“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 3 de septiembre de 2018

Los "Reyes Católicos" daran nombre esta tarde al Jardín que hay junto al Castillo. Antonio Conejero ya mostró su desacuerdo "por los perjuicios que le acarrearon a Caudete Isabel y Fernando con Los Alhorines".

      Un poco de historia, nunca viene mal. Esta tarde, a partir de las 20:00 horas, la Corporación tiene previsto proceder al bautizo de varias calles y plazas. Una de ellas es darle el nombre de "Reyes Católicos" al Jardín que hay junto la Castillo. Este nombre se acordó en el Pleno celebrado en octubre del 2016  a propuesta de Rogelio Gómez Medrano. Fue aprobado por el PP, I.I. y Ciudadanos mientras que Ganemos y el PSOE, mas conocedores de la historia local, votaban en contra


      A Antonio Conejero Rodríguez, Presidente de la Asociación "Amigos de la Historia Caudetana", no le hizo mucha gracia el nombre de "Reyes Católicos". Así se lo manifestó en su día al Alcalde en los siguientes términos:

     "La decisión tomada en el Pleno del pasado 7 de octubre de poner el nombre de Reyes Católicos al Jardín del Castillo, me perece a mi una falta de respeto y una agresión a nuestra Historia a quienes con sangre la escribieron y a nuestros antepasados que padecieron y sufrieron el allanamiento de sus tierras, los rigores y la prepotencia de Castilla, frente a Caudete y el ya debilitado Reino de Valencia y, sobre todo, cuando Juan Pacheco y después su hijo Diego López Pacheco comenzaron a internarse en el valle de Los Alhorines y cuando poco después los Reyes Católicos se le cedían a Villena, junto con las Albarizas y La Encina dejando a Caudete como una isla del Reino de Valencia en Castilla.
¡Vaya forma de devolverles el favor!, cuando aquellos caudetanos antepasados nuestros pagaron penurias, vejaciones y desalojos de sus tierras incluso con agresiones físicas y con sus propias vidas.

Aquel conflicto o Pleito todavía hoy sigue sin resolverse teniendo su inicio en 1482 cuando Caudete presenta la demanda por la integridad de su territorio dentro del Reino de Valencia.

  Quiero y pido, como ciudadano y contribuyente, se admita mi total desacuerdo de esta decisión por unos hechos tan graves en la Historia de Caudete que aún todavía siguen vivas sus consecuencias"

     Por otra parte, Santiago Aguilar, concejal de Ganemos y Licenciado en Historia, aportaba información del Archivo Real de Valencia en la que la figura de Fernando el Católico no sale bien parado con respecto a la actitud que mostró con Caudete al arrendarle nuestra población a un amigo suyo, Guillem March.

     Ante este hecho, Diego de Torres -Baile General del Reino- le dice que siendo Caudete Villa Real "...es injusto que enajene sus rentas después de haber jurado que nunca lo haría, que la ruina de Caudete no era tal y que  March no pagaba las rentas desde hacía diez años". Un pájaro de cuentas, este March.

   El Hispanista Enry Kamen dice en su libro dedicado a Fernando II el Católico: "tanto él como César Borgia representaban para Maquiavelo no "la violencia propia del león", sino el "engaño propio del zorro", ya que, refiriéndose al rey aragonés, "no hace más que predicar paz y fidelidad y es muy enemigo de la una y la otra y, tanto una como otra en el caso de que las hubiera respetado, le habrían quitado más de una vez, no sólo la reputación, sino también el Estado". No hay que olvidar que el florentino Nicolás Maquiavelo le dedicó su libro "El Príncipe".

      Esta es la información que aportaba Santiago Aguilar:

     El Rey, Fernando II de Aragón, declara que ha donado las rentas reales  de la Villa de Caudete a Guillem March, a través de un documento de cesión fechado el 30 de agosto de 1500. Enumera en dicho documento los bienes arrendados como “molins, forns e otres coses…que están en total royna”.  Ordena a D. Diego de Torres que viaje a Caudete a testificar si esta situación es real, asimismo dice que ha escrito a la ciudad de Valencia para que presten la ayuda necesaria.

   El Rey Fernando II adjunta a la cesión a Guillem March en Caudete “una casa real llamada recollida, otro horno, las escribanías de la bailía y justicias…”,  pero el Baile General del Reino, Diego de Torres, suspende la ejecución del privilegio como medida cautelar mientras se examinan los registros del Patrimonio Real para buscar precedentes.

     Le informa al Rey que, siendo Caudete Villa Real con todos sus privilegios es injusto que enajene sus rentas, mucho más después de haber jurado él mismo Rey que nunca lo iba a hacer. Asegura que la situación es ilegal, por lo que recurrirá a las Cortes. También declara que no es cierta la ruina de Caudete y que como March es el arrendador de las rentas de los últimos diez años, la responsabilidad de la situación de los servicios es suya, debiendo además la mayoría de los arriendos de esos años ¿????


