“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

sábado, 5 de septiembre de 2015

Manuel Albertos el "Plancha", un caudetano en Manila: "José Olivares Conejero es más héroe en Baler (Filipinas) que en Caudete al que el Presidente de la República, Emilio Aguinaldo, reconoció aquella gesta heroica en junio de 1899"

   Internet ha revolucionado el mundo de la comunicación en todos los sentidos. A través de este medio se adquieren conocimientos, se contrata una noche de hotel en Lima, una cita amorosa en Tokio... se puede comprar un coche o un libro. Es un invento que te permite contactar y hasta adquirir compromisos serios y formales con gente que viva en las antípodas. Podría contarles muchos ejemplos pero solo les hablaré de dos. El hijo de mi amigo Jordi se casa hoy, 5 de septiembre, con una chica de la Republica Dominicana y, desde el 2 de septiembre, esta en Manila (Filipinas) Manuel Albertos, más conocido por el "Plancha", donde ha ido a visitar a una chica que ha conocido por este medio. El mundo ...¡se nos ha quedado pequeño!. Internet tiene la culpa de estos contactos entre personas situadas a tanta distancia.

    Manolo me dijo que allí le tienen mucho respeto y admiración a la gesta realizada por un grupo de soldados españoles que, en la defensa del territorio de Baler, realizaron un hecho insólito y a la vez heróico. Uno de ellos era de Caudete al que en su día le dedicamos una calle, algunos artículos en el Programa de Fiestas, un sentido y emotivo homenaje con motivo del centenario de la gesta militar...¡y poco más! Se llama José Olivares Conejero.

     Este artículo se lo dedico al "Plancha" para ver si tiene ocasión de cumplir lo que me ha prometido como es acercarse desde Manila, donde vive su amiga, hasta Baler para realizar algunas fotografías y hablar con la gente de aquel pueblo para recoger qué recuerdan de aquel hecho que tuvo tanta resonancia hasta el extremo de ser reconocido por el mismo Presidente de la República, Emilio Aguinaldo, el valor y el heroismo de los últimos que defendieron Filipinas. Con ellos acabó un Imperio de Ultramar que, desde los Reyes Católicos, habíamos forjado en medio mundo. Se decía que en los territorios españoles, en tiempos de Carlos I, "no se ponía nunca el sol".

       En 1945, dirigida por Antonio Román, se llevaba al cine la gesta militar. El atleta Antonio Amoros tenía 18 años cuando acompañó, junto con otros jóvenes, a Jose Olivares a la inauguración de la película "Los últimos de Filipinas", en el Cine Calderon. Me contó la anecdotá. A nadie se le ocurrió advertirle a nuestro héroe que lo que iba a ver era una película de lo que había ocurrido 46 años antes. Desde el comienzo empezó a despotricar y a decir "...no, no...no. ¡Ni mucho menos! ..¡eso no ocurrió así!". A Olivares le costaba asimilar lo que veía en la pantalla al ser uno de los protagonistas de la película interpretado por el actor Julio Calvo. "Yo te diré" es una bella canción romántica compuesta para esta película que han cantado muchos artistas, como Antonio Machín.

    He encontrado un artículo en el Programa de Fiestas del año 1987  que lleva por título "Un héroe caudetano" firmado por el médico José Brotons Espì, marido de Elisa Pagán. En momentos distintos, los dos han sido alcaldes de Caudete. Como sé que les gusta la historia les traigo el artículo de Brotons para que la conozcan o la recuerden. Tambien les adjunto, al final, el Programa de actos que se realizó con motivo del centenario de aquella gesta siendo Elisa Pagan Alcaldesa y Juan Bañon, concejal de Cultura. Pueden leer una excelente biografía de nuestro héroe de Baler escrita por Fancisco Domenech Mira. Uno de los actos que se llevaron a cabo entonces fue descubrir una placa de mármol en su honor en la calle donde vivía y que hoy lleva su nombre. Esto es lo que decía Brotons de la hazaña en Baler hace 28 años:
        "...En los últimos años del pasado siglo, España perdía sus últimas posesiones de Ultramar: Cuba y Filipinas. Fue en estas últimas islas donde un humilde caudetano, José Olivares Conejero, con un grupo de soldados, sobrepasaron con su fantástica gesta las pasadas glorias que el Ejercito Español paseo a lo largo y ancho del mundo durante siglos. Estos soldados hicieron honor con creces a la leyenda y realidad de que la gloriosa Infantería fue siempre la mejor del mundo. Vamos ha hacer un poco de historia. El 14 de octubre del pasado año hizo 100 años que nació José Olivares, héroe Nacional de Baler entre los años 1898 y 1899. Fueron sus padres Bernardo Francisco Olivares y María Gracia Conejero Sánchez.

