“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 21 de junio de 2017

De la destacada actuación de José Olivares Conejero en Baler contada por los autores del libro "Los Últimos de Filipinas. Mito y realidad del sitio de Baler" de Miguel Leiva y José Miguel López de la Asunción

   Por la mañana había tenido lugar la parte más emotiva de los actos programados para homenajear a nuestro héroe de Baler como los desfiles,  depositar la corona de olivo y laurel en la tumba de Olivares, el pasacalles de la Legión, el izado de banderas, los versos de Marino Escudero, las notas del Grupo de Cuerda de la Unión Musical Santa Cecilia, los discursos a pie de calle.... 

Y por la tarde, ya más tranquilos, en "La Sala" asistimos a la proyección de un vídeo realizado por Manuel Albertos Calero, uno de los promotores del homenaje a José Olivares y a la conferencia que impartieron los autores del Libro "Los Últimos de Filipinas. Mito y realidad del sitio de Baler". 

El momento más emotivo de la tarde fue la entrega del "Nombramiento de miembro de honor de la Asociación Nacional Los Ultimos de Filipinas", a cargo de Aurelio Calvo Infante, a Elisa Pagan Moran, familia de José Olivares, a Santiago Gasset Peinado, bisnieto del Capitán Enrique de las Morenas y a las bisnietas del soldado Loreto Gallego, Reyes y Mª Ángeles Gallego. Una de ellas no pudo contener la emoción y rompió en sollozos.
     También hay que destacar el vídeo realizado por Manuel Albertos Calero en el que recoge los actos mas destacados del sitio de Baler que se han llevado al cine mezclando escenas de ocho películas españolas y filipinas. Desde la realizada en 1945, hasta la controvertida del pasado año. Un trabajo muy instructivo que nos permitió conocer el asedio desde varios puntos de vista sin perder la realidad de lo acontecido en Baler.

    En su intervención, Miguel Leiva (militar en situación de reserva) valoró el trabajo de Albertos "Manuel nos ha presentado una introducción maravillosa". Mientras que su compañero resaltó la figura de Olivares, Leiva centro su intervención en los aspectos generales de la Guerra donde perdimos las últimas posesiones en Ultramar.  "Se trata de una gesta con mayúsculas, con un comportamiento ejemplar, lleno de valor y compañerismo lo ocurrido en Baler durante 337 días.... 

  Fue el único destacamento español que resistió 11 meses. Las claves hay que buscarlas en los protagonistas. Saturnino Martín Cerezo, Enrique De las Morenas y Juan Alonso Zayas fueron los que infundieron valor, moral y la disciplina  a la tropa. Los soldados. La mayoría dieron muestras de honor, valor y patriotismo. La situación geográfica de Baler, la Iglesia, que con muros de 1,5 m de espesor se convirtió en una fortaleza inexpugnable. Por ultimo, cavar un pozo y encontrar agua.  
La situación más grave se dio al aparecer en escena el beriberi y la desintería  que hace que el cuerpo se paralice. En octubre y noviembre muchos soldados enfermaron. En diciembre vencen la enfermedad. Hasta esa fecha, la Iglesia pasó desapercibida. Pero, a partir de diciembre, el mundo se entera de la resistencia de un grupo de españoles en una Iglesia que pertenece a España. Los intentos para rescatarlos fueron muchos.

 A partir de la firma del Tratado de París, España deja de tener autoridad en la isla de Luzón. Filipinas y EEUU entran más tarde en guerra. Acceder a Baler era casi imposible. Nuestros soldados jamás se plantearon la rendición. Una nota en un periódico les confirmaba la realidad y es entonces cuando sacan la bandera blanca y capitulan. Esta fue la última Guerra de Caballeros. 

Ya no se repetirá nunca algo similar: que sus enemigos les repetaran y los trataran como amigos por la gesta que habían protagonizado. Filipinas celebra desde entonces, el día de la capitulación, el Día de la Amistad. En el Decreto que firma Aguinaldo, el Presidente de la República de Filipinas, reconoce a los soldados españoles como héroes. 

