“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 15 de junio de 2017

Clausura de los Cursos 2016-2017 de la U. Popular y "Clubes de Lectura". Exposición de los trabajos de acuarela, bordado, restauracion de mueble, corte y confección, bolillo y bordado realizado por los alumnos.

El pasado viernes se clausuraban en la Casa de la Cultura los Cursos 2016-2017  de la Universidad Popular y "Clubes de Lectura" con una extraordinaria exposicion de los trabajos que se han realizado en los cursos de Acuarela, Bordado, Bolillos, Corte y confección, restauracion de muebles, cata de cerveza, cata de vino, micología y fotografía.

     La gala la abrieron Mª José y María y a continuación se recitó un poema en el que las integrantes del Club de Lectura fueron escenificando los distintos cursos que tiene la Universidad Popular y terminaron como una reunión de uno de los club de lectura que se da la vuelta para ver un video realizado por Juan Requena con las imágenes de todos los cursos y todos los clubes. Al finalizar el video salieron al escenario  bailando el curso de Bailes de salón (bachata, salsa y kizomba)  finalizando el acto con el dicurso de Luis Felipe Bañón Concejal de Cultura.
Entre María Sanchez y Mª José Moreno dieron a conocer toda las actividades que la Universidad Popular ha desarrollado a lo largo del Curso:

MARÍA: 17 cursos largos y 12 talleres breves. 18 profesores-monitores. 552 participantes activos matriculados: 297 mujeres y 97 hombres, 50 niños y 8 bebes menores de un año.

M. JOSÉ: 18 Clubes de lectura con 258 participantes, de los cuales 92 son niños y niñas entre los 3 y los 14 años. A lo largo del curso son 480 sesiones las que se realizan, tanto en la biblioteca, como en las aulas de la Universidad Popular...
      Y un gran dato, porque parece que los clubes es sólo  cosa de mujeres, este año 16 hombres se han incorporado a la aventura de leer y compartir 80 libros y más de 40 cuentos, cine, teatro, tertulias, maratones, cuentacuentos, fiestas temáticas, viajes, encuentros con escritores, encuentros con otros clubes, tanto de adultos como juveniles... Hace poquitos días nos visitaron aquí en Caudete más de 100 jóvenes venidos de distintos puntos de la Provincia de Albacete, en un día de convivencia en torno al libro y la lectura. Estos son, en pocas palabras, nuestros Clubes de lectura.

MARÍA: Estas son cifras, datos importantes que cuentan y suman pero lo verdaderamente importante son las experiencias que hay detrás de ellas, el valor de lo que representan y de lo que significan.
   M. JOSÉ: La vida está llena de pequeñas cosas: una mirada, una sonrisa e incluso carcajadas, momentos de mucha complicidad, de incomprensión, de impotencia ante lo que deseamos y no puede ser… Pero todo ello es parte de nuestra experiencia de vida.

MARIA: 8 bebés que han asistido a su primera experiencia docente en compañía de sus madres y padres compartiendo técnicas de relajación y bienestar para favorecer su conexión emocional que les han hecho vivir momentos únicos e irrepetibles. 17 niños que han descubierto qué es un masaje, qué significa música relajante o cómo haciendo una postura que imita a un gato tu cuerpo se estira hasta el infinito desapareciendo todas tus tensiones, en las aulas de yoga de niños durante el mes de noviembre.
   M. JOSÉ: Y para completar esas técnicas de relajación, nuestro Club Olvidado rey Gudú y sus sesiones de cuentacuentos donde la música, el color, el movimiento les ha ido abriendo al mundo de los cuentos, de la magia, de la ilusión. Cuatro sesiones se han realizado este curso, con una media de 100 personas entre pequeños y mayores.

    MARÍA: 28 niños y niñas que se han reído y se han tropezado y han repetido una y otra vez el paso de “Los higos” impregnándose de la cultura popular caudetana y de lo importante que es continuar con las tradiciones, con nuestros bailes y nuestras costumbres en el Taller de Bailes que ha impartido La Agrupación Bailes del Niño.
   M. JOSÉ: Nuestro club de teatro, tampoco deja atrás la cultura popular y esta Navidad nos deleitó con el Reinado de los libros, con sus reyes infantiles y de adultos, y la tradicional puja. Y el escenario de este Auditorio se llenó de 70 pequeños muñecos de nieve que cantaron a la Navidad en una tarde muy invernal.

   MARÍA: Otra de las experiencias que hay que mostrar han sido esos miércoles golosos en los que 15 aprendices de pasteleros han mezclado harinas, mantequillas, risas y edades en un taller de Cup Cakes donde la guinda se la puso el intercambio generacional pues compartían rodillo chavales de 9 años con mujeres de 50....
Y muchos han sido también los descubrimientos que han compartido los participantes de los talleres de cocina vegetariana y cocina de navidad utilizando por primera vez un alga llamada Algar Algar que sirve de espesante y la emergencia de un cereal que se ha utilizado durante toda la vida en África y ahora inunda nuestros mostradores, la espelta, y como realizar el mejor fumé y el mejor glaseado para dejar boquiabiertos a tus amigos durante una cena....