    Fue cartero perpetuo de Caudete por Real Orden de S.M. Alfonso XIII. Murió el día 23 de diciembre de 1948 en Caudete siendo Teniente Honorario del Ejército Español, honor otorgado por el General Francisco Franco que quiso premiar el heroísmo de los que defendieron durante casi un año la Bandera de España solos, sin ayuda posible y ante un enemigo cien veces superior el cual, con toda hidalguía, supo reconocer el tremendo heroísmo de ese puñado de españoles que asombraron al mundo entero con su gloriosa hazaña.

Vamos a referirnos a ese acto heróico de Baler. Lo que allí paso, solo Dios lo sabe y los españoles que durante once meses y un día acosados por los tagalos, epidemias y por el hambre, dieron gloriosamente su vida por España. En la Iglesia de Baler, por carecer de ara, Fray Gómez Carreño jamás ofició la Santa Misa alegando esta falta y, según refería el cabo Olivares, no existió Tala el personaje femenino ni otros pasajes que se cuentan en la película "Los últimos de Filipinas". Lo que allí paso, solo Dios y sus defensores lo saben, palabras textuales de otro defensor de Baler que pidió que no revelaran su nombre y así se hace.

Baler, regada con sangre hispana, defendida con ardor mientras en París el Gobierno de aquella época negociaba el cese de la soberanía española en Filipinas por la intervención de EEUU, pasándole el dominio a esta. Amargo es decirlo: los héroes de Baler no fueron atendidos, razones poderosas, creo yo, desde luego, que obligarían a ello. No pretendo examinarlas pero el hecho es que desde el 12 de febrero del 1898 que llegaron a Baler hasta el 2 de junio de 1899, fecha de tan memorable capitulación, no recibieron ni un céntimo, ni una gelleta ni un cartucho. Por eso no puedo ni se hacer literatura donde hubo hambre y piojos, pero sí esclarecer el valor espartano de un puñado de españoles.
Un día del mes de mayo de 1898, cuando la prensa de Madrid aunció el desastre de Cavite, la capital de España no pudo enterarse bien, porque ese día era domingo, y ...¡hasta hubo toros!. Cuando dos meses después el Almirante Cervera perdía nuestra escuadra frente a Cuba, nos pareció un cuento de Calleja, una anécdota unida a España. En Baler, pueblo filipino de la isla de Luzón, un destacamento de soldados en el más completo abandono, mantenían enhiesta la bandera de España. Estos hombres demostraron que aún no habían decaido las virtudes militares. La bandera de España, desafiante, tremolará contra todo el mundo durante onde meses en condiciones increibles.

   Durante vanos meses resistieron el ataque de los tagalos: habían muerto varios soldados, el 2ª Teniente D. Juan Alonso y el Capitan Enrique de los Morenos. Tomó el mando el 2ª Teniente D. Matin Cerezo. Al 5ª mes ya no quedaban provisiones y entonces comenzaron las incursiones en terreno enemigo para traer hojas de calabaza y otras hiervas que comían hervidas. No había agua y fue necesario abrir un pozo dentro de la Iglesia.

   Las balas eran mortíferas pero, más aún las enfermedades: disinteria, beriberi (que dejó marcada en la cara a nuestro paisano). El día 14 de diciembre, a las once de la mañana, el Teniente Martin Cerezo llamó al cabo Olivares encargádole la misión de quemar el infecto poblado. El cabo Olivares, con 14 hombres, calado el machete, salieron de la Iglesia. Una hora después, el poblado era pasto de las llamas sembrando el pánico entre los tagalos. El Teniente felicitó al Cabo, a sus hombres y al médico Sr. Vigil. Dirigiéndose a Olivares le dijo: "usted es un héroe. Yo, como médico de Baler, le regalo mi reloj para que recuerde este día si es que salimos vivos. Ahora, que la patria haga lo demás.

