“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 26 de octubre de 2016

La precipitación del pasado jueves alcanzó los 24 litros/m2 en media hora. Con estas cifras, la Depuradora inunda las viñas de alrededor. Para lo que pagamos por depuración, algo no funciona correctamente...

    Ya nos ha llovido un poco después de un verano tan seco. El agua caída el pasado jueves le ha venido muy bien tanto a la oliva como a las futuras siembras y, de paso, para recargar los acuíferos que cada año bajan un metro de nivel desde hace 80 cuando teníamos el agua caballera. El 20 de octubre cayeron 24 litros/m2  en poco más de media hora, según los datos que recoge Paco Grande en su casa, en la calle Santa Bárbara.

    Para los que no lo conozcan les diré que el año hidrológico empieza el 1 de octubre y termina el 30 de septiembre. En todo este tiempo, Grande ha contabilizado tan solo 189 litros en 23 días de lluvia, una de las precipitaciones más baja de los últimos 20 años. Las más abundantes se dieron el pasado 2 de noviembre y entre el 4 y 5 de abril, con 32 litros cada uno de los días.

   Teniendo en cuenta que el sistema de recogida es unitario -fecales y pluviales juntas- salvo en la Avenida de Valencia, los colectores resultan totalmente insuficientes cuando las precipitaciones son de esta magnitud -se inundan los sótanos de muchas viviendas y chalets- en tan poco tiempo. Una parte llega a la rambla del Molino y otra se desborda a lo largo del camino de Biar levantando las tapas de los pozos de registro, en dirección de la Depuradora Municipal. 

   Por otra parte, pude detectar lo que ocurre cuando a esta instalación, construída por la Junta de Comunidades hace siete años, le llegan estas cantidades de agua: no entra toda en la planta desbordándose en dos puntos: en el interior y en el exterior. El volumen del agua interior es tal, que tienen a una persona encargada de abrir la puerta para darle salida... ¡No creo que se diseñara esta planta para que ocurriera esto cada vez que llueve!. 
   
   El agua sale inundando el camino y las viñas que hay enfrente y alrededores. Lo grave es que gran parte de este volumen no está depurado por lo que no beneficia a la salud de las viñas cuando debería estar encauzada a la hora de no permitir su entrada a la instalación cuando llueve intensamente, como el otro día.

   A doscientos metros de la Depuradora hay otra fuga en un colector sin continuidad que, desde hace algunos meses, está sin reparar y que tiene colocado una valla metálica en el lateral del camino con el consiguiente peligro. Toda el agua sin depurar que hay en la tubería se vierte a los bancales. Este colector es el que funcionaba antes de construir la Depuradora en un lugar tan poco adecuado.

   Estos problemas deberán estudiarse para darles solución. No es de recibo "el mar de agua" sin depurar que se forma delante de la Depuradora  que va a parar a las viñas de los alrededores. No cabe duda que no están bien diseñados los colectores si es que se trata de impedir el paso al interior de la planta ante un turbión. Me refiero tanto al agua de llegada como de salida en dirección al Azarbe del Rey, en el término de Villena

   Todo lo expuesto queda reflejado en las fotografías que se adjuntan. Para la cantidad que trimestralmente pagamos por la depuración, algo no funciona correctamente. La Junta de Comunidades debe aportar soluciones ya que gran parte del recibo trimestral está destinada al pago de la depuración. Si funciona en condiciones normales, no lo hace cuando llueve con cierta intensidad.

 Por otra parte, existe un problema de inundación generado tras la construcción de Crisnova y el Parque Tecnológico al concentrar las aguas de lluvia en un punto, justo bajo de los paneles solares instalados por Prosolia. El agua de lluvia, que antes se filtraba a los bancales, ahora corre al haber asfaltado una gran superficie causando daños en algunos bancales en el  paraje de Bogarra. La solución no es nada fácil, cuando se varía el curso de las aguas....












¡Salida del agua por la puerta de la Depuradora!
Rotura del colector a 200 metros de la Depuradora.
 Interior de la Planta totalmente inundada. Estos vertidos no entran
en las instalaciones y se escampan por la viñas.
Rotura del colector en el exterior de la Depuradora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario