“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

domingo, 11 de septiembre de 2016

Debido al alto coste y las severas medidas restrictivas que el Ministerio del Interior esta sometiendo al uso de la pólvora en la Fiesta, la Virgen entró en su Ermita antes de la diez de la noche.

"Y con la resaca a cuestas, vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas". Con esta estrofa nos dice Joan Manuel Serrat, en una de sus canciones, que la Fiesta.... ¡ha tocado a su fin! 

 En nuestro caso, con la llegada de la Virgen a la Ermita -antes de las diez de la noche- y correr la traca, la Fiesta terminaba después de una larga e intensa semana. Sobrevivir a nuestras fiestas, tan repleta de actos, es toda una heroicidad. Sobre todo para la Reina y sus Damas que, al no tener recambio ninguna de ellas, tienen que dar la cara en todos los actos.

     Muy pocas fiestas pueden presumir de un Programa tan intenso como las nuestras. Desde que se inicia el Pregón hasta que la Virgen llega a su Ermita no hay tiempo ni para dormir si te pones como meta asistir a todos los actos.
     
   Lo había leido en artículos publicados en el Programa de Fiestas. Pero.. no lo había vivido tan cerca hasta anoche. Me refiero a la hora de entregar los atributos e insiginias a los que harán la Fiesta el próximo año. 

    Es un momento sublime, grande, de profundo sentimiento festivo-religioso.... Muy pocos son los que anoche evitaron derramar lágrimas llegado ese momento del traspaso y de abrazos sinceros después de haber sido protagonistas en unas Fiestas que no olvidaran nunca.

   El alto precio de la polvora -38,00 €/kg, incluído la caja de pistones- la crisis y las medidas restrictivas del Ministerio de Interior han hecho que se haya reducido en gran medida la presencia del festero en los actos de arcabucería.

   De los tres mil y pico kilos del 2007 hasta los 700 kg de este año, pasando por los 1.100 del pasado año dan fe de como han evolucionado a menos los actos de arcabucería. Algo bueno tenía que tener esto. Antes de las diez de la noche, la Virgen ya estaba cómodamente instalada en su casa.

El servicio Metereológico daba lluvias para hoy. Ahora...ya puede llover todo lo que quiera sin que perjudique al agricultor a la hora de la vendimia. Puestos a pedir.... Observen las dos fotos de abajo: la primera con paraguas y la segunda con abanicos. La diferencia es abismal.
 
















































































7 comentarios:

  1. Aún sobran la mitad de los tiros. Es un acto peligroso y afean la fiesta. Muy bien por la actual legislación.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja nunca me había reído tanto, que comentarios más estúpidos. Por favor, ¿en serio piensan que hay alguna posibilidad -en Caudete- de fiestas sin tiros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues usted lo vera y no tardara mucho. Y a muchos nos complacerá.

      Eliminar
    2. A disparar sale una minoría. La mayoría restante tiene prácticamente vetado salir a la calle por las mañanas si quiere preservar su audición. Todavía queda mucho por controlar a ese respecto

      Eliminar
  3. Los tiros afean la fiesta y espantan a los visitantes.

    ResponderEliminar
  4. Pero la fiesta de quien es? De lso visitantes? Ustedes comen de ellos en fiestas? Las fiestas son de Caudete en honor a nuestra patrona y alas hacemos como nos viene en gana, como ha sido asi durante cientos de años. Vaya usted a tirar gallos del campanario y dejenos en paz.Son nuestras fiestas y no necesitamos a ningun papanatas que venga a decirnos como desfilar, como y cuando disparar y al final nos prohibiran tambien vestirnos y hacer la fiesta a una imagen catolica. No nos hacen falta para nada, la fiesta la hacemos nosotros , si no le gusta no venga por favor. Un saludo.

    ResponderEliminar