“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 5 de enero de 2016

Como no llueva pronto nos veremos abocados a restricciones de agua. Los embalses de Buendía y Alarcon ya estan bajo mínimos. La agricultura se lleva la peor parte.

          Me ha llegado  al correo esta preciosa fotografía. Esta realizada  al atardecer desde uno de las pisos altos que dan fachada a la calle Fray Elías Requena, delante de la Piscina Climatizada. Si su autor me facilita el nombre, lo daré a conocer. Como había empezado a hablar de climatología, me ha venido  bien emplearla. Más abajo tienen un amanecer, de fecha 22 de junio, a las siete de la mañana desde el camino del Cementerio.
     
         Menos mal que Caudete no vive de vender ropa de invierno. Nos habríamos arruinado. Porque la moda se acopla perfectamente a las estaciones y si una desaparece, como es el caso, lo diseñado en verano para el invierno ya no se vende. Con los produtos del campo pasa lo mismo. Los frutales creen que el invierno ha pasado y muchos o la han sacado o ya estan a punto de sacar la flor. Si hiela en marzo, como es más que previsible, toda la cosecha se irá al carajo. Si la almendra se ha pagado a buen precio este año, la poca que quede para septiembre valdrá a precio de oro.

      Y si a esta adversa climatología -calor en invierno- le sumamos que desde hace dos meses no ha llovido, el futuro que le espera al agricultor es muy negro. Pero no solo a él. Los embalses de Alarcón y Buendía han llegado al límite por bajo y ya no se permite trasvasar agua del Tajo al Segura.  Por lo tanto, de continuar esta situación de ausencia de precipitaciones, el consumo de agua para las personas tampoco esta garantizada.

       Caudete se abastece de agua subterránea. Pero ante una etapa prolongada sin llover, los acuíferos no se recargarán y los niveles freáticos iran bajando lo que supone un mayor coste su extracción y, a partir de ciertos niveles, empieza a decaer la calidad.

   No estoy pintando una situación alarmante. Ni mucho menos. Pero hay que tener claro que los recursos naturales son limitados -el agua lo es- y de hacer un correcto uso de ellos dependerá que podamos hace frente a situaciones límites, como la que se avecina, con garantías de éxito. Una situación similar ya ocurrio a principio del siglo XX en Caudete. 

    Desde 1907 hasta 1913 las precipitaciones fueron tan bajas que mucha gente tuvo que emigrar al no dar el campo para vivir. Algunos lo hicieron al sur de Francia, Marseillan. Desde entonces a esta parte los niveles freáticos han bajado a un ritmo de un metro cada año. Solo los viejos del lugar recuerdan que era eso de agua caballera.

       Al 1914 se el conoce como el año de la cosecha por la gran cantidad de agua que cayo. Los males, dicen que nunca vienen solos. Es cierto. A una situación de gobernabilidad poco estable le sumas una climatología adversa y falta de agua y todo lo adelantado puede quedarse en agua de borrajas. Dicen que "no hay mal que cien años dure". Tambien "ni nadie que los aguante". Solo nos queda pedirle a los Reyes Magos que llueva y bien. 


1 comentario:

  1. Con la seguridad de aliviar levemente el crónico problema de la sequía os dejo esta deliciosa canción del cantautor catalán:

    EL HOMBRE Y EL AGUA
    Si el hombre es un gesto
    El agua es la historia.
    Si el hombre es un sueño
    El agua es el rumbo.
    Si el hombre es un pueblo
    El agua es el mundo.
    Si el hombre es recuerdo
    El agua es memoria.
    Si el hombre está vivo
    El agua es la vida.
    Si el hombre es un niño
    El agua es Paris.
    Si el hombre la pisa
    El agua salpica.
    Cuídala
    Como cuida ella de ti.
    Brinca, moja, vuela, lava,
    Agua que vienes y vas.
    Río, espuma, lluvia, niebla,
    Nube, fuente, hielo, mar.
    Agua, barro en el camino,
    Agua que esculpes paisajes,
    Agua que mueves molinos,
    Agua que me da sed nombrarte,
    Agua que le puedes al fuego,
    Agua que agujereas la piedra,
    Agua que estás en los cielos
    Como en la tierra.
    Brinca, moja, vuela, lava,
    Agua que vienes y vas.
    Río, espuma, lluvia, niebla,
    Nube fuente, hielo, mar.

    JOAN MANUEL SERRAT
    UTOPÍA – 1.992

    ResponderEliminar