    La salida de la Iglesia es el momento mas emotivo. Terminó su intervención este militar diciendo que "desde el cielo, José Olivares se habrá emocionado con el homenaje que se le ha rendido esta mañana. Los héroes nunca mueren. La gesta de Baler es irrepetible".
Miguel Ángel López de la Asunción  (Licenciado en Filología inglesa por la UC de Madrid) agradeció la implicación de Los del Palo, de Manuel Albertos, la Asociación Amigos de la Historia de Caudete y del Ayuntamiento. "Me siento feliz -dijo- de veros a todos homenajeando a José Olivares".

De nuestro paisano apuntó que "tenía una buena formación, sabia leer y escribir. Fue un personaje relevante en Baler. Antes de alistarse, era jornalero y zapatero. Prueba de su destreza con el cuero fue hacer una cartera para guardar los documentos de una silla de montar. 

   Le toco en suerte ir a Filipinas. Salio rumbo a Filipinas de el puerto de Barcelona en el Vapor Alfonso XIII el 7 de noviembre del 1896. Antes de llegar a Baler participa en muchas batallas. En febrero de 1898 es enviado a Baler. Es el segundo en el mando del Destacamento y el encargado de la linea de defensa realizando varias trincheras alrededor de la Iglesia. 

    Es además el nexo de unión entre los oficiales y la tropa. Rogelio Vigil le propone romper el cerco para abastecer a los sitiados de alimentos vegetales para combatir la enfermedad. Le acompañaron los que podían andar. Llegan hasta al Comandancia y prenden fuego a las casas del pueblo volviendo con alimentos frescos y verdes.
Como agradecimiento, Rogelio Vigil de Quiñones (Teniente Médico) le regalará su reloj. No cabe duda que el éxito de esta operación de abastecimiento se debe a Olivares". Nos contó también que "le devolvió el reloj a los familiares de Vigil pidiéndoles a cambio un poco de tabaco ya que fumaba mucho. 

  Al regresar a Caudete tiene una pensión vitalicia de tan solo 7,5 pts y dos medallas. Una de ellas la cambia por el cargo de Sargento. Más tarde pide el cambio de la segunda medalla por Teniente pero se lo deniegan. En 1900 acepta ser cartero. En 1903 se casa con Mª de los Desamparados Moll Mengual, hermana de la abuela de Elisa Pagán.

     No tuvo descendencia. Coincidió Olivares en Albacete con Alfonso XIII. Tras felicitarlo, le dijo que le pidiera una gracia y vuestro paisano le pidió que le subiera la pensión a él y a todos sus compañeros. Era una persona realmente generosa".....

   Por último, los dos escritores estuvieron dedicando su libro a los muchos caudetanos que lo habían adquirido. Así es como termino un más que merecido homenaje a José Olivares que contó con la implicación de muchos caudetanos que asistieron, por la mañana, al Cementerio, desfiles de la Legión, izado de banderas y discurso junto a la placa de Olivares en la calle que lleva su nombre...
     Y por la tarde, a la película de Manuel Albertos y la Conferencia-Coloquio de estos extraordinarios personajes que, durante 20 años, han estado documentándose para sacar a la luz, el pasado año, "Los Últimos de Filipinas. Mito y realidad del sitio de Baler" donde un paisano nuestro tuvo una destacada actuación, reconocida por muchos, incluso, hecho poco frecuente, por sus enemigos, lo que nos debe de llenar de orgullo a todos.

 Otro ilustre visitante fue Isaac Donoso Jimenez, profesor de la UA y Subdirector de la Revista "Filipina Digital" casado con una filipina. También estuvo todo el fin de semana en Caudete Francisco Díaz Martinez, Capitán de Navío, que me habló del éxito en Madrid de Miguel Leiva y Miguel Ángel López el día que presentaron el libro.

José Antonio Gonzalez (Torrijos) que, como Manuel Albertos, está casado con una filipina, vino a Caudete atraído por el homenaje a Olivares. Valoraba positivamente el acto: 

      "En primer lugar quiero agradecer a mi mujer Marjorie, la causante de todo lo que me esta ocurriendo, la gente que estoy conociendo, a la Unión Hispano Filipina que ha hecho posible este homenaje. Quiero darles las gracias al Alcalde de Caudete, a Manuel Albertos Calero y a su mujer Jeralyne Tamangan. A su fuerzo y dedicación en un homenaje en el que ha sido la pieza fundamental... te lo has currado.
También quiero felicitar a las Asociaciones Caudetanas por vuestra implicación en la memoria de vuestro pueblo y como no a Miguel Ángel López y a Miguel Leiva, dos personas increíbles aunque yo sabía que vuestra historia era muy grande, este fin de semana lo he podido comprobar gracias a dejarme disfrutar de vuestro tiempo. 

