“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 19 de enero de 2017

Sencillo, práctico e innovador sistema para sancionar a los dueños de los perros que no recojan los excrementos de la vía pública.

No les descubro nada nuevo si les digo que el pueblo esta lleno de excrementos de perro. No hay acera ni calle que se libre. La de la foto está justo delante de la puerta trasera del Ayuntamiento. Llevaba mucha razón la señora Carmena, Alcaldesa de Madrid, cuando la pasada semana decía que "los madrileños son los culpables de que las calles  de la capital de España estén sucias". 

 Les dijo guarros. Con un par. Si algo hay que objetar es que cuando hace unos años Podemos denunciaba esta suciedad, la única culpable era la señora Botella. ¡Cosas de la política! y, sobre todo, de como se ve el toro dependiendo de la distancia que se situe.

Lo cierto es que Carmena ¡¡lleva mucha razón!!. El comportamiento incívico de muchos caudetanos deja que desear cuando salen a la calle con un perro. Algunos, todo hay que decirlo, merecen un aplauso ya que salen preparados: con el guante y la bolsita de plástico en el bolsillo.También he detectado perros sueltos que acampan a sus anchas.

  Aprobamos en Pleno, hace poco más de dos años, una Ordenanza -era una demanda de muchos paisanos indignados- para que se sancionara a quienes permiten que su mascota convierta el pueblo en insalubre generando un riesgo a sus vecinos que pueden caer y romperse la crisma... al pisar un excremento en una calle en pendiente.

  Lo jodido es que desde que se aprobó la Ordenanza ¡no se ha puesto ninguna multa! cuando hay motivos más que suficientes para poner media docena cada día.

  Con la Ordenanza en vigor se esperaba que el ciudadano corregiría sus modales una vez tuviera que rascarse el bolsillo, como ha ocurrido con el carné por puntos. El problema es que si el Policía de turno no pilla al dueño con su perro cagando en la vía pública, no puede sancionar al no saber de quien se trata.
     Una pequeña población Catalana como es Suria (Barcelona) -con tan solo 6.000 habitantes- ha resulto este problema de una forma muy original para poder disfrutar de higiene y salubridad en sus calles. Traigo aquí el procedimiento para que el Alcalde y la concejala de Sanidad la estudien y analicen.

Consiste en que los dueños de los perros presenten, a la hora de censarlos, su perfil genético al objeto de identificar quien es el propietario del perro que ha dejado un excremento en la vía pública. Esta información se obtiene con un simple análisis de sangre

   Como la Ordenanza esta en funcionamiento y tipifica la sanción en 350 €, cada vez que el Policía Local localice un excremento no tiene más que recogerlo en una bolsa de plástico y llevarlo al centro que se asigne para localizar al propietario del perro y, a continuación, girarle la correspondiente sanción. 

    Porque, el ciudadano no tiene por qué sufrir la falta de civismo y una conducta antihigiénica que además de crear mala imagen, genera peligro para el peatón, sobre todo entre personas de mucha edad. 

 Una vez le llegue al insolidario la primera sanción y la pague, como ha ocurrido con la circulación rodada, se reducirá el numero de excrementos en nuestras calles y empezaremos a presumir de vivir en un pueblo saludable...Los muertos en accidente de tráfico se han reducido ¿cómo?... ¡a base de palos!.  

   Si tienen alguna duda, pónganse en contacto con el Ayuntamiento de Suria que encantados les darán toda la información que precisen. Por cierto. Esto si que corresponde al Alcalde. Desde hace varios meses, a este macetero de fundición, ¡que vale una pasta!, solo le queda el tronco.

  O bien se retira el macetero o se planta una palmera  cuando ustedes tengan un hueco. La imagen que damos así....no es precisamente muy halagüeña.  
Un perro suelto por la calle Las Eras.
                           

5 comentarios:

  1. El problema de los gorrinespaseaperros, es un mal endémico a nivel casi nacional. Y digo casi, por que hay poblaciones más concienciadas ya sea por educación y por normativa, cosa que en esta población está más que perdida de antemano, ya que la educación con el vecino es más bien justita y la normativa tanto por el que la tiene que hacer como vigilar que se cumpla es 0.

    ResponderEliminar
  2. Ya has visto a la Policia Local recoger cacas!!!no denuncian cintures o estacionamientos doble fila van a recoger cacas!! Y que pasa con los perros que no esten censados en el pueblo?

    ResponderEliminar
  3. Fuí al MI Ayuntamiento para hablar sobre el tema y quejarme de este problema en mi edificio y calle. Cacas y orines de perros a diario. Limpieza del edificio diariamente y no damos a basto.Respuesta del responsable de medio ambiente: es problema de cada dueño pues cada uno tiene una conciencia de lo que es suciedad y responsabilidad sobre su animal. No podemos hacer nada al respecto. ¿?...sí sí cara de poker...

    ResponderEliminar
  4. No digo nà, que me enciendo.

    ResponderEliminar
  5. Vivo en el Cno De La Virgen y es una vergüenza el pateillo que hay todos los días po este problema.
    En los parques de esta zona ya no se puede ni dejar a los niños jugar en la arena que hay para tal fin pues siempre hay "regalitos" de perros con dueños irresponsables y con una falta de civismo absoluta.
    Son pocos los dueños a los que veo recoger los excrementos de sus animales en esta zona,más apartada del centro.

    ResponderEliminar