“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 12 de julio de 2018

El poste que Juan Carlos I ordenó que se retirara ante la negativa de Iberdrola. Estaba en medio de la calle que más tarde sería Atleta Antonio Amorós. ¿Quien dice que la Monarquía no sirve para nada?

       Esta historia ocurrió hace  43 años. En la década de los 70, Caudete había iniciado un imparable despegue urbanístico hacia el Sur-Este. Una de las acometidas de Energía Eléctrica la había colocado Iberdrola, unos años antes, en medio de una calle que más tarde se bautizaría con el nombre de Atleta Antonio Amorós. Se había realizado un bloque de viviendas y en medio de la calle había quedado un poste  tal y como aparece en el dibujo.

      Iberdrola no estaba por la labor de retirarlo sino le pagaban un montón de miles de duros de los de entonces. Las reuniones con la Compañía eran infructuosas. Los vecinos que se habían mudado al nuevo edificio estaban aburridos del poco éxito que tenían sus quejas.

    A uno de ellos, Juan Rey Pérez, se le ocurrió una brillante idea. Era diciembre de 1975 y hacía tan solo unos días que Juan Carlos había sido nombrado Rey de las Españas. En representación del resto de afectados, Juan le mandó una carta y unas fotos de la situación. Unos días después, el Marqués de Mondéjar, Jefe de la Casa Real, mandaba una carta con el membrete del Rey: "en breve tendréis noticas".

    No había transcurrido un mes cuando Juan Carlos I les mandó otra que  les decía a los vecinos: "en breve, el poste será retirado". ¡Y así fue!. Lo que parecía imposible de resolver con Iberdrola, gracias a la mediación del Monarca, quedó solucionado en menos de un mes.

     ¿Quién dice que la Monarquía no sirve para nada? ¡Poco agradecidos que están los vecinos al padre del actual Rey por el interés que se tomó! Me estoy planteando poner a su hijo al corriente de la falta de seguridad que padecemos los caudetanos, que los perros acampan a sus anchas por las calles y del incumplimiento de las Normas Urbanísticas por falta de control.

    Le  aclararé, al que presuntamente acusan ahora de cobrar una comisión por mediar en la construcción del AVE de Medina a la Meca, que el malo suele ser el que denuncia mientras que al infractor lo canonizan aunque instale una Almazara en Suelo Urbano de Uso Residencial.  Ya me lo decía mi madre: lo mejor es comer y callar.

           No. No es edificante que el Equipo de Gobierno no se moje en una materia ….que a todos afecta. Tener conocimiento y no haber abierto a estas alturas un expediente de infracción urbanística es dejadez de funciones. La suerte que tienen es que la oposición no acaba de ver el alcance del desprestigio político que supone para un Alcalde, que es Arquitecto Técnico, "no actuar para reponer la legalidad urbanística". Sin querer, o queriendo, le están salvando el culo.

    Por otra parte,  también soy muy...muy, pero ¡muy consciente! de que el Urbanismo y el Patrimonio, a la sociedad caudetana, les importa una auténtica higa.



2 comentarios:

  1. Correcto, el mejor artículo hasta este momento

    ResponderEliminar
  2. Para el tema información de seguridad en el pueblo, he encontrado un grupo Telegram con consejos, https://t.me/caudeteseguro

    ResponderEliminar