   Sois impresionantes y realmente grandes. A la Legión Española. Al pueblo de Caudete por echarse a la calle, por involucrarse y arropar a un héroe de España como es D. José Olivares.

También a los descendientes de otros héroes de Baler, compañeros del homenajeado. Todo homenaje es poco para lo que vuestros bisabuelos hicieron y dieron por España. Mi orgullo y respeto. 

Mi felicitación al grupo de facebook "Los Últimos de Filipinas" por permitirme ser un miembro más y disfrutar de vosotros. A la "Asociación Últimos de Filipinas, Héroes de Baler", de Barcelona. También a la gente involucrada en el acto. Sois grandes. Doy mi felicitación a todos los presentes en el acto". 
    Yo también quiero felicitar a Manuel Albertos, más conocido por "El Plancha" , por su dedicación y tesón para que el homenaje a José Olivares haya sido una realidad que nació el día que visitó Baler con Jeralyne Tamangan, en septiembre del 2015. Desde entonces ....no ha parado.



      Poemas al Cabo José Olivares Conejero 
                 (14 oct. 1877–23 dic. 1948)
            con motivo del solemne Homenaje
      que le tributó Caudete el 17 de junio de 2017
         en el 140 aniversario de su nacimiento
                   por Miguel Requena Marco
              (Nieto de Miguel Requena Olivares,
                         primo hermano del cabo José Olivares)*

* Mi abuelo paterno Miguel Requena Olivares, llamado el tío Cocorro, fue hijo de Joaquín Requena Izquierdo y de Dolores Olivares Pérez, bisabuela mía y hermana de Bernardo Francisco Olivares Pérez, padre del Cabo José Olivares, y, por tanto, tía paterna del Cabo. 

 En recuerdo 
 Ínclito Cabo Olivares,
estarás siempre presente
entre la sencilla gente 
de los caudetanos lares.

         [Nota. Versos incluidos en la placa al Cabo José Olivares, 
puesta en la c/ José Olivares en el Homenaje del 17 de junio de 2017]
    
Ofrenda
 Recibe, Cabo Olivares,
esta corona de olivo
y verde laurel altivo
que, tus gestas militares
removiendo del olvido,
ejemplo de entrega entera
y amor a nuestra bandera,
te ofrece Caudete unido.

         [Nota. Estos versos fueron leídos en la ofrenda de una 
  corona de laurel y olivo al Cabo José Olivares en el Cementerio]

         Al Teniente Honorario José Olivares
           (Héroe del Sitio de Baler, 26 junio 1898-2 junio 1899)

 Salve, Cabo Olivares, como todos
en Caudete te llaman comúnmente;
salve, hijo ilustre de esta ilustre villa,
que en las lejanas tierras del Oriente,
en la añorada tierra filipina,
en el no corto asedio de su gente 
ejemplo diste defendiendo a España
al venidero mundo y al presente.

 Pocos pero bizarros españoles,
en iglesia pequeña constreñidos,
once lunas pasasteis sin descanso
de innúmeros tagalos agredidos.
Asedio, enfermedad, hambre, aislamiento
no consiguen el veros abatidos,
la rendición altivos despreciando
a pesar de benévolos partidos.

 En ese cerco recibiste herida,
y dirigiste memorable hazaña;
hicisteis un prodigio de valor
que la pactada rendición no empaña,
y hasta la misma fuerza sitiadora,
admirando proeza tan extraña,
desusados honores os tributa,
épicos defensores de la España.

 Honrando tu memoria, tus paisanos,
como ya lo hemos hecho en el ayer,
queremos que tu ejemplo luminoso
brille en el pueblo que te vio nacer.
Gloria y honor a ti, Cabo Olivares,
mílite irreductible del deber;  
fama eterna al puñado de españoles
soldados valerosos de Baler.

   Miguel Requena Marco
     [Nota. Este poema fue leído en el acto del Cementerio] 




















 





No hay comentarios:

Publicar un comentario