   En 1502 se llegará a un acuerdo por el que se nombra con carácter vitalicio a Jaume March, heredero de Guillem, Alcaide del Castillo de Caudete y Batlle de la Villa, con sueldos pagados por los vecinos de esta. Además se le concede el arriendo de las rentas reales.(Esto se notifica en diferentes documentos. Todos están en el Archivo Real de Valencia, en la sección Maestre Racional)"


Tras lo expuesto, los que aprobaron darle este nombre al jardín junto a la muralla del Castillo deberían haber reflexionado antes de embarcarse en este acto. Han tenido tiempo de sobra para haberse documentado y haber tomado una decisión mucho más acertada a los acontecimientos históricos.



Si Andrés Bañón Martínez y Jesús Sánchez Díaz levantaran la cabeza, se llevarían un disgusto muy gordo... ¡con lo que ellos han escrito en contra de la actitud de Fernando e Isabel por no haber movido un esparto en defensa de las reclamaciones de Caudete a Villena por el paraje de Los Alhorines.
















7 comentarios:

  1. Aunque hubiesen cubierto Caudete en oro la decisión es ridícula. Estamos en 2018 y ponemos a una plaza el nombre de reyes de hace 500 años. Obviamente la decisión no es casual, sino que forma parte de una manera de entender la historia y el pasado de la tierra que pisamos... "Una nación con 500 años de historia", jeje (cada vez que un político la dice a los profesores de historia les pitan los oídos).
    No hay escritores, científicos, políticos demócratas que merecen más nuestro homenaje?

    ResponderEliminar
  2. Con lo sencillo que es llamar a ese parque como todo el mundo lo llama "Parque de La Muralla" Por cierto si no recuerdo mal lo de Reyes Catolicos fue idea de un ciudadano, mas bien la idea era Parque Rey Fernando o algo asi. En cualquier caso, tanto el que lo propuso, como la decisión politica aprobada es absurda tal y como dice el anonimo de los 12:21 tenemos tanta gente para poner una calle y se la ponemos a quien ni nos va ni nos viene, Parque de La Muralla y menos tonterias. Los politicos os ganais a pulso muchas veces que pensemos que sois ignorantes y tontos.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto que valores de los Reyes Católicos han llevado a este cambio de nombre. No se me ocurre ninguno acorde con la sociedad actual.

    ResponderEliminar
  4. Pretender hoy justificar el nombre de un espacio público por "lo buenos o lo malos" que fueron determinados reyes,(aún pertenecientes a la Edad Media cuando hablamos del Tratado de Almizra, origen de toda esta controversia)con determinados territorios me parece bastante ingenuo.
    Caudete era musulmán y Jaime I, saltándose a la torera acuerdos previos, lo reconquistó de su parte justificando así incumplimientos por parte del rey castellano Fernando III y su hijo el futuro Alfonso X.Y así podríamos continuar hasta el primer Borbón, Felipe V, cuyos partidarios ganaron la Batalla de Almansa.
    ¡¡¡Menos mal!!! que a nadie se le ocurrió la idea de ponerle al parque el nombre de este rey, por otra parte, el inmediatamente anterior secuencialmente al actual Felipe VI.
    Mejor hubiera sido denominar el espacio de que se trata Parque de El Real, como toda la vida se ha llamado ese paraje, en base a la creencia de que acampó sus reales por la zona el entonces Príncipe Alfonso cuando el tratado de Almizra.
    Pero claro, le estaríamos dando el nombre por que acampó por allí un rey castellano, tan malos con nosotros... No, no , tampoco.
    ¿Entonces?
    Yo abogo por "El Real", pero ante tanta polémica, ¿por qué no se le denomina "Parque de la muralla de Abenzoar"? Último dueño de la zona antes de La Reconquista, personaje de ficción, ni bueno ni malo, sin nada que achacarle,...
    Esa si sería una manera de reivindicar el nombre de uno de los principales personajes de nuestros Episodios Caudetanos y no la de que ya tengan dedicadas calles y jardines casi tan decrépitos como los de la Moncloa en el paraje de la "Lomica del Chocha".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los nombres de las calles y espacios pùblicos se ganan por los hechos propongo "parque de la INseguridad ciudadana" en honor a los "ineptos" que pasan por el ayuntamiento en diferentes cargos(que son unos pocos).

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo con lo expuesto en los comentarios anteriores, pero que se puede esperar?

    ResponderEliminar
  6. En parte coincido con el desacuerdo de los comentarios... Tenemos personajes históricos muy importantes en caudete.... Como Don Luís Golf... Con un parque-paseo para el solo y es el gran desconicido. Yo propondria Rey Jaime I. Reyes catolicos con lo que perjudico a Caudete lo veo de risa, pero visto que cualquier ciudadano puede proponer calles..

    ResponderEliminar