“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

viernes, 2 de junio de 2017

Reproducción del artículo de la vuelta al mundo de Francisco Díaz Martinez en el "Juan Sebastian Elcano" con motivo del "300 Aniversario de la Real Compañía de Guardiasmarinas." 1717-2017

        
        He recibido el dossier que me ha mandado Francisco Díaz con motivo del "300 Aniversario de la Real Compañía de Guardiasmarinas". Impresionante. Voy a reproducirles el artículo que le hice hace unos cuantos años con motivo de su jubilación como Capitán de Navío. Hace 45 años Paco le dio la vuelta el mundo en el Juan Sebastian Elcano, 450 años despues de que el marino vasco demostrara que la tierra era redonda.

        "Francisco Díaz Martínez ingresó en la Armada como marinero voluntario, en julio de 1962. Entre 1971-72  da la vuelta al mundo en el Buque-Escuela Juan Sebastián Elcano como parte de sus estudios en la Escuela Naval Militar en Marín (Pontevedra) que llevó a cabo desde agosto de 1969 hasta julio de 1974. Pasó al retiro hace tres años como Capitán de Navío, después de casi cuarenta y ocho años de servicio activo y haber estado en numerosos destinos de embarque y en otros en tierra, en España y el extranjero.

                    De haber nacido en Cartagena, El Ferrol o en Cádiz, o de haber tenido antecedentes familiares, estaría justificada su profesión. Lo que sí debía tener nuestro protagonista era un elevado espíritu aventurero para salir de su pueblo con 17 años en dirección a San Fernando (Cádiz) como voluntario a la Marina. Pudo haber elegido otra profesión, pero se decantó por la Armada a la que ha dedicado casi medio siglo con una brillante trayectoria profesional, retirándose como Capitán de Navío.

 Cuando hace unos años me animó su sobrina Mª Teresa a subir en globo, me sorprendió encontrarme como compañera de viaje a la hermana de Paco, Lolita, ¡con más de 70 años! Está claro que el amor a la aventura y a lo desconocido es una constante en esta familia que conozco desde hace más de 50 años, ya que vivían enfrente de casa de mi abuela, en la calle Las Eras. Su padre, Francisco Díaz Herrero, no tenía nada que ver con el Ejército y menos con la Marina. Era sastre. 

                     Pero con Francisco no acaba  la inclinación a la Marina: de seis hijos que tiene, los cuatro varones son  oficiales del Cuerpo General de la Armada, dándose el hecho insólito de que hayan coincidido con su padre en el Servicio Activo. Es un caso excepcional que lo convierte en el forjador de una dinastía dentro de la Armada. 

Francisco Díaz  nace en Caudete en 1945. Su primer contacto con la Armada será a través de un folleto informativo procedente del entonces Ministerio de la Marina que cayó en sus manos justo cuando terminaba el bachillerato, en el verano de 1962.  Por entonces se estaba realizando una campaña en TVE que, bajo el epígrafe “Muchacho: la Marina te llama”, que brindaba a la juventud la posibilidad de ingresar y formar parte de una institución poco conocida pero de sobra atractiva.

 Casi todos sus amigos de la pandilla estudiarán Magisterio o irán a la Universidad (Paco Grande, José Cremades, Paco Serrano, Antonio y Daniel Requena, Luis Quinquer, Alberto Gerada....)  Sólo Paco se embarca en la aventura de buscar otras metas en lo desconocido y lejos de su tierra natal.
                    Con motivo de cumplir el 40º Aniversario del ingreso en la Escuela Naval Militar, el 16 de agosto de 1969, el Ministerio de Defensa publicó un libro, que lleva por título “Aventuras y Desventuras de la Brigada del 69 (cinco años son nada, cuarenta ¡una pasada!)”.

    En él se cuentan las anécdotas  y vivencias  de la Brigada del 69, a la que Paco pertenece, desde que cruza con sus compañeros la puerta de “Carlos I” en la ENM, hasta la salida de la Escuela en agosto de 1974 como Alférez de Navío. Este libro  terminó de maquetarse e imprimirse en junio del 2009 bajo la dirección de Francisco Díaz que en cuarenta años ha ascendido de Alférez a Capitán de Navío.

