“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 8 de noviembre de 2016

Se pone en marcha un nuevo Club de Lectura de Novela Histórica compuesto en su mayoría por hombres. ¡Admirable!, la afición generada a leer desde la Biblioteca.

 Cuando hace unas semanas Candelaria Fausto me llamó para preguntarme si me sumaba a un Club de lectura  de Novela Histórica que estaba creando, le dije que contara conmigo. Nos citaron hace dos jueves, a las 21:00 horas, en la Biblioteca. Fui a decirles que, con mucho dolor, no podía comprometerme, por falta de tiempo. 

Pero, conforme se desarrollaba la reunión en la que David Martín y Cande iban explicando el funcionamiento y conocí a los compañeros de viaje con los que me embarcaba.... ¡cambié de opinión! 

  ¿Por qué?. Creo que formar parte de un Club de Lectura de Novela Histórica es de las pocas cosas serias que se pueden hacer en estos momentos. Sabedor de que los otros Clubes de Lectura los componen únicamente mujeres, lo que más me llamó la atención es que este estaría conformado mayoritariamente por hombres. Algo esta cambiando. Como la ocasión lo merecia, ¡brindamos por el nacimiento del Club con champan!  

Allí me encontré a mi vecino Francisco Julian, a Paco Tecles, cuñado de Miguel el que llevaba los Mirenos, un empedernido lector, al veterano atleta Pepe Llorens, al maestro jubilado Jesualdo Roldán, a la Directora de la Casa de la Cultura María Sanchez, a José Manuel Martínez,  Encarna Jimenez, Ángeles Marco y a dos señores que no conocía. Uno es Pascual Ortiz, de Yecla y el otro Miguel Sánchez de Oviedo. Más tarde me enteré por wassap que se sumaba Vicente S. Rius Bañuls, profesor de Literatura en el IES "Rafael Requena". 

         Ya sé que este tipo de noticias suelen pasar desapercibidas. También que las buenas noticias... ¡no son noticias!. Que un robo, una agresión, un incendio o un Policía que, estando de baja, no respeta la prescripción del facultativo, tiene muchos más seguidores que la noticia del nacimiento de un Club de Lectores de Novela Histórica....

  Porque hoy, ustedes lo saben, vivimos inmersos en la "cultura del morbo" -tendencia obsesiva hacia lo desagradable, lo cruel y lo prohibido- sabiamente administrada por los medios de comunicación para aparecer, caiga quien caiga, en la parte superior del ranking de audiencia aplicando, si es necesario, la maquiavélica teoría de "el fin justifica los medios". 

Quiero aprovechar la ocasión para resaltar la impagable labor que viene realizando la Biblioteca potenciando la lectura, sobre todo, entre las mujeres de mi pueblo. Y esto...¡sí es serio!. Porque el hábito de la lectura es la mejor herencia que uno puede recibir o dar. Como la verdad, la lectura hace libre al lector. Le hace pensar, reflexionar, meditar, analizar, comparar, tener criterio... que es precisamente lo que menos le interesa al que manda. La revolución empieza por ahí: con la lectura.

Por último, decirles que hemos empezado leyendo el libro escrito en 1987 por Juan Eslava Galán (Jaén, 1948) que recibió el Premio Planeta: "En busca del Unicornio". Es Licenciado en Filología inglesa por la Universidad de Granada y autor de una docena de libros y de algunos ensayos entre los que cabe destacar "La Historia de España contada para escépticos".

Los siguientes libros que hemos acordado leer son "El Cid", de José Luis Corral,  "Las tres bodas de Manolita", de Almudena Grandes"El viaje del elefante", de José Saramago. Ya les seguiré informando de la andanzas de este Club que nace con muchas ganas e ilusión. Y como creo que no está limitado el numero de componentes, aquel que se descuelgue de la afición al fútbol o quiera compaginarlo con la novela histórica, tiene un hueco en este Club....

2 comentarios:

  1. Excelente noticia y muy buena iniciativa. También se puede practicar fútbol, ver algún partido y ser lector. :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Joaquín por el artículo y por promocionar desde tu blog la lectura

    ResponderEliminar