“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 12 de septiembre de 2016

Los vecinos de la calle San Vicente merecen un aplauso por la colaboración que le han brindado a los Moros. "El Morabito. Una construcción singular", artículo de Pepe Francés en el Programa.

                    
 ¡Ya esta lo que era!. Las Fiestas 2016 son parte de nuestra historia. Ha venido muy bien que el día siguiente fuera domingo lo que nos ha permitido recuperarnos para encarar la semana con mas ánimo e ímpetu. Si lo mejor de la Fiesta, dicen, es la víspera, lo peor, una vez han acabado, es el síndrome posfestero que requiere de cierta atención para recuperarse rápida y plenamente. 

  Y lo mejor de todo es que la celebración de las próximas Fiestas están garantizadas. Conocemos sus nombres ya que en la Ermita recibían, el sábado por la noche, el testigo de manos de los que este año han sido protagonistas de unas excelentes Fiestas. 

     Es el momento de realizar balances de la actuación Municipal en materia festera aunque aquí, la verdad sea dicha, no se tiene mucha costumbre de ello, salvo que pase algo grave, que no es el caso. En Almansa o Villarrobledo, por ejemplo, este balance llega a debatirse en sesiones Plenarias para analizar si se han cumplido los objetivos y si el resultado final ha sido satisfactorio. Estaremos pendientes del análisis que realice del desfile de La Enhorabuena la Asociación de Comparsas 

     Lo siguiente es un ejemplo de falta de tacto. El primer día tuvimos en Caudete al Presidente de la Diputación. A la hora de subir las Banderas en el balcón del Ayuntamiento a nuestro Alcalde se le escapó un detalle.Tratándose de un organismo al que hay que solicitarle mucha ayuda a lo largo de la Legislatura, la bandera Europea la tenía que haber subido él en vez de un concejal de Caudete. A Lillo, este detalle, no se había escapado. Le das protagonismo al Presidente subiendo la bandera y si mañana vas a la Diputación, el Presidente te esta esperando. La política y la fiesta son así....

Donde  ha habido plena cooperación es entre los Moros y los vecinos de la calle donde tienen la sede. Tan importante o más que tener una propiedad es tener un buen vecino. Los Moros inauguraron la sede el pasado año y han tenido la suerte de encontrarse unos vecinos dispuestos a colaborar con ellos en lo que sea. Enhorabuena a los vecinos de la calle San Vicente por la decoración. El que tiene un buen vecino, créanme, no sabe lo que tiene.

    Hubo una época, no muy lejana, en que los músicos que venían a tocar a las Capitanías durante las Fiestas dormían en las casas de los festeros. Ahora la cosa ha cambiado y esta relación no se da. Los músicos de dos Comparsas, que no tienen sedes, han pernoctado unos en el Polideportivo y otros en un local de la calle La Zafra. Las condiciones ....no eran las más adecuadas.

    También quiero resaltar la decoración del escaparate de la Pastelería Picó con enseres caudetanos y alusiones a las Fiestas y el de la Biblioteca Municipal a base de Programas de Fiestas de distintos años.


   Este es el Programa de las octavas Jornadas de Teatro de Frontera que se celebrará a finales de mes, entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre. La primera Conferencia corre a cargo del caudetano Miguel Requena Marco que lleva por título "La leyenda piadosa de Caudete entre San Benito y San Agustín". Conoce a fondo la historia de nuestro pueblo y me atrevo a adelantarles que, si tienen ocasión, no se pierdan lo que nos cuente de nuestro pasado este amante de la cultura y estudioso de nuestras tradiciones.
       Mi compañero José Francés Martí ha publicado en el Programa de Fiestas un interesante artículo que lleva por título "El Morabito. Una construcción singular". Dice que el promotor  fue José Requena. Este señor, junto a otros cinco socios, fue también uno de los promotores del Teatro Calderon, en 1894.

    Era el Secretario de la Sociedad que constituyeron a finales del siglo XIX para dotar a Caudete de un Teatro. De hecho, fue el "alma mater" de esta obra y un secretario eficaz que, de su puño y letra, dejó constancia escrita -cosa poco frecuente- de todos los pasos y acuerdos que adoptaron. Un personaje emprendedor y singular este José Requena, bisabuelo de la mujer del anterior Alcalde.

EL MORABITO. UNA CONSTRUCCIÓN SINGULAR, 
José Francés Martí.

En el Diccionario de la Real Academia Española encontramos dos acepciones para la palabra morabito, a saber:
(Del ár. clás. murābiṭ, miembro de una rábida).
1. m. Musulmán que profesa cierto estado religioso parecido en su forma exterior al de los anacoretas o ermitaños cristianos.
2. m. Especie de ermita, situada en despoblado, en que vive un morabito.

