“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 19 de junio de 2017

Imágenes de la Procesión del Corpus Chisti una de las más antiguas que celebra la Iglesia Catolica. Fue en Lieja, el año 1246, cuando se celebró por primera vez.

El Corpus Christi  es una fiesta de la Iglesia Católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole públicamente el culto de adoración el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés 

La fiesta surgió en la Edad Media, cuando en 1208 la religiosa Juliana de Cornillon promueve la idea de celebrar una festividad en honor al Cuerpo y la Sangre de Cristo presente en la Eucaristía. Así, se celebra por primera vez en 1246 en la diócesis de Lieja (Bélgica).

En el año 1263, mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la Hostia consagrada brotó sangre, según la tradición. Fue instituida el 8 de septiembre de 1264 por el papa Urbano IV,
En el Concilio de Vienne de 1311, Clemente V dará las normas para regular el cortejo procesional en el interior de los templos e incluso indicará el lugar que deberán ocupar las autoridades que quisieran añadirse al desfile. 

 El gran espaldarazo vendrá dado por el papa Nicolás V, cuando en la festividad del Corpus Christi del año 1447, sale procesionalmente con la Hostia Santa por las calles de Roma.

     En muchos lugares es una fiesta de especial relevancia. En España existe el dicho popular: tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión, lo que da idea del arraigo de esta fiesta.

     Las celebraciones del Corpus incluyen una procesión en la que el mismo Cuerpo de Cristo se exhibe en una custodia. En la nuestra se realizan cuatro paradas: en la Villa, Calle Mayor, Santa Barbara y en Abadía donde además se le canta.

     Observen la alfombra de pétalos de rosas que todos los años realiza mi vecino Paco. Me he dicho que se viene haciendo desde más de 70 años. Ir al lado de la Banda de Música oyendo los compases de Jerusalem con la fragancia de las rosas es todo un lujo para los sentidos.





































No hay comentarios:

Publicar un comentario