   Por fín, el día 2 de junio de 1899, se decidieron a rendirse cuando reconocieron la triste realidad de que defendían una tierra que ya no pertenecía a España. Cuando abrieron las puertas de la iglesia, los vencedores más bien parecían los vencidos al mirar los ojos y los famélicos cuerpos de los soldados españoles. El jefe de los sublevados rindió honores a los héroes de Baler presentando armas. Treinta y tres hombres supervivientes del inmortal sitio de Baler desfilaron con sus armas, bandera y con honor ante los asombrados filipinos. El 30 de junio, el Presidente de la República, hacía pública la siguiente orden:

      "Habiéndose hecho acreedores de la admiración del mundo las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres, aislados y sin esperanzas de auxilio alguno, han defendido su bandera por espacio de un año realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo, rindiendo culto a las virtudes militares e interprentando los sentimientos de esta República que bizarramente les ha combatido, a propuesta de mi Consejo de Gobierno vengo a disponer lo siguiente: 

    Artículo Único.- Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas, no serán considerados prisioneros sino, por el contrario, como amigos y en consecuencia se les procurará por la Capitanía General de los pases necesarios para que puedan regresar a su país. Dado en Talak, a 30 de junio de 1899. 
El Presidente de la República Emilio Aguinaldo. El Secretario de Guerra Ambrosio Flores.

    Días despues embarcaban para la patria los "Ultimos de Filipinas" y los primeros en la constancia y en el sentido del honor español

José Brotons Espi.














viernes, 4 de septiembre de 2015

Esta mañana le han entrado a robar a mis vecinos Paco y Rosita, en la calle Santa Bárbara, cuando estaban fuera de su casa. Este año, solo una pareja de Policías Locales de baja. El año pasado ...¡cinco!. No cabe duda de que vamos mejorando.

    Conocían a la perfección las costumbres de mis vecinos Paco y Rosita. Todos los viernes, por la mañana, salen a dar una vuelta, ella a la peluquería y él a andar hasta la Ermita. Cuando han vuelto a su casa, calle Santa Bárbara nº 14, se han encontrado el pastel: le habían quitado un barrote a la reja de aluminio y por el estrecho hueco se han colado a la vivienda causando un gran destrozo y desorden. 

   Cuando he llegado a casa de mis vecinos, no sabían todavía que se habian llevado. Una vecina ha visto a tres crios a primera hora de la mañana cerca de la vivienda donde han robado. A juzgar por el hueco por donde han entrado, no cabe duda de que son crios. Después de quitar el barrote con alguna herramienta han levantado la persiana de pvc, se han introducido en la vivienda y han salido despues a la calle levantando tranquilamente la puerta. Crios... pero con una insospechada facilidad, frialdad y arrogancia para hacer mal. Son expertos en acceder a viviendas ajenas, a plena luz del día, sabiendo que dento no hay nadie.

    Estaba la Guardía Civil tomando huellas cuando he llegado a casa de Paco, situada a menos de 100 metros de donde vivo. Su mujer estaba muy preocupada. Lógico. Paco disimulaba algo mejor el incidente. Son muy mayores y ya no estan para estos trotes. No se me despinten ustedes que estos chicos no descansan en Fiestas y pueden llevarse un sobresalto como el que esta mañana, a las diez, se han llevado Paco y Rosita. ¡A nadie que le pase!

El pasado año, a estas fechas, diez Policías Locales estaban de baja por enfermedad. Sí, he dicho bien: diez ¡de doce!, o sea 5 parejas. Al señor Mollá le hicieron el boicot - y de paso a todos- cuando el Alcalde recurrió, desafortunadamente, al virus ébola. No había buena relación. Solo quedaron en pie dos Policias -la misma pareja- y el Jefe para hacerle frente a la adversidad. En estos momentos, solamente tenemos dos Policías Locales de baja. ¡Va  mejorando pues la cosa!. ¿Lo curioso?...que estan de baja los que forman pareja. 

   Me acabo de enterar que estos dos Policías se iban a incorporar dentro de unos días pero...pero el médico no los ha debido de ver en condiciones para el trabajo y les ha vuelto a prorrogar la baja, a los dos. Algo no cuadra en la función pública que estoy seguro no ocurriría en la empresa privada. Espero que me llamen para explicármelo ...por si ando en un error. Yo, de medicina, la verdad, no entiendo mucho pero sí algo de Estadistica y de Cálculo de Probabilidades. Que diez, de doce, se pusieran enfermos y por parejas,  no siendo del ébola, como se pudo constatar, la probabilidad es cero. Por lo tanto ..algo raro había.
Felices Fiestas a todos los caudetanos.
Observen el hueco por donde han entrado a la vivienda.

