“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 3 de septiembre de 2018

Los "Reyes Católicos" daran nombre esta tarde al Jardín que hay junto al Castillo. Antonio Conejero ya mostró su desacuerdo "por los perjuicios que le acarrearon a Caudete Isabel y Fernando con Los Alhorines".

      Un poco de historia, nunca viene mal. Esta tarde, a partir de las 20:00 horas, la Corporación tiene previsto proceder al bautizo de varias calles y plazas. Una de ellas es darle el nombre de "Reyes Católicos" al Jardín que hay junto la Castillo. Este nombre se acordó en el Pleno celebrado en octubre del 2016  a propuesta de Rogelio Gómez Medrano. Fue aprobado por el PP, I.I. y Ciudadanos mientras que Ganemos y el PSOE, mas conocedores de la historia local, votaban en contra


      A Antonio Conejero Rodríguez, Presidente de la Asociación "Amigos de la Historia Caudetana", no le hizo mucha gracia el nombre de "Reyes Católicos". Así se lo manifestó en su día al Alcalde en los siguientes términos:

     "La decisión tomada en el Pleno del pasado 7 de octubre de poner el nombre de Reyes Católicos al Jardín del Castillo, me perece a mi una falta de respeto y una agresión a nuestra Historia a quienes con sangre la escribieron y a nuestros antepasados que padecieron y sufrieron el allanamiento de sus tierras, los rigores y la prepotencia de Castilla, frente a Caudete y el ya debilitado Reino de Valencia y, sobre todo, cuando Juan Pacheco y después su hijo Diego López Pacheco comenzaron a internarse en el valle de Los Alhorines y cuando poco después los Reyes Católicos se le cedían a Villena, junto con las Albarizas y La Encina dejando a Caudete como una isla del Reino de Valencia en Castilla.
¡Vaya forma de devolverles el favor!, cuando aquellos caudetanos antepasados nuestros pagaron penurias, vejaciones y desalojos de sus tierras incluso con agresiones físicas y con sus propias vidas.

Aquel conflicto o Pleito todavía hoy sigue sin resolverse teniendo su inicio en 1482 cuando Caudete presenta la demanda por la integridad de su territorio dentro del Reino de Valencia.

  Quiero y pido, como ciudadano y contribuyente, se admita mi total desacuerdo de esta decisión por unos hechos tan graves en la Historia de Caudete que aún todavía siguen vivas sus consecuencias"

     Por otra parte, Santiago Aguilar, concejal de Ganemos y Licenciado en Historia, aportaba información del Archivo Real de Valencia en la que la figura de Fernando el Católico no sale bien parado con respecto a la actitud que mostró con Caudete al arrendarle nuestra población a un amigo suyo, Guillem March.

     Ante este hecho, Diego de Torres -Baile General del Reino- le dice que siendo Caudete Villa Real "...es injusto que enajene sus rentas después de haber jurado que nunca lo haría, que la ruina de Caudete no era tal y que  March no pagaba las rentas desde hacía diez años". Un pájaro de cuentas, este March.

   El Hispanista Enry Kamen dice en su libro dedicado a Fernando II el Católico: "tanto él como César Borgia representaban para Maquiavelo no "la violencia propia del león", sino el "engaño propio del zorro", ya que, refiriéndose al rey aragonés, "no hace más que predicar paz y fidelidad y es muy enemigo de la una y la otra y, tanto una como otra en el caso de que las hubiera respetado, le habrían quitado más de una vez, no sólo la reputación, sino también el Estado". No hay que olvidar que el florentino Nicolás Maquiavelo le dedicó su libro "El Príncipe".

      Esta es la información que aportaba Santiago Aguilar:

     El Rey, Fernando II de Aragón, declara que ha donado las rentas reales  de la Villa de Caudete a Guillem March, a través de un documento de cesión fechado el 30 de agosto de 1500. Enumera en dicho documento los bienes arrendados como “molins, forns e otres coses…que están en total royna”.  Ordena a D. Diego de Torres que viaje a Caudete a testificar si esta situación es real, asimismo dice que ha escrito a la ciudad de Valencia para que presten la ayuda necesaria.

   El Rey Fernando II adjunta a la cesión a Guillem March en Caudete “una casa real llamada recollida, otro horno, las escribanías de la bailía y justicias…”,  pero el Baile General del Reino, Diego de Torres, suspende la ejecución del privilegio como medida cautelar mientras se examinan los registros del Patrimonio Real para buscar precedentes.

     Le informa al Rey que, siendo Caudete Villa Real con todos sus privilegios es injusto que enajene sus rentas, mucho más después de haber jurado él mismo Rey que nunca lo iba a hacer. Asegura que la situación es ilegal, por lo que recurrirá a las Cortes. También declara que no es cierta la ruina de Caudete y que como March es el arrendador de las rentas de los últimos diez años, la responsabilidad de la situación de los servicios es suya, debiendo además la mayoría de los arriendos de esos años ¿????


