“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 15 de septiembre de 2015

"50 años de Pasión por el Vidrio", título del libro escrito por el periodista Fernando Rodríguez al cumplir Vidrala 50 años de historia. En 1993 se obtenía en Crisnova la producción más alta de Europa. Carlos Delclaux fue su promotor.

 Vicente Lillo, José Bono y Carlos Delclaux el día de la inauguración
 hace poco más de 26 años.
    Escrito por Fernando Rodríguez, Licenciado en periodismo por la Universidad CEU San Pablo y máster en Dirección de Comunicación por Cesma, la Editoral "LIDeditorial.com" publicaba hace un par de meses un libro que lleva por título "50 años de Pasión por el vidrio" con motivo de cumplir Vidrala 50 años de historia y haber alcanzado la excelencia técnica y de calidad en la fabricación de envases de vidrio con una importante expansión en Europa con factorias en Francia, Italia, Portugal, Bélgica Reino Unido y Alemania donde la compañía ha jugado un papel protagonista en la concentración del sector y en la configuración de sus nuevas tendencias en fabricación, producto, distribución y relación con el cliente. El libro cuenta cómo Vidrala ha sabido forjar "...una cultura corporativa de fabricacion de equipos, profesionalización de  la gestión y homogeneidad en los indicadores de eficiencia y productividad de las fábricas". Lo que se mantiene inmutable en Vidrala es "...su pasión por el vidrio y la apuesta por las personas que trabajan en la empresa como factores claves"
    En el Capítulo V, Fernando Rodríguez habla de la expanción Nacional de Vidrala dedicándole un extenso apartado a la elección del lugar, nacimiento y desarrollo de Crisnova en Caudete. Les recomiendo su lectura completa que habla de la trayectoria de una empresa modélica a nivel Europeo como es Vidrala y de un personaje extraordinario al que los caudetanos siempre le estaremos agradecidos: Carlos Delclaux Oraa. Recuerdo que con motivo de los 20 años del funcionamiento de Crisnova le dedicamos una calle siendo alcalde Vicente Sánchez Mira en un emotivo acto que contó, entre otros familiares, con la presencia de su mujer. Solamente les voy a contar, de forma resumida, la parte del libro que Fernando Rodriguez le dedica a la factoria de Caudete:

    "...En 1985, Vidrala cumplía sus primeros 20 años de historia en buena forma. Sus objetivos eran hacer botellas con rentabilidad y margen, con la calidad necesaria para un mercado muy centrado en la industria vinatera de La Rioja. La empresa había demostrado que era viable, tenía hornos energéticamente eficientes que fabricaban bien, estaba generando caja y daba beneficios.

   En Llodio, la mayoría de envases eran de color verde esmeralda o verde oscuro. Empezaban a diversificar su producción ofreciendo envases a la industria española de aceite de oliva. Empezaron por visitar a los grandes productores de aceite de Jaen, Cataluña y Sur de España para convencerles de que "el vidrio era mejor como envase y más rentable para sus intereses". José Ángel Irazábal y Carlos Delclaux visitaban la fábrica de Jerez y otros productos que tenía la empresa "González Byass" en el Puerto de Santa María. La entrada en Europa que iba a impulsar el consumo y la exportacion de los sectores de alimentación que sumado al reciclado de envases de vidrio ofrecía nuevas oportunidades de negocio para Vidrala.
   Pero, ¿cómo y hacia donde crecer? La logística decía que una fábrica podía operar con rentabilidad en España en un mercado que distara entre 400 y 500 kilómetros máximo desde su centro de producción. Se consideró ampliar las instalaciones de Llodio con un tercer horno, pero la fábrica estaba muy justa de espacio. Otras opciones eran abrir o comprar fábricas en Cataluña y Andalucia. Al final llegaron a la conclusión de que en Levante hacía falta una fábrica de botellas donde existia un crecimiento de la industria vinícola, zumera, conservera y de nuevos formatos, como el tarro.

   Carlos Delclaux argumentaba el porqué realizar la expansión en Levante. "Esta zona no esta cubierta y al primero que lo haga le será posible encontrar su sitio en el mercado". Tras decidir implantarse en Levante, empiezan a buscar sitio en Torres de Cotillas, Jumilla y Almansa. Visitaron Polígonos Industriales en Albacete y Almansa rechazando estos emplazamientos por las limitaciones de superficie y el alto precio del suelo.

Irizabal y Gutierrez habían oido hablar de Caudete y aquí se dirijieron a investigar la zona. Contra las reservas que habían mostrado en el Ayuntamiento de Almansa, en Caudete son recibidos con los brazos abiertos. El primer contacto lo tienen con Juan Martinez Albertos, Aparejador Municipal. Vicente Lillo les preguntó "si el proyecto iba en serio". Convencido de que así era, concedió todo tipo de facilidades para que Vidrala se instalase. El Consistorio cumplió con todo lo que se comprometió.