Con respecto a las normas de restricción del uso de la polvora, esto es lo que puede leerse en el Saluda de la Comparsa La Antigua en el Programa de Fiestas.

  


     "...Queda ya poco tiempo para el comienzo de las fiestas patronales. Están siendo unas vísperas atípicas por los temas de pólvora, diana, licencias de armas y menores de edad. Desde la Directiva de La Antigua hemos querido aprovechar la ocasión para opinar públicamente y sin escondernos de estos temas que pueden llegar a afectar gravemente a nuestras tradicionales fiestas. Las opiniones de este artículo, es responsabilidad solamente de uno, y pido disculpas de antemano si algo de lo escrito es incorrecto o no es compartido por el lector.

    Admitiendo que la arcabucería es uno de los elementos más importantes dentro de nuestras fiestas patronales, herencia directa de las antiguas soldadescas que ya realizaban salvas a nuestra patrona, en los albores de nuestras fiestas. Es por ello posible afirmar que la arcabucería es ya parte de nuestra historia festera.

   Y al mismo tiempo es posible admitir que, año tras año, estamos perdiendo un poco de nuestras historia, de nuestra identidad y tradicion festera gracias al RD de 29 de enero de 1993 donde se considera a todos los arcabuces como armas de avancarga e indican que necesitan guía de permanencia y licencia de armas.
 Pero esta situación no es nueva, ya hace mucho tiempo que nuestros antepasados festeros encontraron dificultades para poder realizar las salvas a nuestra patrona, como se afirma en el siguiente párrafo, extracto de un artículo publicado el 15 de abril del 2013 por Templarios Albatera, (Historia y legislación de la arcabucería)

"...En 1707 Felipe V prohibía la utilización de pólvora para salvas, y posteriormente Carlos III, en 1771, por R.O. de 28 de septiembre prohibía la fabricación, venta y uso de fuegos y que no se puede tirar o disparar arcabuz o escopeta, cargados, con munición o sin ella. Pues bien, esta prohibición fue un duro revés a las salvas y a la arcabucería, pero la voluntad de los pueblos y su tradición fueron poco a poco y pueblo a pueblo consiguiendo autorización para volver a realizar salvas de arcabucería. 

Pasamos así muchos años hasta que en el R.D. de 24 de julio de 1981 un nuevo Reglamento de armas, como Carlos III, prohíbe la realización de salvas en vía publica y la tenencia de arcabuces y trabucos de salvas; y como se puede imaginar no se cumplió porque hacía teoricamente desaparecer las salvas tradicionales. 

     Despues de varias supensiones y parches, mediante el R.D. de 9 de marzo de 1983, aparece una modificación exclusiva amparando los arcabuces y trabucos de salvas que decía textualmente respecto a la prohibición de uso "Salvo en caso de festejos tradicionales en los que previa autorización del Gobierno Civil se podrán usar en lugares públicos únicamente con polvora", siendo una clara alusión a nuestros arcabuce y trabucos de salvas. 
Pasamos así unos años de relativa tranquilidad pero de nuevo el RD de 29 de enero de 1993 vuelve a la carga con el tema pues aparece un nuevo Reglamento de armas con más artículos en que se considera a todos los arcabuces como armas de avancarga e indican que necesitan guía de permanencia y licencia y, como Carlos III, vuelven a poner cantidad de trabas a las salvas tradicionales"

   Como podemos comprobar, las historia se repite, y ahora nos toca a nosotros el conseguir cambiar la historia otra vez. Tenemos que redoblar los esfuerzos y exigir a la UNDEF, que se supone defiende los intereses de todos los pueblos con fiestas de moros y cristianos, y no solamente los de los pueblos de la Comunidad Valenciana, el conseguir una vez por todas una reglamentación específica, realista y acorde a la arcabucería destinada a realizar salvas en honor de nuestra Patrona la Virgen de Gracia.

    Otro tema será el conseguir que nuestros menores, y bajo autorización de sus padres o tutores puedan seguir realizando estas salvas. ¿Cuantos caudetanos/as hemos sido Capitanes siendo menores de edad? ¿Y no corren parecidos peligros nuestros Volantes?. Alguien se imagina volantes con 18 años o más... lo de los Capitanes con más de 18 años vale, pero volantes con barba y/o signos de adolescencia? ¿Que os parecería?

