“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

domingo, 30 de octubre de 2016

Las piscinas cubiertas no son viables ni tan siquiera con una población como la de Villena, que es deficitaria en 402.000 euros en un año.

  El Diario Información publicaba hace dos días una noticia que, de alguna manera, nos debe servir para meditar que es lo que hemos hecho, donde estamos y donde queremos llegar. Dice el titular del diario alicantino que "Villena asumirá 402.000 euros de pérdidas en la piscina cubierta en el ejercicico del 2015".  En nuestro caso, Caudete tiene una situación privilegiada. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que al tenerla cerrada, tenemos muchas menos perdidas que la de nuestros vecinos. 

   Bromas aparte, si en Villena, con 35.000 habitantes, la piscina cubierta no es viable, ¡imagínense nosotros con una población tres veces menor!. No les descubro nada nuevo si les digo que por culpa de aquella poco acertada decisión de levantar una obra faraónica ocupando parte de la calle Fray Elias Requena -hecho insólito y poco conocido-, la economía municipal resultó muy dañada. Incluso hubo que trasvasar dineros de Geursa. Hoy, ni Geursa ni la Piscina funcionan.

      En Toledo les dijeron la verdad a los gobernantes de entonces cuando fueron a pedir financiación con el Proyecto bajo el brazo: con vuestra población, queridos compañeros,...esta instalación no es viable. Cuando se aprobó en Pleno, el PP, entonces en la oposición, por aquello del qué dirán, también dio su voto a favor de una obra que nunca se debió acometer en este lugar. Había otras soluciones mucho más económicas, que sí eran viables.... 
    Era la época de la incoherencia en las inversiones y del derroche en el gasto público. Cuando una mañana de julio del 2011, a las pocas semanas de llegar al Ayuntamiento, entré en el despacho de la Alcaldía, el Concejal de Hacienda, Paco Torres, tenía mala cara. Acababan de llegar de Albacete a la Casa de la Cultura varios operarios de Hidroeléctrica con las instrucciones de cortar la luz en cinco dependencias municipales ¡¡por falta de pago!!. Era mucho dinero el que se le debía....¡y Torres no lo tenía!

   En la Corporación había expertos economistas que sabían mucho de números y siempre que la oposición abría la boca en el Pleno para preguntar, estos respondían con mucha solvencia "¡vosotros qué sabréis, ignorantes¡". No. No se pagaban las facturas y al mismo tiempo se construía una piscina que, de antemano, se sabía que no era viable para la población de Caudete. Hoy tenemos, como en Villena, un problema de muy difícil solución...

   Salvo que se hagan los números bien hechos y el precio de la entrada de cada bañista sea tal que, al final del ejercicio, no genere déficit, que viene a ser, para bien o para mal, lo que acordamos con Bruselas: Ley de Eficiencia y Equilibrio Presupuestario. De no haber venido la crisis, este déficit se abría compensado con otros ingresos. Pero, es que la crisis vino precisamente por realizar proyectos que no eran viables. En la empresa privada, rentables.
Un poco de música  siempre biene  bien para quitarse el mal sabor de boca.







                           

                            


6 comentarios:

  1. Chimo en tu artículo obvias comentar que ya es la 2ª piscina cubierta para Villena, es decir, Villena tiene 2 piscinas abiertas y Caudete 1 piscina cerrada.
    Por otro lado, que muchos estaríamos de acuerdo en que un servicio público no tiene por qué tener beneficios ya que no es una empresa privada, porque para ello pagamos impuestos y de qué manera. Si entendemos los servicios públicos como empresas, esto al final será como EE.UU., y sólo tendrá derecho a sanidad el que se la pueda pagar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo de la piscina de Villena no tiene nombre, empezando por el estudio de viabilidad que se hizo antes de construirla así como el vergonzoso contrato que firmó la ex alcaldesa de Villena del PP. Con la empresa que la construyó y gestiona dejando un legado a Villena por varias décadas desastroso para las arcas municipales. En Villena fue el PP y aquí el PSOE. Lo de siempre los mismos Canes, con diferente collar, los que se encargan de jo de al ciudadano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un contrato ¡¡por cuarenta años!!: si hay perdidas, estas las asumirá el Ayuntamiento. En todos los sitios cuecen habas... Saludos

      Eliminar
  3. Posiblemente con la de Apadis tendrían bastante. Como Jefe de Obra, de la empresa que ahora se llama ACCIONA, hace 25 años dirigí la construcción de dos Piscinas en Almansa. El planteamiento era muy distinto, en cuanto al coste. Utilizar hormigón blanco visto, como se ha utilizado aquí, no es la más económico para una instalación pública de este tipo. Se luce el Arquitecto sin incidir en la viabilidad técnica y económica. Cuesta mucho más mantener caliente el agua, por ejemplo. El Alcalde de Hoya Gonzalo hizo una piscina pública en su pueblo, hace unos pocos años. Este hombre no tiene deudas en su pueblo. Le dijo al Arquitecto que quería una piscina que funcionara bien con el mínimo coste. Alli.... no tuvieron que cerrarla. Funciona. Y, ademas, se construyó en el sitio adecuado. En Caudete, de haberla realizado en el Polideportivo, hubiera costado menos de la mitad, se habrían creado los Club Deportivos del Instituto, Colegio Público y Concertado que hoy estarían compitiendo entre ellos, ademas de dar un servicio al pueblo. Les dijeron en Toledo que no era viable y no hicieron caso. Con el dinero público hay que realizar obras que cuesten poco y den servicio a muchos. Plantar palmeras y realizar rotondas caras no es un buen ejemplo. Saludos, querido anónimo. Que pases buen puente.

    ResponderEliminar
  4. La piscina de Caudete fué otra bravuconada más del Alcalde socialista que ahora que ya no está, nos deja esta herencia en forma de deuda.

    ResponderEliminar
  5. También cabe destacar el gran sitio que hecharon abajo, unas pistas para jugar a fútbol, baloncesto, y un buen parque. Muchos pasamos ahí un gran tiempo de nuestra infancia y un lugar donde no pensar en robar, consumir, etc. Solo ahí que visitar el paseo hoy día y hechar la vista atrás 10 años.Una gran pena!!

    ResponderEliminar