Menos suerte tuvo Vidrala con la Caja de Albacete cuando Jesús Garaiyurrebaso buscó créditos en esta entidad. ¿De cuanto estamos hablando? preguntó el director. "De 500 millones de pesetas", contestó Irazábal. "Prefiero dar 500 pestamos de un millón que uno de 500 millones" le espetó el financiero. Cuando el proyecto se había puesto en marcha, el alcalde de Almansa recapacitó y quiso volver a la pugna para acoger la nueva fábrica de Vidrala en su pueblo. Al final, la elección de Caudete como ubicación de la nueva planta que se llamó Crisnova se debió a una serie de factores que identificaban certeramente documentos internos de la compañía:

1.-Fuerte concentración de producción vinícola en la zona.
2.-Alto consumo de bebidas refrescantes y cerveza.
3.-Gran producción de zumos de frutas y conservas vegetales.
4.-Importante producción de licores.
5.-Creciente embotellado de aceite virgen.
6.-La inexistencia de fábricas de envases en los alrededores.
7.-Buenas vías de comunicación por carretera y ferrocarril
8.-Proximidad de puerto de mar.

    El elemento que más aceleró la ubicación en Caudete fue la ayuda de hasta el 30% de la inversión por la JCCLM recibidas de la UE debido a que la región era considerada "Zona de Urgente Reindustralización". La llegada del gas, más limplio en terminos medioambientales y barato, procedente de Argelia, supondría una ventaja añadida.

Se dispuso inicialmente de 400.000 m2 que después se ampliarían. La excavación de los terrenos se inició el 1 de abril de 1988 y el calentamiento del horno el 2 de mayo de 1989. La primera línea arrancó 18 días despues y las dos siguientes el 2 y 20 de junio del mismo año. La previsión era fundir 90.000 toneladas al año en 1990. La plantilla inicial fue de 164 personas con una edad media de 27 años. Dos de cada tres empleados eran de la provincia de Albacete. El 75 % de la plantilla vivia en Caudete. La planta tardó en montarse 13 meses.

Lo cierto es que la elección de Caudete no estuvo exenta de riesgos. Por ejemplo, no había tradicion industrial y menos en el sector del vidrio. Muchos trabajadores elegidos o eran recien salidos de la escuela, o agricultores o, sobre todo, yesaires. Los yesaires, palabra valenciana traducible al castellano por  yeseros, trabajaban a destajo y cobraban jornales muy elevados por lo que el sueldo ofrecido por Crisnova no era apetecible. 

 Eso hizo que los ratios de eficiencia y productividad fueran, pese a la ilusión y el compromiso laboral, muy inferiores a los de Vidrala. Además, como la fábrica de Llodio tuvo que aportar personal experto a su vez se mermaron los ratios en la sede central. Por el contrario, estas carencias de formación o experiencia de la plantilla tenían una parte positiva, como ya se había vivido en los comienzos de la fábrica de Llodio: los trabajadores eran más abiertos al cambio y a la innovación.

El proyecto de Crisnova se desarolló con gran secretismo porque las demás empresas del sector también era obvia la oportunidad de instalar una fábrica en Levante. Además, era importante tomar la delantera a la competencia ya que uno de los líderes del sector iba a desarrollar su propio proyecto en Torres de Cotillas.

     A finales de 1986, Javier Gutierrez convocó a Jose María Fernández para la Ingenieria Técnica y obras, a Carlos Bengoa, como Jefe de producción y  primer Director de Caudete y a Jesús Maria Ruiz como Jefe de horno y materias primasLos plazos se cumplieron a rajatabla. El horno elegido era del tipo "regeneración en U". La fábrica tenía un diseño modular. El precio del suelo fue de 25 pesetas/m2 utilizando en un principo 220.000 m2.

   En los comienzos, la procedencia del personal y sus peculiares costumbres dieron lugar a muchas anécdotas, sobre todo en el almuerzo. Hubo gentes que, vistas las rigideces de la vida laboral, el primer día devolvio el mono y abandonó incluso después de haber pasado un periodo de formación en Llodio. Otra gran discusión se produjo con motivo de las fiestas de Moros y Cristianos ya que había trabajadores que pretendían que la fábrica estuviera parada los dias de fiestas.
Carlos Delclaux  y Pepe Bono durante la comida el día de la inauguracion de Crisnova.
La puesta en marcha fue una odisea en otros aspectos. Por ejemplo, los relacionados con el agua, ya que Crisnova consumía practicamente toda la que había en el depósito municipal. Para compensar este hecho se hicieron catas a 300 y 400 metros de profundidad, pero la Confederacion Hidrográfica acabó por poner limitaciones por lo que se compraron derechos a algunos regantes. Todo el mundo echaba una mano para que Crisnova empezara a andar porque querían ver industrializado un pueblo que apenas tenía dos fábricas de envergadura.