Otros documentos consultados coinciden con esta definición. Si bien, concretan que más que lugar donde vivía el ermitaño, es la tumba donde se encuentra enterrado. Siendo este lugar objeto de veneración popular. El lugar solía ir vinculado a la existencia de un árbol sagrado que lo presidía.
Desde luego, no es el caso del morabito de Caudete sobre el que hablaremos más adelante.

Después de esta introducción, presento el caso de dos morabitos situados en Gandía y en Granada -han llegado hasta nuestros días en estado de conservación muy distinto- Por último, se analiza la casa de recreo, situada en Caudete, conocida como el morabito, de construcción más actual y que nada tiene que ver con los orígenes religiosos. Toma el nombre del formalismo que adopta, copia de los que vemos en Marruecos.


El Morabito de Gandia.
Es el más próximo a Caudete. Lo encontramos en la pedanía de Marchuquera, en el término municipal de Gandía, en una parcela rodeada por cultivos de naranjos, al pie de la sierra Falconera. En el escrito encontrado se dice: ”… se trata de una especie de lugar de penitencia y oración que servía de albergue y de retiro a un iluminado musulmán, un santón, venerado por las gentes…”. Se trata de un edificio de planta circular de 7 metros de diámetro siendo la altura total de 6 metros. 

Se mantiene una bóveda de mampostería que cubre un espacio de planta circular y puerta con arco carpanel rebajado. Tiene dos plantas. Quedan restos de un recinto exterior, hoy sin techumbre, que lo circunda. Los muros son de cantos rodados revestidos, las bóvedas de piedra troceada y las jambas y dinteles de huecos de ladrillos cerámicos macizos.


Hay quien lo sitúa en época Almohade (S. XII-XIII), pero en la ficha de declaración monumental cuya anotación Mº es R-I-51-0004719 de fecha de publicación en el BOE 13/12/1982 se habla de “una construcción insólita, cuya datación es incierta, podría ser del S. XVII. Recuerda a los cucos y también se ha relacionado con “la Hume” palomar de Gasconia en Francia.

El Morabito almohade de Granada.
Fue construido entre los años 1218 y 1219, se debió al gobernador del califa Al-Muntasir. Tras la toma de Granada muchos morabitos fueron abandonados, salvo esta construcción que tomó el uso de ermita y que se conserva en la actualidad. Está dedicada a la advocación de San Fabián y Sebastián.  Se ubica en el Paseo del Violón, en el margen izquierdo del río Genil. En el año 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico
Conserva la estructura del morabito almohade original, planta cuadrada de unos 10 metros de lado y cuatro aberturas, una por fachada. Se accede por una puerta con arco de herradura bordeado por alfiz de ladrillo visto. Los muros son de argamasa blanca de unos 90cm. de espesor. Se tiene noticias de varias restauraciones importantes, la primera en 1615. La realizada por el arquitecto Torres Balbás en 1933 y la mas reciente en 1953 a cargo de Francisco Prieto Moreno.

El Morabito de Caudete.
Antes de escribir sobre el morabito de Caudete, deberíamos hablar de la corriente arquitectónica de los “neos”. Una vez mas, según la RAE, Neo-. (Del gr. νéος, nuevo), en su primera acepción define: elem. compos. Significa 'reciente', 'nuevo'. Mucho hay escrito sobre la arquitectura de los “Neos”, también podríamos identificarla, matices aparte, como historicismo. La arquitectura de los “Neos” nace como una forma de profundizar en la recuperación de ese “pasado arquitectónico” propio de cada nación.

El neoárabe o neomusulmán es un historicismo propio de la arquitectura española que presenta unas particularidades especiales. Se desarrolla a partir de las características de la supuesta arquitectura hispanomusulmana, califales, nazaríes, e incluso moriscas. Se desarrolla como un neoautóctono, con un fuerte carácter nacionalista.

    La difusión del gusto oriental por parte del romanticismo está en la base de la arquitectura neomusulmana que se va a producir en España, unida al gusto por lo pintoresco, y por lo exótico. En la mayoría de casos, se pretende recrear un ambiente, por lo que se da con mayor frecuencia la manifestación decorativa que la reproducción espacial. La construcción conocida en Caudete como morabito, corresponde arquitectónicamente a este gusto por lo oriental, se trata de una pequeña casa de recreo con un formalismo neoárabe.
Según todos los indicios, el promotor del morabito de Caudete fue José Requena. Aunque se desconoce el año de su construcción, lo situamos en la segunda década del siglo pasado. En fecha sin determinar, según el catastro antiguo del año 1952, los herederos de Antonio Requena venden la casa y las tierras adjuntas a Manuel Rey Marco en julio de 1955. En mayo de 1962, lo compra José Quinquer y en junio de 1979, la propiedad pasa a manos de José Francés .

