“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

viernes, 25 de diciembre de 2015

Una familia muy simpática: los "bellota" casi al completo. Feliz Navidad a todos.

     En la foto superior pueden apreciar cuatro generaciones de la familia "bellota" que hace dos sábados se juntaron para comer en la sede de la Agrupacion Festera "Almizra". Cualquier fecha del año es buena para reunirse. Víspera de Navidades, sobre todo. Alguien pensó en reunir a la familia y se puso en la tarea de organizar una comida.

 No cabe la menor duda que un ágape es siempre una excusa perfecta para propiciar reuniones. No asistieron todos. Pero casi. A un hijo de Rosa, Raúl, le venía muy cuesta arriba al vivir en Viena con ocho de familia. Por contra, casi todos los "bellota" de Valencia acudieron a la cita.

     Más de cuarenta bellotas se juntaron en Caudete con el único fin de pasar un buen rato. Comer y beber con moderación y recordar tiempos pasados es, según los expertos de la OMS -Organización Mundial para La Salud-, uno de los medicamentos más baratos y eficaces que existen para el equilibrio del cuerpo humano. Y para el espíritu. Y si lo es en familia, más todavía.

        Ya saben que esto del mote...era muy frecuente en aquellos tiempos. Hoy, con el wasapp, esta costumbre ha quedado en deshuso. La saga "bellota" arranca con Juan Amorós, padre de Antonia Requena. Como la bellota era un alimento típica en Navidad, Juan decía que él no quería bellotas en el plato. ¡Y con bellota se quedó!. Antonia y su marido Juan -"balsero" de mote y trabajador de la bodega Navarro- tuvieron tres hijos: Plácida, Lola y Albertos. Plácida se quedó viuda y se volvio a casar con Antonio "El Rual". 

          Plácida tuvo dos hijos con su primer marido: Juan y Salvador -mi suegro- y a Rosa, con "el Rual", su segundo marido. Lola tuvo cinco: Joaquin, José, Juan, Antonia y Manolo y Albertos una sola hija: Antonia, que vive en Valencia. En la foto no estan todos pero todos los que estan son bellota descendientes de Antonia Requena y Juan Amorós. Otros bellotas son descendientes de Maria Gracia, hermana de Antonia, madre de los "tejainos". 

   Bellotas, ruales, tejainos, balseros...no cabe duda que si no fuera por los motes sería muy dificil realizar el árbol genealógico de una familia. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario