“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 20 de junio de 2017

Comunicado de Ganemos que lleva por título "Mentiras, mentiras y más mentiras". "El Alcalde miente cuando dice que le presentó cinco Presupuestos al Juez."


 Este es el comunicado que me ha remitido Ganemos para su conocimiento. Dice lo siguiente: 

 El pasado viernes, ante sus fieles, José Miguel Mollá anunciaba una "bomba" para hoy lunes que sería decisiva para terminar con la Moción de Censura que se cierne sobre su persona y su partido.

   A estas alturas de la tarde, después de comunicados y desmentidos, cualquiera diría que la "bomba" se ha quedado en "mixto de trueno", en una bufonada más de nuestro ínclito Primer Edil. Pues no, que nadie subestime la infinita capacidad de José Miguel Mollá para hacer el ridículo y degradar el nombre de Caudete.

   Mollá ha firmado un Decreto de Alcaldía nombrando a María del Mar Requena como Alcaldesa en funciones durante seis meses, y basándose en el artículo 23.3 de la Ley de Bases de Régimen Local y en el Artículo 47 del Reglamento de Organización, Funcionamiento  y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

-Ley de Bases, art. 23.3 : "Los Tenientes de Alcalde sustituyen, por el orden de su nombramiento y en los casos de vacante, ausencia o enfermedad, al Alcalde, siendo libremente designados..."

-ROF, art. 47 : "Corresponde a los Tenientes de Alcalde, en cuanto tales. sustituir en la totalidad de sus funciones y por el orden de nombramiento, al Alcalde, en los casos de ausencia, enfermedad o impedimento que imposibilite a este para el ejercicio de sus atribuciones, asi como desempeñar las funciones de Alcalde en los supuestos de vacante en la Alcaldía hasta que tome posesión el nuevo Alcalde"
 ¿Ausencia?, ¿Enfermedad?, ¿Impedimento?, ¿Qué imposibilita a Mollá para el ejercicio de sus funciones de Alcalde? Aduce "motivos personales". lo siento, pero tiene que concretar. Bien, sabemos que nos toma por tontos a todos los caudetanos, pero, ¿realmente cree que vamos a dejar esto aqui? Otra vez tendrá que dar explicaciones en Almansa o Albacete.

¿Por orden de nombramiento? Entonces tendría que sustituirlo Luis Felipe Bañón, pero este renuncia argumentando imposibilidad por motivos laborales. Si su trabajo le impide desempeñar la función principal de su cargo, aquella para lo único que existe este empleo ¿Por qué Luis Felipe es Primer Teniente de Alcalde?, ¿No será que él mismo se borra por no estar de acuerdo con este disparate, para no sufrir consecuencias legales, por exigencias de otros actores políticos, o simplemente hace aquello en lo que es maestro y se pone de perfil ante la que está cayendo?

   José Miguel Mollá ha rizado el rizo y se ha inventado una figura jurídica nueva: "la dimisión parcial semestral". Dimite, pero un poco, sólo la puntita. Dimite pero sigue acudiendo todos los días al Ayuntamiento, porque no hay realmente nada que le  imposibilite para el cargo. Es media dimisión, o tres cuartos de dimisión o si eso ya tal. Pues no, la dimisión no tiene grados, o dimites o no dimites, enterao.

   Asi y todo, nosotros vamos a seguir actuando como nos comprometimos a actuar. Con honestidad, prudencia y consideración. Vamos a presentar un Recurso de Reposición ante José Miguel Mollá, dándole la oportunidad de asesorarse y rectificar sin llegar a mayores. 
    El nombramiento de María del Mar no es juridicamente correcto, y si no lo anula nos veremos obligados a interponer un contencioso-administrativo o incluso a acudir directamente al juzgado. Esto puede acarrear consecuencias desastrosas para Caudete, porque todo aquello que firme o decida María del Mar como Alcaldesa será estimado como nulo de pleno derecho

   Esperemos que Mollá, por una vez, se deje de sendas tortuosas y afronte la realidad mirándola a la cara, como si le quedara, si quiera, un ápice de orgullo legionario.

   Las mentiras siempre se descubren. Mollá les dijo el viernes a familiares, afiliados y simpatizantes que le dió al Juez en mano cinco presupuestos de empresas de energía que había recibido antes de elegir la mejor. No es cierto. Estamos personados en la causa y recibimos toda la documentación que se remite al juez instructor.

 A día de hoy, no hay cinco presupuesto, ni siquiera está el de la empresa adjudicataria, que consiguió el contrato de casi medio millón de euros del pueblo de Caudete con una nota manuscrita en un trozo de papel con cantidades mal sumadas. Esa nota si que está, la presentó él, para su vergüenza.

 Tambien les dijo que el expediente de la Moción de Censura lo tenía en el cajón, y que le daría trámite cuando lo viera oportuno. Esta mañana nos han convocado a los diecisiete concejales a Pleno Extraordinario el día 27 para tratar la Moción de Censura. 

La convocatoria, como no hay Secretario en el Ayuntamiento de Caudete, se hace desde la Oficina de Atención Técnica  a Municipios, que está, entre otras cosas, para estos casos. ¿Por qué lo han podido convocar? Porque Mollá, la semana pasada ordenó tramitar el expediente a la Diputación. Cuando les dijo a "los suyos" que lo tenía en un cajón, ya lo había despachado.
   De los comunicados del Partido Popular de hoy no hablamos, no merece la pena, se caen por su propio peso. De algunos titulares de algún ¿medio de comunicación?, tampoco, ¿Para qué?. De la publicación de un comunicado del partido Popular en la portada de la página web del Ayuntamiento sí hablaremos, donde y como debamos hacerlo. 

   Nosotros creemos en el servicio público, en la participación ciudadana y en el bien común. Defendemos el Estado de Derecho, y por tanto, defendemos la presunción de inocencia siempre, no sólo cuando nos conviene. Pero asimismo creemos en la responsabilidad política. 

  Mollá ha reconocido publicamente que actuó mal, que no siguió el procedimiento, que no pidió informes, que lo hizo conscientemente pero que el tiempo apremiaba...

Por responsabilidad debería haber dimitido después de reconocerlo, con dignidad. Todos podemos equivocarnos. Pero ha preferido la defensa  a ultranza de lo indefendible. Politicamente está amortizado, sea cual sea el resultado de la instrucción. ¿Por qué sigue mintiendo? Que nadie se engañe, no defiende a Caudete, nunca lo ha hecho. Defiende un buen sueldo.

   Tras el disparate de hoy José Miguel Mollá tiene tres caminos distintos a seguir: dimitir de verdad, dejar su acta de concejal y negociar con su partido una compensación a cambio. Dejar que prospere la Moción de Censura y pasar a la oposición, manteniendo puesto en Diputación y el suculento sueldo correspondiente, idea que, sabemos, no le desagrada. 

   O por último, seguir con el sainete y continuar, disparate tras disparate, hasta el desastre final. Sólo espero que haga lo contrario de lo que ahora esté pensando.

     Santiago Aguilar Bañón, portavoz de Ganemos Caudete en el Ayuntamiento de Caudete

No hay comentarios:

Publicar un comentario