“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 2 de mayo de 2017

Una tradición que se mantiene: durante el mes de mayo la "Asociación Cultural La Aurora" recorrerá las calles cantando todos los sabados por la noche.


Después de la Guerra Civil, La Aurora dejó de practicarse y 45 años más tarde se recuperará por iniciativa de  Francisco Cantos y el actual Párroco Antonio Graciá Albero. Para ello contaron con la colaboración de Antonio Gilabert, que fue Director de la Banda Unión Musical de Caudete, quien  reconstruyó las partituras de las piezas que cantaban.

"La memoria de Miguel Mollá - según Pepe Requena en un artículo publicado en La Tribuna hace unos años- posibilitó poder recuperar muchas letras". Si no llevo mal la cuenta, son ya 29 años los que de forma ininterrumpida se viene celebrando la Aurora.

 "Miguel Mollá recordaba la mayoría de los cantos que había oído desde pequeño ya que los auroros salían a cantar por la noche desde del domicilio de su abuelo. Mollá rescató del olvido nada menos que 25 de estos cantos reiniciándose de esta forma La Aurora con 35 voces y 9 músicos"
 
Siguiendo esta tradición popular, La Aurora, que cuenta con mas de 100 socios, dedica todos los sábados de mayo, a partir de las 23:00 horas, a cantar antiguas canciones delante de las casas que tienen hornacinas de santos o vírgenes o donde un particular los invita a cantar delante de su casa. Dividen el pueblo en sectores, como pueden observar en el cartel, de modo que todos los vecinos puedan participar de esta sencilla pero emotiva fiesta religiosa. 

 Antiguamente los auroros recorrían todo el pueblo en una noche, y se finalizaba "a las tantas de la noche" rezando el Rosario. También atienden peticiones de familias que los invitan a cantar a cambio de una modesta limosna.

    Los  primeros a los que fueron a visitar el pasado sábado, después de cantar la primera canción en la puerta de Santa Catalina, fueron a la fachada de Bausá, a Antonio el Cura, Elisa Pagán y a  Pascualin el de "la Torrecica".
Los auroros fueron obsequiados con torta casera y mistela por Pascual y Elisa para hacer más llevadero el recorrido. La comitiva no se entretiene mucho y tras recoger el estandarte y el farol que han dejado apoyados en la fachada de la vivienda donde han cantado, se dirigen a la siguiente cita haciendo sonar una campanilla. El sábado tenían programadas más de doce estaciones.

 En otros lugares, como Murcia, La Aurora ha tenido un desarrollo mucho  mayor hasta el extremo de ser declaradas, hace cinco años, igual que nuestra Embajada, Bien de Interés Cultural. 

   El profesor Francisco López Arroyuelo dice que hablar de La Aurora "es hablar de un rito en el que participan hombres y mujeres que dicen de ellos de una fe religiosa y de un acercarse a la realidad espiritual de un pueblo.... 

...La Aurora, que había comenzado a realizarse  en el siglo XVI,  en el XVIII tiene problemas con los Ilustrados de Carlos III al querer controlar sus Ministros Floridablanca y Campomanes, como siempre ha hecho el poder, a estas y otras  asociaciones. Pasan por momentos difíciles pero seguirán existiéndo y manifestándose los mayos de todos los años...."
La Presidenta, Juani Díaz Francés, me comentaba que "desde tiempo inmemorial La Aurora no goza de ninguna cuota fija de los socios, ni tampoco exige a nadie el pago de ninguna colaboración, nutriéndose económicamente de las limosnas que nos dan y que nos permiten premiar, modestamente, la colaboración de los músicos ya que sin ellos careceríamos de lo principal"

El estandarte que llevan en el recorrido es la Virgen de La  Esperanza, de Onda. Otro instrumental que les acompaña es un pequeño farol ya que en sus orígenes las calles no estaban tan iluminadas como ahora. 

Fue a raíz de ir cantar a Yecla, en la Casa de la Cultura, cuando tomaron contacto con los auroros de Murcia y, desde hace 18 años, van  cantar a la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario, en Santa Cruz, fundada en 1821.

De ellos copiaron el estandarte que preside los desplazamientos y que se coloca, junto al farol, delante de la fachada  donde se canta.
    La Aurora es una tradición que a lo largo de la historia ha tenido sus altibajos pero que ahí sigue presente y cada año con más seguidores.















No hay comentarios:

Publicar un comentario