El 21 de enero de 1988 tuvo lugar la primera reunión formal del Consejo de Administración de Crisnova. Asistieron Carlos Delclaux, Álvaro y Luis Delclaux, José Ángel Irazabal, Rafael Guibert, Jaime Errandonea, Francisco Irigüen, Lucas Oriol y, como secetario, Jesús Garaiyurrebaso. Se aprobó que el capital social fuera de 45 millones de pesetas. Poco después compraría el terreno donde existía un pozo al que se le compró la concesión en el partido de "El Rincón".

    Las ventas brutas del primer ejercicio, el de 1990, fueron de 3.237 millones de pesetas. Ese año, el equipo directivo se hacía eco ante el Consejo de Administración de que la existencias de productos terminado habían experimentado un importante incremento del 33% "situándose estos a un nivel excesivo desde una óptica financiera". Después de trabajar muy duro, el año 1993 se obtenían en Caudete una de las productividades mas altas de Europa, incluso por encima de la de Llodio. Algunos años despues, en 1997, se aprobo invertir 6.767 millones para la ampliación de la fábrica mediante la construcción de un segundo horno con capacidad neta de 120.000 toneladas al año, lo que supuso un incremento de 65 personas

   A Carlos Delclaux, sin duda alguna el "alma mater" del proyecto de Caudete, no le dio tiempo de disfrutar su éxito. Las andaduras de Vidrala y de Crisnova, en la década de los noventa, se vieron marcadas por dos acontecimientos importantes: su fallecimiento y el secuestro por ETA de Cosme, el hijo de quien le sucedería en el cargo, su primo Álvaro Delclaux Barrenechea. Carlos falleció en un accidente de tráfico el 21 de mayo de 1991. Salía de la fábrica de Caudete, camino de un consejo del BBV en Valladolid, vía Madrid, como pasajero en el coche que conducía su chofer de toda la vida. Había dudado si hacer el trayecto en avión, pero desechó la idea. Después del accidente le trasladaron a un hospital en Jumilla donde se certificó su fallecimiento.
      Carlos Delclaux  puso especial énfasis, al arrancar Vidrala, en no reproducir los errores que se habían cometido en la gestion de Villosa -donde fabricaban vidrio plano- haciendo incapié en "la escasa sensibilidad sobre la importancia de la tecnología o dejar que muchos familiares estuvieran presentes en la gestión de la compañia". Carlos fue quien desarrolló Vidrala, el proyecto de su padre Isidoro Delclaux Aróstegui, incluso enfrentándose al desánimo de este que, a mediados de los años setenta, se sentía desencantado por la multitud de problemas financieros y técnicos que rodeaban el proyecto.

   Fue el impulsor del proyecto de Crisnova en Caudete, cuando otros no eran tan partidarios de salir de la zona de confort de Llodio debido al riesgo financiero que el nuevo proyecto presentaba. Cuando murió, estaba ya pensando en el segundo horno y en la ampliación de Caudete, algo que sus sucesores aprobaron pronto, en buena parte, como homenaje a su obra. Era un hombre humano, simpático, jocoso, "va bien esto de las botellitas", solía decirle a su mujer Carmen Zubiría, cuando llegaba a su casa. Consejero histórico del Banco Bilbao Vizcaya perteneció a la Comisión paritaria que se formó para buscar una solución de consenso ante la crisis abierta por la muerte de Pedro Toledo y, en algún momento de esa disputa, se llegó a barajar su nombre como Presidente de consenso".
.....................
............................
....................................     
  
 La inauguración de la fábrica fue presidida, entre otros, por José Bono Martínez, Presidente de la JCCLM, Vicente Lillo Alcalde de Caudete y por Carlos Delclaux. La comida se celebró dentro de la fábrica, rodeados de palets de botellas. Vicente Lillo murió hace poco más de dos años. Junto con su amigo e inestimable colaborador político Pepe Serrano, Concejal de Urbanismo, hicieron todo lo que supieron y un poco más para que Crisnova se instalara en Caudete, empresa que hoy da trabajo, entre puestos directos e indirectos, a más de 500 personas. 

¡Cómo les hubiera gustado a los dos haber tenido entre las manos el libro escrito por Fernando Rodríguez en el que en una de sus páginas aparece Lillo junto a Bono y Delclaux en una rueda de prensa para la "SER" de Villena. No quiero ni pensar lo que habría sido de Caudete con la actual crisis si el Alcalde de Almansa nos hubiera ganado la partida ...que a punto estuvo al ser del mismo partido que Pepe Bono. Lillo jugó muy bien sus cartas en Toledo. Me consta que Rodriguez hace honor a la verdad al decir que la Corporación caudetana se volcó con Crisnova.












No hay comentarios:

Publicar un comentario