Se ubica en el paraje de San Matías, justo al lado de la conocida, hoy inexistente, “balsica de San Matías”. Las tierras de cultivo eran una parcela que llegaba desde la rambla hasta el desaparecido campo de fútbol y desde la balsa San Matías hasta el camino perpendicular a la rambla.

La casa, en sus orígenes, se concibe como un elemento aislado. Está ligeramente elevada del nivel de suelo, lo que permite habilitar dos cuartos, inconexos, en el semisótano. La planta es cuadrada de 9m. de lado. Su interior es diáfano. Presenta 4 columnas que sostienen la cúpula que se manifiesta en la cubierta (hoy desaparecida). 

Al fondo se situaba la escalera de acceso al semisótano. Cada fachada tiene tres huecos, salvo la posterior que es totalmente ciega. Se accede por el hueco central de la fachada orientada al sudeste. Los muros son de mampostería. Se supone que estuvo pintada de colores, amarillo, azul y rojo (quizás también verde simulando persianas en las falsas ventanas). Colores que están presentes en los dibujos geométricos de los azulejos que decoran los, simulados, arcos de herradura de los huecos.

       Es de destacar la cenefa que recorría perimetralmente la casa, por debajo del alero actual, se trata de un texto donde se puede leer “Maria Teresa” repetido varias veces con un determinado ritmo. Se cuenta que en el interior había yeserías coloreadas. La cubierta, presumiblemente, sería plana destacando la cúpula central, dispuesta sobre tambor cilíndrico. 

     En las cuatro esquinas de la cubierta se disponen unas hornacinas rematadas con un pequeño florón dorado de cerámica vidriada. También se conservan unos antepechos dentados a imagen de los morabitos marroquíes arriostrados mediante pletinas metálicas. Cuando adquiere la propiedad José Quinquer, año 1962, encarga al constructor José Martí Requena la construcción de unos almacenes y la ampliación del Morabito.

Situación actual.
La distribución interior consta en ese momento de ocho dependencias, 2 habitaciones dispuestas en la parte delantera de la casa, entrada, salón con chimenea, distribuidor, cocina, baño y un pequeño semisótano. La ampliación consiste en añadir dos habitaciones en la parte trasera del edificio original, conlleva la apertura de sendas ventanas de geometría rectangular, orientadas a este y oeste. Por tanto, se modifica la composición de dichas fachadas, aunque se mantiene la simetría entre ellas. La cubierta en este momento aparece resuelta con teja plana a dos aguas.

El actual propietario mantiene la casa tal y como la encuentra durante los primeros años posteriores a la compra. La intervención que realiza, años mas tarde, consiste en la demolición de la tabiquería que separa las habitaciones y entrada, recayentes a la fachada principal, incorporándo ese espacio al salón-comedor con la idea de crear una única y amplia dependencia, similar a la original. 

    Exteriormente no se modifica nada, mantiene el color uniforme blanco para el conjunto. Es en el año 2012, cuando con motivo de unas actuaciones de mantenimiento, se eliminan las capas de pintura blanca de la fachada y se rescatan, basándose en los restos de pigmentos encontrados, los colores originales, azul, amarillo y grana.



Bibliografía web:
http://www.marxuquera.com/?p=55
http://viajarpormarruecos.blogspot.com.es/2008/09/morabitos.html
http://brunoalcaraz.blogspot.com.es/2007/06/la-placa-conmemorativa-de-la-ermita-de.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Morabito
http://www.soriaymas.com/ver.asp?tipo=articulo&id=2724
http://www.realdegandia.es/va/sites/realdegandia.portalesmunicipales.es/files/ruta-mollo-de-la-creu-serra-de-la-falconera.pdf
http://www.juntadeandalucia.es/educacion/webportal/ishare-servlet/content/34ec753e-3728-42de-b80d-8c9411b3332a
http://www.mcnarte.com/app-arte/do/show?key=arquitectura-historicismo
http://loslugarestienenmemoria.blogspot.com.es/2012/02/la-arquitectura-de-los-neos-procedencia.html
Índice de Imágenes.
Fig.1 morabito en Marrakech foto P. Francés.
Fig.2 morabito en Gandía. Sección imagen de la web.
Fig.3 morabito en Granada. Detalle. Archivo Junta de Andalucía.
Fig.4 morabito en Granada. Detalle. Archivo Junta de Andalucía.
Fig.5 morabito en Caudete. Situación ortofoto 1977.
Fig.6 morabito en Caudete. Modificaciones. P. Francés.
Fig.7 morabito en Caudete. Vistas de una recreación. P. Francés.
Fig.8 morabito en Caudete. Planos del estado actual. P. Francés.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por este detalle Chimo, estamos muy agradecidos.

    ResponderEliminar