viernes, 11 de mayo de 2018

"Contra la corrupción: educación", por Óscar de Caso. "En España, el porcentaje de adultos que han completado la educación secundaria sigue siendo mucho más bajo que en el resto de Europa"

          Unos empresarios le preguntaron a Víctor Hugo cual era el método más eficaz para combatir la corrupción. Su contestación fue contundente y simple: “Hagan ustedes escuelas”.
          Esa es la única esencia. Con la educación se transmiten sentimientos que forman a las personas con valores universales íntegros, siendo una obligación del Estado para poder formar ciudadanos libres y demócratas que respeten y defiendan los Derechos Humanos.
            Sin embargo y, desde hace demasiados años, las políticas de educación de los distintos gobiernos, especialmente del Partido Popular son insufribles y faltas de razón. Se demuestra de manera palpable con la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE); Ley que se “decretó” sin el acuerdo y sin la consulta de los otros grupos políticos ni con los distintos sectores implicados en la enseñanza: ni padres, ni profesores, ni alumnos, ni sindicatos fueron escuchados.
                    Sería conveniente hojear los libros de historia para datar el Concordato con la Iglesia Católica que se fecha en 1857 con la Ley Moyano de Enseñanza. En este concordato el gobierno frenó los deseos del Vaticano que pretendía nombrar los maestros, profesores y aprobar los libros de texto en los colegios públicos y privados. Así mismo, se acordó que la instrucción en Universidades, Seminarios y Escuelas públicas o privadas fuera en todo conforme a las doctrinas de la Iglesia. Con este concordato, la Iglesia Católica conseguiría jurisdicción propia y el ejercicio de la censura.
          Hecho el justificado paréntesis histórico, regresemos a la LOMCE:  El único sector que fue atentamente escuchado fue el grupo más riguroso de la Iglesia Católica, debido a esto, la nueva ley considera la asignatura de religión como materia evaluable y su puntuación, por consiguiente, se valora para todos los aspectos académicos. Con la terrible paradoja de que los profesores de religión son nombrados por el Arzobispado, pero pagados con dinero público.
          El Consejo Escolar que debería ser el encargado de estos menesteres, pasa a ser sólo un mero órgano consultivo y, para más despropósito, la Dirección es nombrada por la Administración.
          La LONCE contradice la Declaración Universal de los Derechos Humanos al quebrantar los derechos y libertades del ser humano al definir la educación como motor que promueve la “maldita” competitividad de la economía y el nivel de prosperidad, anteponiendo las necesidades de los mercados a la verdadera formación del alumnado.
          No debemos tener ninguna duda de que la educación es donde radica el eje de la responsabilidad como ciudadano y hay que poner todo nuestro empeño en que esa educación no sea sectaria, ni parcial, sino integral.
          Lo razonable en el sistema educativo es que no se debe articular sobra la igualdad de oportunidades (algo que lleva existiendo décadas y no consigue transformación alguna) ni sobre la igualdad de resultados (que es igualmente falsa y que libera de responsabilidad a los ciudadanos del resultado final). La correcta, justa y democrática articulación hay que conseguirla sobre la igualdad de capacidades.
Antes de empezar la carrera hay que lograr que todos los participantes estén en la raya con condiciones similares. Uno quizá no oiga el silbato, otro no tiene zapatillas, otro está enfermo, otra no sabe qué hace allí, uno más está en silla de ruedas y otra tiene dotes atléticas. No basta, pues, que todos estén igualmente situados en la raya de comienzo.
No se trata tampoco de llevarlos a todos al mismo tiempo al final. Se trata de sentar las bases para que todos lleguen a la línea de salida y una vez allí decidan qué carrera quieren correr. O lo que viene a ser una obligación de construir sociedades donde cada persona pueda tener la misma capacidad de formarse, de vivir, de alimentarse, pero que con esas mismas capacidades tome sus propias decisiones.
          La composición socioeconómica de las regiones españolas sigue explicando, en mayor medida que otros factores, las diferencias en el rendimiento de los escolares. En España, el porcentaje de adultos que han completado la educación secundaria sigue siendo mucho más bajo que en el resto de Europa.
          En los gobiernos del PP es comprobable que ha primado la enseñanza privada a la pública. Eliminando la asignatura de Educación para la Ciudadanía, enseñanza esta, que promovía valores básicos y adecuados desde la infancia y que son esenciales para la convivencia y la democracia; con su desaparición lo único que ha conseguido el Gobierno es anteponer el interés del partido al interés común de todos.
          Por tanto, benditos lectores, sostengo que la LOMCE es una ley profundamente antidemocrática.
          A finales de 1973 se editaba el disco “Per al meu amic” (Para mi amigo) y dentro del mismo la canción “Canço per a la meva mestra” (Canción para mi maestra). Donde aparece el mundo de la infancia, el apunte evocador de un tiempo perdido, la evocación lírica de la profesora rubia, de ojos azules, de piel rosada, que contrastaba con aquel mundo oscuro de sermones y capellanes donde latían de fondo los signos de la educación nacionalcatólica. Serrat lo describe con estos deliciosos versos:
Tiempo, hace tiempo estaba, usted, maestra,
y su mundo de tintero y banco,
pizarra y delantal blanco.
Buenos días, por la mañana, nos decía en pie,
entre dos "fotos" y una cruz,
una oración y una canción
y en la mejilla un beso. 
Buenos días maestra....
Pero usted no ha sabido nunca, maestra
que cuando quería que cantase
que tres por una eran tres
mis ojos rascaban francamente
las rodillas que púdicamente
usted apretaba y apretaba
pero un número no vale 
lo que una piel rosada... 
Pese a que nos hacía ir a la iglesia
y me quitaba el regaliz
aquel
era un mundo pequeño y maravilloso,
un mundo de tizas de colores
que pintaba usted
y borraba usted...
Solo usted rodeada de capellanes
daba razón a llamarse "niños"
a un mundo de cuatro palmos.
Y si alguna vez piensa en mí, maestra,
que de sus ojitos azules
nazca siempre aquella paz
que hacía un poco más dulce la escuela
y que no se le haga un nudo en la garganta
diciendo " qué han hecho...dónde se han llevado
a mi puñado de chiquillos..."
porque usted no sabía, maestra 
que el mundo es el mismo...
que el hombre es el mismo...
y no es el mismo,
el olor de usted,
¡Ay! maestra,
que el aire de la calle,














.


5 comentarios:

  1. Un fuerte aplauso a este periodista o lo que sea, si señor, explicado a la perfeccion, mejor no se puede explicar y sobre todo que el mensaje llega a la gente, ahora mismo estoy llorando, ya que son de los pocos articulos que transmiten algo.

    Bravo y Bravo.

    ResponderEliminar
  2. Contra la corrupción:el dinero en el bolsillo del contribuyente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "contra los robos: ni tengas bienes"

      Eliminar
    2. Eso se lo dices a los propietarios de campos y chalets

      Eliminar
    3. Usaba la ironía para responder a la simpleza del argumento de acólito

      Eliminar