“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 10 de octubre de 2016

Dos rotondas realizadas con distinto enfoque. Una de bajo coste y mucha calidad Ecológica y Medioambiental. La otra de hormigón, muy cara y buscando el rendimiento político....

     Quiero que antes de iniciar la lectura  de este artículo comparen ustedes las 15 primeras fotografías correspondientes a la rotonda que hay enfrente del puesto de Cruz Roja y el Restaurante Vilmar II con las siguientes que corresponden a la rotonda situada enfrente del Centro de Salud denominada  "Plaza de los Benefactores del Campo San Matias". 

     Por cierto, me acabo de dar cuenta que a este cartel le falta "fútbol". Solo pone campo. Se sobreentiende, claro. Pero el forastero se pierde lo más importante: que el Centro de Salud está construido justo encima de un campo de fútbol. Ya puestos a modificar, a la placa le faltaría mentar al que estuvo toda su vida trabajando para mantener en condiciones el campo de fútbol San Matías ¡por amor al deporte!: Kiko. Este señor es el que se merecía que la Plaza llevara su nombre.

 Volviendo a las rotondas....¡ habrán notado que hay diferencia!. Mucha diferencia. Diferencia, en todos los sentidos: económico, técnico, medio ambiental, estético... y en lo que no se ve, es decir, en el tipo de gestión económica empleada en la construcción de una y otra rotonda. 

   En la primera podemos apreciar una gran variedad de plantas vegetales como  espino de fuego, chopos, olivos, un rosal, adelfas, romero y junípero. Este precioso jardín lo mantiene el Ayuntamiento por muy poco coste ya que estas especies necesitan escasa agua y pocos cuidados. Con diferencia, es la mejor rotonda de las seis que tenemos distribuidos por el pueblo, la más ecológica... ¡y la que más respeta el Medio Ambiente!. 

Ahora nos vamos a la otra. ¿Qué sobresale de ella?. Hormigón y pilares de hormigón de color rojo. Se trata de un estanque con una serie de chorros que no funcionan y focos que tampoco iluminan. Las bombas de impulsión están situadas a 20 metros de distancia. Poner en marcha los chorros y focos costaba tanto dinero que se optó por desconectarlos.
Equipar la primera rotonda, con las especies vegetales anteriormente descritas, costó poco más de 4.000 euros.  El equipamiento de la segunda  superó los 80.000 euros. Veinte veces más cara¿Que cómo se financiaron? Aquí es donde esta la madre del cordero. La primera la pagaron los propietarios de las parcelas resultantes de la reparcelación del Polígono Industrial  "Los Villares" en cuotas de urbanización. Aunque la promovió el Ayuntamiento, la financiación era privada.

   Sin embargo, la financiación de la rotonda que está frente al Centro de Salud se hizo con dinero público: con uno de los dos "Planes E" que impulso José Luis Rodriguez Zapatero cuando era Presidente. La primera  es privada. La segunda pública y mucho más cara de mantener. He dicho en más de una ocasión que la crisis no vino sola. Que hubo muchos dirigentes que empujaron para que llegara. 

No cabe duda que de hacer una encuesta, la primera tendría más seguidores que la segunda. Y no solo porque sea más barata sino porque además cuesta poco  de mantener, colabora con la regeneración del medio ambiente a través de la fotosíntesis que es el origen de la vida, es mas agradable a la vista, es más bonita, es....¡una obra de arte natural!.

     La segunda....¡nunca se tendría que haber hecho de esa manera!. Pero, ¡como se hizo con dinero público!... Como si para gastar dinero no hubiera que estudiar, analizar, ahorrar, ajustar, medir, prever.... Lo dice Joan Manuel Serrat en una estrofa: "del arte de hacer buen vino con una cepa enana". Ese arte lo perdieron muchos dirigentes en la década anterior. ¡Había que gastar!. Y vaya si gastaron. En la rotonda de los pilares tenemos un claro ejemplo.

Tengo dudas de si los pilares representaban al número de concejales que habían pasado por el Ayuntamiento hasta ese momento o si fue un homenaje al espectacular desarrollo de la construcción que significo una importante entrada  de ingresos a las arcas municipales.





























1 comentario:

  1. Esto lo podria, arreglar en un plis plas, el mismo que tumbó los arboles de la virgen, en uno de sus arrebatos.
    Y que descanso de vista, si tumbara esos pilones.

    ResponderEliminar