   Si les quitamos a las familas festeras los Capitanes menores de edad, cuantas dejaran de hacer la fiesta (pongamos un 25 %) y si a los volantes por precaución le subimos la edad mínima de participación, sin llegar a que sean mayores de 18 años (pongamos un 50%) nos quedamos sin Fiestas pues el otro 25 % reservado a los abanderados y alférez, de los cuales cada vez más vamos rodando las banderas a menores de edad, nos queda tan solo un 10 % de familias que cumpliran con la reglamentación.

    Y si hablamos de la pólvora, casi me da hasta miedo hablar de este tema, si se cumplen los peores augurios a fecha de hoy (julio 2015) el reparto de 1 kilo por día y licencia echara para atrás a muchos participantes, pues además esta modalidad de reparto encarecerá el precio de la pólvora por los gastos en portes que se doblaran como mínimo.

¿Y las Dianas? ¿Nos las hemos cargado para siempre? Espero que no, y que en un par de años vuelvan los petardos, al ser posible los de mano. A algunos les gusta mucho las Dianas musicales, pero yo hecho mucho en falta las Dianas con los petardos de mano, que son casi inofensivos y muy divertidos de tirar aunque luego acabas con dolor de brazos.

   Quedan pocos días y espero, por el bien de nuestras Capitanías, que llevan todo el año preparando unas fiestas para ellos únicas e irrepetibles, que el tema del reparto de la polvora se quede en nada como otros años ha ocurrido. Lo de las Dianas habrá que dejarlo para otro año. Lo de las licencias y lo de la mayoría de edad para disparar tiene solución si la UNDEF termina de conseguir una reglamentación algo más light que la que tenemos actualmente.

   Espero que este Saluda crítico, pero realista a la vez, no afecte a los preparativos para las fiestas, sobre todo a nuestras importantes e imprescindibles Capitanías 2015, a las que les deseo lo mejor de lo mejor para estas Fiestas. Sol, ausencia de viento,  CERO INCIDENTES CON LA PÓLVORA, buenos ruedos de Banderas y Ruedas de Volantes, felices encuentros con familiares y amigos en las Capitanías, etc..etc..etc". 
FELICES FIESTAS A TODO EL PUEBLO DE CAUDETE.

       (Quien quiera disponer de 5 kg de pólvora, mañana tiene que presentarse en la Plaza de Toros acompañado de cuatro amigos o familiares que tengan carnet de conducir que previamente haya dado su nombre. La aglomeración de personal puede ser de antológía. Una forma de que cada vez la gente se anime menos a disparar ¡Absurdo!)




jueves, 3 de septiembre de 2015

El grupo musical "Los Yankis" amenizaron la cena de sobaquillo que los vecinos realizamos en la Plaza del Carmen con la colaboración de Miguel López, del restaurante "Café Mirenos".

Nos costó, pero al final lo conseguimos con la ayuda de Miguel López el repostero del "Café Mirenos". Los protagonistas fueron los vecinos de los alrededores de la la Plaza del Carmen que respondieron a la llamada de una cena de sobaquillo con el único objetivo de pasar un buen rato cenando, bailando y escuchándo música de época del grupo "Los Yanquis": Manuel guitarra rítmica, Andrés "el Dono" cantante, Pedro "el Yanki" solista, Juan a la batería y Villodres con la guitarra rítmica.

   A los cinco, agradecerles, en nombre de todos los vecinos, que tuvieran el gusto de amenizarnos la velada con canciones de Formula V, Julio Iglesias, Carlos Cano,  Gianni Morandi o Joaquin Sabina, entre otros muchos artistas, sin cobrarnos nada. Manolo el Gestor o Miguel Molina se descubrieron como unos grandes bailarines. Carmen Molina, la madre de Juanjo Martínez -uno de los organizadores- que aparece en la foto junto a dos amigas, me contó anécdotas de cuando era locutora en la Emisora Parroquial de Caudete, que nunca se debió cerrar. A todos ellos...¡enhorabuena! y hasta el año que biene. Tengan presente que sin música ....¡no hay fiesta! 
¡¡¡FELICES FIESTAS A TODOS!!!!