   En 1502 se llegará a un acuerdo por el que se nombra con carácter vitalicio a Jaume March, heredero de Guillem, Alcaide del Castillo de Caudete y Batlle de la Villa, con sueldos pagados por los vecinos de esta. Además se le concede el arriendo de las rentas reales.(Esto se notifica en diferentes documentos. Todos están en el Archivo Real de Valencia, en la sección Maestre Racional)"


Tras lo expuesto, los que aprobaron darle este nombre al jardín junto a la muralla del Castillo deberían haber reflexionado antes de embarcarse en este acto. Han tenido tiempo de sobra para haberse documentado y haber tomado una decisión mucho más acertada a los acontecimientos históricos.



Si Andrés Bañón Martínez y Jesús Sánchez Díaz levantaran la cabeza, se llevarían un disgusto muy gordo... ¡con lo que ellos han escrito en contra de la actitud de Fernando e Isabel por no haber movido un esparto en defensa de las reclamaciones de Caudete a Villena por el paraje de Los Alhorines.
















viernes, 31 de agosto de 2018

Los protagonistas de la fiesta en 1968 a través de las páginas del Programa de Fiestas. José Brotons Espì era el Alcalde y la Reina de Fiestas Angelita Bañón Solera.

Comparando el Programa de Fiestas 2018 con el de hace 50 años vemos  un cambio espectacular en todos los aspectos a la hora de celebrar nuestras queridas fiestas Patronales de Moros y Cristianos en honor de la Virgen de Gracia y  San Blas.. Sobre todo... en lo tocante a  las imágenes.  Hace medio siglo, el Programa tan solo llevaba 21 fotografía y el de este año más de 300 y a todo color. El Alcalde, en 1968, era el médico José Brotons. Espí.

        Brotons había sustituido en la Alcaldía a José Puche Soriano y duró en el cargo menos que un caramelo en la puerta de una escuela. Fue, por decirlo de alguna manera, un Alcalde atípico y algo díscolo. De esos que no se ajustaban  "a las normas" que en aquellos momentos marcaban José Requena, Director de la Caja de Ahorros del Mediterráneo y Manuel Flores, Secretario de la Hermandad de Labradores.

      A propuesta de estos dos señores, que eran los que realmente controlaban el patio político, el Gobernador Civil cesó a Brotons que apenas  estuvo un año en la Alcaldía nombrando como sustituto a un pariente suyo: Manuel Herrero Amorós. Brotons sería, años más tarde,  uno de los promotores de la constitución de la Asociación de Comparsas presidiéndola desde 1977 hasta 1984 sustituyéndole en la dirección Manuel Bañon. El primer Presidente, y por un año, fue Francisco Requena Requena.

El Programa no recoge, como lo hace en otros, el saluda ni la foto del Alcalde, ni la del Gobernador Civil, Obispo y Presidente de la Diputación. Tan solo la de Francisco Franco. La portada es un dibujo de Juan Bordallo ya que no se celebraban concursos de Carteles ni para el Programa ni para anunciar la Fiesta. Se imprimió en la imprenta que Manuel Bañón tenía en la calle Sacramento.

La Reina fue Angelita Bañón Solera. En 1965,  la Comisión de Fiestas Municipal nombró a la primera Reina. A través de los patrocinadores  también podemos apreciar el desarrollo económico y social de nuestro pueblo. Llama la atención el anuncio de un utensilio de cocina que supuso una revolución en la alimentación: las ollas a presión, "de pito", que vendía  "Electrodomésticos Molina" de la marca "Magefesa". José Conejero Serrano promocionaba "máquinas de trillar".


Desde entonces, hemos mejorado en muchos aspectos laborales y económicos (influyó ¡y de que manera! que los caudetanos abandonaran el campo para tender yeso en la costa) pasando de unas Fiestas austeras y tradicionales a otras multitudinarias y populares que obliga a que se asocien varias familias para poder afrontar los altos costes que supone, hoy en día, "hacer la Fiesta". 

     Hemos ganado en espectacularidad -la evolución de los Programas lo refleja perfectamente- mientras que por el camino hemos ido perdiendo la esencia  popular de nuestras fiestas ante la proliferación de guaridas y una progresiva pérdida de autoridad de la Asociación de Comparsas como institución organizadora.

   Dentro de un desfile serio ¡no deberían ocurrir los botellones que se celebran en la calle Mayor, el día de La Entrada!, ni el que se produce a mitad  del desfile de La Enhorabuena. La institucionalización de estos dos hechos da muestras de la excesiva permisividad de unos y otros. Esto, queridos festeros, no suma puntos a la hora de solicitar la declaración de Fiesta de Interés Nacional. Más bien todo lo contrario. Les dejo con el Programa de Fiestas de 1968 para que lo comparen con el de este año. Que pasen ustedes unas felices fiestas.

(La impagable tarea de digitalización de documentos que viene realizando la "Asociación de Amigos de la Historia Caudetana "me ha permitido realizar esta crónica. Enhorabuena por el trabajo de divulgación que vienen realizando, en especial su Presidente, D. Antonio Conejero)