“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 19 de abril de 2017

Ejemplo de un proyecto que se realizó en tiempo récord y que contó con el visto bueno del vecindario: la fuente de la Plaza Mayor que se levantó en 1881 por 5.019,82 pts.


    Antes del año 1881, en la Plaza de la Iglesia -entonces Plaza Mayor, más tarde de Alfonso XII- había una fuente adosada al muro de Santa Catalina que no reunía condiciones para atender devidamente las necesidades del vecindario. Fue en este año cuando el Ayuntamiento encarga la realización de una fuente en el centro de la Plaza. El Presupuesto Municipal recogía 3.450 pesetas destinadas a este fin. El Alcalde era D. José Beltran y Vea.

El Ayuntamiento no tenía en ese momento elaborado un Plan de Obras Públicas pero consideraron que la construcción de esta fuente la podían acometer por sus propios medios y recursos. Para ello nombran una Comisión Especial compuesta por José Mª Albalat, José Martínez Albertos y Salvador Martinez.

    Deciden situarla en el centro de la Plaza y más o menos definen como quieren que sea: "agradable y con poco coste, de forma octogonal, con cuatro caños y cuatro grifos para cerrar el paso de agua cuando no se necesite, de mármol, elevada tres peldaños, con cuatro pilas para las caballerías, faroles y barandillas de forja". 

Estima la Comisión que el precio rondará las 3.450 pesetas que ellos disponen. A partir de aquí, le encargan directamente al Maestro de Obras, Francisco Martinez Marco, que realice los Planos y Presupuesto y lo presente al Ayuntamiento. 

   Esta Comisión será también la encargada de supervisar las obras. Una vez que Francisco Martinez presenta los planos el Ayuntamiento este cita a los vecinos que vivían en la Plaza para pedirles su opinión. 
 
José Mª Herrero manifiesta que "ve muy acertado el proyecto que cataloga de gran utilidad y conveniencia". Manuel Pastor dirá que "es aceptable la fuente tal como se ha concebido y que por ser una obra  de utilidad pública esta de acuerdo". Pascual Están y Pedro Díaz Mollá se manifiestan en el mismo sentido que los anteriores. Todos le dan el visto bueno a las obras proyectadas. 

Con fecha 21 de julio se expone al público por ocho días sin que se presente ninguna reclamación. A continuación se lleva el proyecto a Albacete y el Gobernador Civil dice que se deberá cumplir el art. 95 del R. D. del 6 de julio del 1867. Resulta que no se había incluido en el expediente ni el Pliego de Condiciones ni la Memoria Descriptiva de la obra a realizar y materiales a emplear.

Rápidamente el Maestro de Obras redacta el Pliego y la Memoria en la que dice que se proyecta la fuente porque la que hay "es ruinosa, repugnante y antihigiénica al hacerse muchos charcos y lodazales". Recoge la Memoria construir un aljibe de 32,00 m3 en el Castillo con un tubo de hierro y no de alfarería, con cuatro faroles, mármol de la cantera "del Rojo" de Aspe con pavimento y sillería de "Olula". 

    Se le vuelve a enviar el expediente al Gobernador que ahora sí le da el visto bueno. A continuación se somete el Proyecto a la aprobación de la Corporación. Se discute, puede leerse en el expediente, "con la debida  atención que el asunto requiere". 

   Llaman a Francisco Martinez que atiende a todas las dudas y preguntas que le plantean los concejales y llegados a este punto deciden hacer la fuente por administración en vista a la poca entidad de las obras y el poco tiempo que disponían para realizarla por subasta dentro del ejercicio de 1881.
 Las obras comienzan el 2 de junio y concluyen en diciembre del 1881. La Comisión de Seguimiento analiza el 8 de diciembre los excesos que propone el Maestro que ascienden a 1.652 pesetas debido a que el terreno que han encontrado era distinto al estimado, a que la redacción del Proyecto ha ascendido a 350 pesetas y los jornales se han incrementado en 959 pts. 

Virtudes Navarro, la Archivera del Ayuntamiento, es la que me ha facilitado los datos que constan en el expediente denominado: "Obra Municipal. Construcción de una Fuente en la Plaza Mayor", 1881, c.156,2". 

La actual es mucho más sencilla que la proyectada por Francisco Martínez en 1881 que estuvo plantada alrededor de 75 años, hasta mediados del siglo pasado. La fuente que la sustituyó la tiene expuesta la empresa Aguas de Sierra Oliva  en sus instalaciones. ¿Por qué? 

  Siendo alcaldesa Elisa Pagan sufrió un accidente debido a una carcasa que explotó dentro del vaso el 10 de septiembre de 1996. El Ayuntamiento abrió un concurso de ideas para realizar una nueva que sería pagaba por el Seguro. 

Solo se presentó la propuesta del Arquitecto Jorge Quinquer Agut. Sin embargo, el Ayuntamiento cambio de idea y decidió que la fuente sería igual a la anterior. Jorge realizó los planos y con el constructor Andrés Marco fueron a Macael donde encargaron las piedras de mármol tal y como la podemos ver hoy en día: igual que la anterior en color y geometría, salvo el herraje e iluminación superior.






No hay comentarios:

Publicar un comentario