“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 15 de diciembre de 2016

Crónica de Mariana Almanza: la Plataforma "Caudete se Mueve" realizó un rastrillo para recaudar fondos y ayudar a los refugiados sirios en Grecia. Recogieron 502 €.

Trabajar en el tema de la solidaridad y los Derechos Humanos, hoy por hoy, es una obligación de todos y en este sentido la Plataforma del Voluntariado de Caudete, son un magnifico ejemplo a seguir.

Partiendo de la  premisa, “para muestra un botón”, el pasado fin de semana, la Plataforma "Caudete se Mueve", llevó a cabo las jornadas de solidaridad y voluntariado, todo esto en el marco de la celebración del Día Internacional del Voluntariado y el Día Internacional de los Derechos Humanos

Como parte de dichas jornadas, se incluyeron dos interesantes charlas, la primera a cargo de un paisano mío, Andrés Ramírez Martínez, de la Plataforma Solidaridad con Chiapas y Guatemala, Madrid. Él nos explicó de la continua violación de los derechos humanos que se vive en comunidades indígenas de Chiapas (México), donde se hace urgente la presencia de observadores de derechos humanos que ayuden a revertir la situación de pobreza, exclusión y desarrollo limitado, pues es triste y vergonzoso que a los seres humanos nos cataloguen de primera, segunda o de tercera ya sea por el color de la piel o por el lugar donde vivimos.

La segunda charla la impartió  Rafael Figuerola Miralles de la Asociación BDS-UA y Unadikum-PV, Alicante, voluntario de una ONG que brinda apoyo al pueblo palestino. Relató que con solo 20 años de edad, sirvió como voluntario en territorios palestinos y donde se hacen escudos humanos para que los campesinos palestinos no sean asesinados mientras están trabajando en sus campos, por ejemplo recogiendo aceitunas.
Ambos jóvenes universitarios, sinceramente, ¡todo un ejemplo a seguir!, nos hicieron reflexionar sobre estas y otras realidades que desafortunadamente ya no son titulares de ningún diario, pero que siguen cobrando vidas de muchos inocentes, de ahí la importancia de actuar urgentemente ante la desigualdad e injusticia y dar voz a todas aquellas personas que son enmudecidas por la falta de humanidad

Dentro de las actividades programadas también se organizó un mercadillo solidario, en el que se puso a la venta libros, Cds de música, material deportivo, juguetes, bisutería, bolsos..., entre otros artículos nuevos y de segunda mano en muy buen estado que previamente fueron donados por ciudadanos altruistas. En total, se recaudaron 502 euros que serán destinados a la compra de productos frescos para los campos de refugiados.
  Durante el mercadillo, se contó con la presencia de la batukada infantil y juvenil Makumba. También hubo una exhibición de Rugby por Caudete Rugby Unión, y por la tarde Rosania desarrollo una hermosa sesión de cuenta cuentos. Para cerrar con broche de oro, se ofreció una chocolatada solidaria acompañada de tartas de distintos sabores en la que colaboraron, de forma desinteresada, panadería y bollería Ani, panadería Hnos. Carrasco, restaurante Los Naranjos y Caudete Rugby Unión.

    No cabe duda que tenemos la suerte de vivir en Caudete, donde existe mucha gente  consciente pero sobre todo activa, dispuesta a implicarse en todas aquellas acciones que contribuyan a mejorar la vida de quienes son vulnerables sin importar dónde viven, que están decididas a intervenir en aquellos espacios donde las desigualdades se hacen patentes.

 Enhorabuena a todas aquellas personas voluntarias que existen en nuestro pueblo y que han dejado de lado la pereza y la apatía para trabajar por un mundo mejor, invirtiendo lo mejor que tienen, su propio tiempo y recursos. Enhorabuena porque han vencido, a otro gran enemigo: el miedo, ese que a muchos nos  mantiene aún inmóviles, contemplando con indiferencia el dolor ajeno. Enhorabuena por hacer de sus hechos y no sus palabras su principal adorno. Mariana Almanza.




























                            





                         









4 comentarios:

  1. Cualquier caudetano debe sentirse muy orgulloso de serlo.
    Tanta solidaridad, la explosión cultural que estamos viviendo, la participación y compromiso ciudadano,… ¿Quién da más?
    Cierto que como en el Siglo de Oro, la cultura y el pueblo van por una parte y nuestros políticos por otra. ¡Que lastima!

    ResponderEliminar
  2. http://www.elmundo.es/internacional/2016/12/16/5853b2d3268e3ee3708b45dd.html

    Podéis visitar ese enlace y ver como se integran los refugiados.

    Con ese buenismo de Bienvenidos Refugiados, destruiremos Europa, y Europa será como los demás paises Musulmanes, con sus faltas de derechos y libertades, y todo gracias a esa acogida.

    Ayuda sí, pero en sus origenes, aquí no hay sitio para estas personas.

    Sé que mi opinión es politicamente incorrecta, pero también que es muy compartida por muchos.

    El mismo respeto merecen quienes quieren acogerlos y traerlos aquí, que quienes queremos ayudarles, pero no aquí. No queremos inmigración de culturas incompatibles con la nuestra. Que pasan generaciones y no se integran.

    Desgraciadamente nosotros no podemos opinar sin estar dispuestos a recibir insultos de toda índole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No llamemos insulto a lo que es pura descripción

      Eliminar
  3. ¡Muchas gracias por cada uno de sus comentarios! Valoro y respeto cada uno de ellos. Y sí, cualquier caudetano debe sentirse orgulloso de serlo. En lo que a mi respecta solo me he encontrado mucha gente valiosa.

    ResponderEliminar