“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 24 de julio de 2017

Estaba previsto demoler el edificio de la Plaza del Carmen pasadas la Pascuas, pero ahí continúa en pié. ¿Se tira o no se tira?, ¿corre peligro?, ¿hay orden y fecha de demolición?

    Después de que el "Morgull" dejara de funcionar en abril me dijeron que estaba previsto su demolición después de Pascuas. Han pasado casi tres meses y el edificio sigue en pie. Creo que procede preguntar qué tipo de ruina se declaró, si había fecha limite para demolerlo, si se están cumpliendo esos plazos y si realmente corre peligro o no para los ciudadanos. 
     
  Este inmueble, de estilo neoclásico, lo levantaron a finales del siglo XIX los padres de Antonia de Teresa y Beltrán hermana de Paco, de mote "el Bomba". Luis Estañ, médico de profesión, heredó la planta primera. En la planta segunda había dos pisos. Uno de ellos lo heredó D. Antonio Pascual de Teresa y sus tres hermana Fuensanta, Josefina y Mª Gracia. El otro es propiedad de una sobrina de D. Antonio. La planta baja le correspondió al cura y a sus hermanas.

 Antes de instalarse el Banco Vizcaya, la planta baja se destinaba a Salón de Juegos, sobre todo el billar. Había una entrada muy amplia que daba a la calle Santa Barbara San Antonio con una escalera que comunicaba las dos plantas, similar a la de la Casa de la Cultura.

      En un lateral, junto a la fuente, vivían Mercedes y Manolo, los porteros de la casa. En 1945,  Francisco Solera Bañón "el Pollo", (el que montó el Bar París) compró la casa colindante donde antes había una Farmacia. Sus hijas, Maruja y Fina, son las actuales propietarias. En el solar de la esquina con Santa Barbara hubo una Ferretería, propiedad de Antonio Sánchez y su hermana Vicenta. Los hijos de Sivó son los actuales dueños del solar.

  La casa que da fachada a la calle Santa Barbara era de Antonio el Correchero. Hoy la propiedad es de su nieta Salvadora Solera Gisbert. En un rincón de la casa, Antonio tenía un pequeño taller donde trabajaba el cuero. De ahí el mote. Se le conocía como taller de los correcheros.

Antes de emplazarse en la Casa colindante, la de los Cortinas, en la segunda planta, con fachada a la calle Santa Barbara, estuvo la Notaría donde ejerció D. José Grau Soto. Un señor mayor tropezó al bajar por la escalera que era muy angosta y sin compensar, y murió. Esto ocurría hace 60 años.

    Hace 25 tuvieron que reforzar la estructura del edificio con tirantes metálicos en la segunda planta al detectarse cierto desplome de los muros de fachadas por el empuje de la cubierta. No. No esta protegido por lo que solo se puede rehabilitar o demoler, junto con las dos viviendas colindantes que están deshabitadas y casi en peor estado. 

Hace tan solo 12 años, esta manzana hubiera tenido veinte novios. Tratándose de un céntrico solar... hoy no tiene ninguno. La crisis, sumada a la vejez de estos edificios y la de sus propietarios y a la falta de mantenimiento esta dejando el centro del pueblo desolado. Desde el año pasado, a las guerrillas no les dejan disparar al llegar a su altura.

 El edificio La Sala (calle José Ruiz Ruiz), cuyo propietario es la Fundación, hubo que desalojarlo deprisa y corriendo. De esto hace 12 años y todavía esta en pié. No se trataba pues de ruina técnica. Hay dos tipos más: económica y urbanística que no eran el caso. ¿Es posible que el edificio de la Plaza corra la misma suerte?. Ya veremos.










3 comentarios:

  1. Son las 2:30 de madrugada del día 6 de septiembre, la retreta está en pleno auge, capitanías, amigos, músicos, acompañados de una muchedumbre llena de alegría tras el comienzo de la imparable fiesta, inunda la zona junto a este inmueble, ya en la tarde del día anterior un vecino alerta a los servicios de seguridad que ha oído el crujir y la caída a la malla instalada de algún cascote, pero todo sigue como hasta ahora. Cuando una de las bandas empieza a entonar uno de las marchas más demandadas en esa noche. Alcohol. Alcohol, hemos venido……..

    Dos de las fachadas principales, junto a la cubierta y 2 forjados se vienen abajo atrapando en la calle contigua a más de 56 personas, los gritos de pánico y los gestos de desesperación son más que evidentes, mezclados con el caos y la pesadumbre, de inmediato el 112 activa a los equipos de emergencia de Castilla la Mancha pero viendo el desborde de la situación piden colaboración a la Comunidad Valenciana y región de Murcia. Automáticamente todos los medios en el lugar empiezan con tareas de rescate, desescombro y atención in situ de heridos, se crean varias áreas de atención por orden de gravedad de los heridos, los sanitarios no dan abasto, mientras las ambulancias siguen camino de los hospitales de Almansa, Yecla y Elda. Mientras los bomberos, Almansa, Villena y Yecla, se afanan en seguir rescatando cuerpos de entre los escombros.

    Al día siguiente somos portada informativa en todos los medios nacionales y en algunos internacionales.

    ResponderEliminar
  2. Joaquín, sigo esperando que publique el comentario que le envié ayer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe pero no me ha llegado o se me ha traspapelado.

      Eliminar