 La parte más interesante es aquella en la que se narran las peripecias de la circunnavegación a bordo del Buque-Escuela Juan Sebastián  Elcano desde que se hicieron a la mar en Cádiz, el 15 de noviembre del 71 hasta su regreso a Marín el 14 de agosto de 1972 después de haber navegado 34.020 millas surcando las aguas de tres océanos durante 215 singladuras.
                                       Países y puertos que visitaron
                      Cuando Paco vinía a Caudete de permiso en verano nos contaba historias del viaje. Teníamos 20 años y se nos pasaban las horas muertas a todos los amigos oyéndole contar un sinfín de anécdotas de un viaje nada menos que alrededor del mundo en un barco impulsado, en parte, por la fuerza del viento. ¡Soñábamos!, oyendo a Paco.

       Habían salido de Cádiz y finalizado el viaje en Marín después de haber realizado escalas en Las Palmas, Santo Domingo, Balboa (Panamá), Los Ángeles, Honolulu, Tokio, Manila, Bangkok, Singapur, Diego Suárez (Madagascar), Ciudad del Cabo, Santa Elena (donde fue desterrado y murió Napoleón), Mindelo (en las islas de Cabo Verde) y Funchal (Madeira), tras navegar un 38% a vela, 31 % a motor y un 31 % de forma mixta. Hacía 50 años que el Juan Sebastián Elcano no había dado la vuelta al mundo. Paco recuerda aquel viaje como “una experiencia maravillosa y única”.
     El Capitán de Navío Díaz Martínez posee un amplio historial profesional. Su último destino fue el de Jefe del Centro de Ayudas a la Enseñanza y de la Universidad Virtual Corporativa de la Armada, en la Dirección de Enseñanza Naval, en Madrid.

 Durante su carrera ha servido en numerosos destinos a flote y en tierra. Entre los primeros merecen destacarse los de Oficial de Artillería en el Destructor ”Oquendo” y en la Fragata “Asturias” y de Oficial de Electrónica, de Derrota y Jefe de Operaciones en el Destructor “Churruca” y en las Corbetas “Centinela” y “Diana”. Fue Comandante del Patrullero “Villaamil” y finalmente Segundo Comandante de la Fragata “Reina Sofía”, de la cual fue así mismo Comandante de Quilla durante su construcción. 

En tierra ha estado destinado en el Cuartel de Instrucción de Marinería de Cartagena, en la Escuela de Transmisiones y Electricidad de la Armada, en Vigo, Escuela de Informática de la Armada de Madrid, en el Centro de Programas Tácticos de Cartagena, Escuela de Guerra Naval, Estado Mayor de la Armada, Estado Mayor Conjunto de la Defensa (EMACON) y en la Escuela Superior de las FAS, estos últimos destinos en Madrid.
                                       El Juan Sebastian Elcano
              Su amplia experiencia en el extranjero comprende, por un lado, su destino como profesor en la Escuela de la OTAN en Oberammergau (Alemania) durante tres años. donde fue Director de uno de sus Departamentos y titular de varios de sus cursos.

 Participó así mismo como Instructor y Director de Curso en los “Mobile Training Teams” enviados por dicha escuela a EE. UU., Rumanía, Hungría y Polonia, en el caso de estos tres últimos países, con motivo de su preparación para su ingreso en la OTAN. Antes de ser destinado a la Dirección de Enseñanza Naval, y tras su paso por el EMACON, estuvo otros tres años en la OTAN, como jefe de la Sección de Infraestructura en el Cuartel General del Mando Aliado de la OTAN (SACT) en Norfolk, Virginia (EE.UU.)
También es Diplomado en Guerra Naval, Especialista en Electrónica, Analista de Sistemas Integrados, habiendo además efectuado diversos cursos profesionales, entre ellos el de “Alta Gestión y Administración de Recursos de la Defensa” y el de “Capacitación para los empleos de General y Almirante”; ha formado parte de varios grupos de trabajo OTAN y participado en varios seminarios Nacionales e Internacionales.