Y, por supuesto, este año también se ha aprendido como maridar esos platos en los cursos de Cata de vino descubriendo cuáles son los mejores verdejos o como porqué el Laudum es considerado uno de los mejores tintos españoles y con un precio que no deja tu bolsillo temblando. 

Y no sólo se ha utilizado el vino para maridar este año, también se ha  maridado con Cerveza y los catadores han viajado con la espuma de sus copas a países como  Belgica descubriendo el buen hacer de los monjes de sus abadías, a Alemania rescatando aromas y amargores de sus lúpulos y hasta EEUU sorprendiéndose con cervezas que nos acompañan durante los postres.
Y no tan lejos pero sí de manera presencial los micólogos han visitado este año la Sierra de Bronchales para arañar con sus manos la tierra y extraer una de sus joyas la “trufa blanca” viviendo un fin de semana inolvidable en el que al calor de una chimenea los relatos se mantuvieron hasta el amanecer.

     M. JOSÉ: De cocina, de vino y de cervezas también nos nutrimos en los clubes de lectura. Nos gusta saborear las palabras, los cuentos, los poemas junto a tortas de todas clases, torrijas que saben a gloria, buñuelos de calabaza o bombones caseros. Nuestras sesiones dejan un buen sabor de boca. 
     Y cuando se cierra el curso, algún que otro club, ya está planeando la quedada a la que llamamos “cerveza y libros” allá por el mes de julio y agosto. La magia de leer está en viajar a través de las historias, en convertirnos en personajes, emocionarnos con ellos, tener acalorados debates sobre uno u otro tema... 

    Y nuestros clubes son grandes expertos en ello y nuestra biblioteca y esta casa de cultura saben muy bien de lo que hablo. Cantar, bailar, crear espacios de terror y de comedia y saber sacar siempre algo positivo incluso a esa lectura que seguro no vamos a recomendar.

    MARÍA: Pero lo que sí podemos recomendar son esas tardes en las que las participantes del Taller de Narración Oral han hecho sonreír a una máscara y han descubierto que sin palabras se pueden decir muchas cosas. Y, esos sábados en los que los alumnos de Fotografía, se han mirado a los ojos, y han descubierto que su iris y nuestra retina tienen esos momentos de complicidad en los que se captan las emociones que forjan las Experiencias que marcan nuestra vida. Personas que a lo largo del curso se convierten en familia, que sienten que la Casa de Cultura es su casa...

     M. JOSÉ: Hoy estamos aquí para Clausurar el curso 2016-2017 y lo vamos a hacer de la forma que mejor puede reflejar lo que ha sido este intenso año, con algunas de las personas que han formado parte de él.
(Las fotos superiores han sido facilitadas por Arturo Gonzalez Campos)

  La exposición la componen acuarelas de los alumnos de Antonio Requena, muebles restaurados, trajes, abanicos y bordados donde pueden apreciar el trabajo realizado a lo largo del curso. Además de una jofaina pueden admirar mecedoras, espejos, sillas, mesitas, máquinas de coser, cabezales de camas, baúles, cunas para niños, baúles, abanicos, taquillones, trajes, bordados, enaguas, planchas de carbón...

 Al recorrer la exposición, da la sensación de que hemos retrocedido en el tiempo más de medio siglo...que estamos realizando un viaje por los entresijos de la historia que nos recuerda cómo vivían nuestros antepasados cuando todavía no se había inventado el cuarto de baño ni la multinacional sueca "Ikea" había hecho acto de presencia.
   Si no llevo mal la cuenta, son ya 16 años de funcionamiento de la Universidad Popular con más de 400 alumnos y unos monitores muy implicados, como Antonio Requena en dibujo y acuarela, Mª Jesús llacer en el bolillo, Pedro Vila Gil en restauración de muebles, Lourdes Pozo Zahorí en el bordado y Mª Salva García Llorens en corte y cofección. Se imparten otras materias, como micología y cata de vinos y cerveza, pero en la exposición solo están expuestos los trabajos de estas cinco disciplinas.

     Inmersos como estamos en la cultura del "usar y tirar", llama la atención lo que se puede conseguir con un poco de paciencia y técnica. De no ser por esta asignatura, estos muebles dasaparecerían en los vertederos. 


   Observen con detenimiento la "jofaina" que servía como elemento de higiene y también para acicalarse nuestras abuelas cuando las casas no tenían agua potable. ¡Cómo ha cambiado la cosa!. De no ser por la U. P., la mayoría de estos muebles se habrían perdido o estarian en el vertedero.







































































No hay comentarios:

Publicar un comentario