“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

viernes, 9 de diciembre de 2016

Crónica de Mariana Almanza de la charla impartida por Basilio Zafrilla en la Libreria Roma que llevaba por título Padres, madres y otras cosas.


Ser padre o madre es una de las cosas más bonitas del mundo, aunque a veces no es nada fácil y más teniendo en cuenta la responsabilidad que ello conlleva. Por eso, es de reconocer  ampliamente los esfuerzos que realizan coachings profesionales como Basilio Zafrilla, en conjunto con asociaciones o establecimientos locales para ayudar de manera desinteresada a las familias caudetanas y llevar de la mejor manera posible este rol.

Basilio Zafrilla es Diplomado en Coaching, Asesor ocupacional, Asesor emocional y experto en vivencias espirituales e Hipnosis regresiva. Pero sobre todo es un ser humano que sabe tocar el corazón de las personas y  trasformar vidas. Quizá  por eso las distintas charlas que desarrolla en esta localidad y sus alrededores tienen siempre una gran afluencia de participantes. 

  “Padres, madres y otras cosas”, fue el título de su más reciente ponencia que llevó en esta ocasión en la "Librería Roma"  y en la que nos ofreció recursos para resolver problemas en la educación de nuestros hijos.

De manera muy amena Basilio nos explicó la importancia del trabajo de los adultos (padres, educadores, abuelos o cuidadores), que interactúan en la cotidianidad de la vida del niño. A lo largo nuestra vida, la sociedad nos ofrece la posibilidad de aprender cantidad de cuestiones. Entre muchas cosas no enseñan a sumar, a conducir un coche, sin embargo, esta misma sociedad tan preparada para unas cosas, no nos enseña sobre cómo educar a nuestros hijos. 

¿Sabemos cuáles son nuestras limitaciones?..¿sabemos cómo  los influenciamos?...¿Sabemos las consecuencias que puede tener su educación?....Cuando hablamos de virtudes, ¿somos consecuentes de lo que decimos y hacemos?...¿Les exigimos a ellos lo que nosotros no fuimos capaces de hacer?....A ese ser que más queremos ¿le damos lo mejor de nosotros?.... 

 Estas y otras preguntas fueron las que nos formuló durante su amena charla con la intención de mover conciencias. ¡Y lo consiguió!... pues los participantes se “vaciaron” y se abrieron para compartir experiencias y vivencias. 

El niño crecerá de cualquier forma en que se le eduque, de ahí la importancia de prestar atención en cómo proyectamos a nuestros hijos. ¿Heredamos miedos?...¿cómo les hablamos de nuestros antepasados?....¿nos da vergüenza hablar de la vida de alguno de nuestros familiares pasados?... ¿hablo mal de los abuelos, tíos, primos?....

 ...¿Me molesta que hablen con algún familiar?...¿les exijo agradecimiento eterno por lo que les he dado o les doy?. “Fácil no es nada”, pues nadie nos ha enseñado a vivir, ni siquiera a querer. Nadie es perfecto, pero la convivencia con los niños nos brinda a diario nuevas oportunidades de orientarles en sus vidas y, por qué no decirlo, de reorientarnos a nosotros mismos para resolver nuestros propios conflictos con el pasado. 

   De no ser así, con nuestras actitudes podemos sentenciar a nuestros hijos de por vida, por lo que debemos tener cuidado en lo que les trasmitimos si queremos  realmente lo mejor para ellos. Que sea nuestro comportamiento y no nuestras palabras las mejores herramientas que podamos utilizar para darle a ese ser que más queremos lo mejor de nosotros y así fomentar en ellos valores que los hagan mejores personas y “no padezcan nuestros males y frustraciones.”

Lo que les enseñemos, no solo los afectará o beneficiará a ellos, sino que ellos a su vez se lo trasmitirán a sus hijos y futuras generaciones.
A lo largo de casi una hora, Basilio nos aseguró que a nuestros hijos les influimos fundamentalmente por cómo les hacemos sentir. Cada minuto y cada segundo de nuestra vida estamos ejerciendo un impacto sobre ellos seamos conscientes o no.

  No cabe duda que este tipo de charlas nos hace ganar conciencia a los padres y madres al darnos cuenta la forma en que educamos a nuestros hijos y al reconocer que como adultos somos los principales responsables de lo que sucede en casa, en nuestra familia, y que posteriormente se ve reflejado en la sociedad en general.

  Gracias Basilio por invitarnos a extraer todo el potencial de nuestros hijos que viene a ser como si naciéramos por segunda vez: la vida nos da una segunda oportunidad para convertirnos en mejores personas.....
Les dejo con Serrat...
Y con un conocido tema cantado por Lola Beltrán 
de nacionalidad  mexicana, como Mariana....



5 comentarios:

  1. http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-06-08/por-que-debemos-desconfiar-del-coaching-como-forma-de-terapia_870815/

    ResponderEliminar
  2. Si algo te es util cogelo, si algo no te encaja sueltalo. La responsabilidad es de uno mismo. La culpa no es de la daga o del boligrafo, es de quien lo usa para bien o lo usa para mal.

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que ayude al ser humano a ser mas pleno mas consciente mas equilibrado y le ayude a tener paz interior bienvenido sea

    ResponderEliminar
  4. Basilio, estuvo genial.

    ResponderEliminar
  5. No siempre funciona lo mejor ni lo mas caro.
    Si algo no te funcion prueba otra cosa, eso es lo que se dice.Hay psicologos que son muy buenos pero otros .... y eso tambien se mira.

    Cada uno que vea lo que le interesa .

    ResponderEliminar