  Como complemento de su experiencia internacional ha embarcado, como Oficial de Enlace y Observador, en buques de las Marinas de los EE.UU., Italia y Marruecos. Está en posesión de diversas condecoraciones nacionales y extranjeras. Impresionante currículum el de Paco, producto del  esfuerzo, espíritu de sacrificio, estudio  y tesón.

             Está casado con Mª Teresa, pontevedresa y verdadera "alma mater" de su familia, sin la cual nada de esto habría sido posible, incluidos los 18 cambios de residencia que han tenido que realizar. Cuatro de sus seis hijos, como ya dije, están en la Armada y sus dos hijas viven en Madrid: una es profesora de Enseñanza Infantil y la menor es Abogado.

 Actualmente vive, una vez retirado,  en Pontevedra y se dedica a la arboricultura y a viajar a los lugares donde viven sus hijos, para ayudar en el cuidado de los trece nietos que tienen en la familia. Siempre que tiene un hueco, uno de los viajes obligados es a Caudete a visitar a su hermana Lolita, sobrinos y amigos.  Para acabar les diré que hace un par de días  almorcé en el Bar  Los Mirenos con dos Pedros: Pedro el Tomate y Pedro Sánchez Algarra.
Delante del Buda en Kamayura (Japón)
El ex alcalde, asiduo lector de mi blog, me preguntó qué llevaba entre manos. Le dije que estaba acabando un artículo de  la vida y obra de Paco Díaz.  Se llevó  mucha alegría ya que se acordaba de él cuando era alumno, junto con su mujer Joaquina Martinez y otros como José Cremades, Antonio López Cantos... de  D. Julian Huesca, antiguo seminarista, culto, experto en latin y griego y que tenía una Academia en la calle Paracuellos de la Vega.  

Quien fuera Alcalde de Caudete en la década de los 70, calificó a  Paco de persona extrovertida, amable, inquieta, atenta y educada, amigo de sus amigos y amante de Caudete, su gente y de sus tradiciones.  Me contaba su hermana Lolita -tienen que saber ustedes que Paco adora a su hermana- que todos los años, el día 7 de septiembre y mas o menos a la misma hora, recibe una llamada por teléfono de su hermano, desde la parte del mundo en que se encuentre, para saludarla y pedirle que le oriente el auricular a la calle para escuchar los tiros.  

  No. No tenemos bautizada ninguna calle con su nombre, ni es hijo predilecto de la Villa. No me cabe la menor duda, que Caudete tiene una deuda con este insigne personaje y que habrá que ir pensando en saldarla. 
                                                 
 Meridiana
Salida de Cadiz 
 El Juan Sebastián Elcano
 
                                                   Mascarón de proa del Buque-Escuela


                                             Subida a los palos.
                             
                                          Paco Díaz, undécimo de su promoción
                                                                          













                                Engalanado en el día del Carmen
                      Ofrenda al Monumento a Legazpi y Urdaneta, Manila
                                         En Hollywood , Los Ángeles
 
                                           Subida a los palos
                                                                                                                               
            En las  fotos siguientes, pueden  ver a tres de los hijos de Francisco Díaz, Chisco -Francisco en gallego-,  Teniente de Navío,  Antonio, Profesor de la Escuela Naval y que iba en el Portaaviones con sus alumnos y Tete -Teresa en gallego- profesora de ingles en Madrid. 

Los tres estuvieron presentes en la Jura de Bandera Civil que tuvo lugar en el puerto de Alicante, el 30 de junio del pasado año, a bordo del Portaaviones "Juan Carlos I". Las fotos me las ha propocionado Mª Teresa,  sobrina de Díaz, que formaba parte del grupo de caudetanos  que ese día Juró Bandera denominado "Amigos de la Armada de Caudete". En la primera foto aparecen 5 de los 13 nietos que tiene Francisco Díaz.
                                                                                                                                                       
                                                              
                                                                                         
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario