“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

martes, 27 de septiembre de 2016

A la edad de 60 años nos dejó ayer Antonio Aliaga el Vélez, el vendedor más veterano del cupón de la ONCE y el que más dinero ha dado en premios. Un 24 de mayo de 1994 repartió 500 millones de pesetas.

    Todos sus compañeros de profesión coinciden en que Antonio Aliaga Arjona, mas conocido por "el Vélez" -su familia procedía de Vélez Blanco, Almería- era "un buen compañero y buena persona". Esto lo dicen los que le han sucedido en la venta de cupones de la ONCE, como José Miguel Boluda, Amador Gimenez, Susana Navarro, Juan Tomás Calero y Eugenio Fito, un vendedor itinerante de Alatoz que viene al pueblo a vender solamente los viernes.

    Antonio moría ayer por la mañana a la edad de 60 años consecuencia de un problema respiratorio que arrastraba desde hace unos cuantos años, enfermedad que lo obligó a retirarse de la vida laboral.

    ¿Quien de nosotros no le ha comprado un cupón a Antonio? El fue de los primeros que en Caudete empezó a vender cupones de la ONCE cuando en 1984 se produjo una renovación profunda en el cupón que pasó a ser Nacional y a recibir una promoción masiva en televisión, haciéndose famoso el eslogan "La ilusión de todos los días".

    Se desplazaba en una silla de ruedas mecanizada y como en muchos locales no se disponía de acceso adaptado para minusválidos, su padre le ayudaba a venderlo al principio. También es el que más premios les ha dado a los caudetanos de entre todos los vendedores, como el del 24 de mayo de 1994 que repartió 500 millones de las antiguas pesetas. 

   Me comentaba ayer su compañero Amador una cosa curiosa: "que era en los meses de mayo cuando más premios repartía". Lo cierto es que era un encanto de persona, muy amable y querida por todos, que no se alteraba por nada. ¡Nunca lo oí quejarse!. Lo recuerdo participando en los desfiles de La Entrada y La Enhorabuena en una escuadra mora junto a Juan "El Zorro".

    A finales de agosto coincidió en la churrería del Mercado con Pepe "el Lirón" y su compañero de profesión Boluda. Improvisaron una canción de Triana  con el ukekele que se le dedicaron a Antonio al que se ve aplaudiendo la dedicatoria musical de sus amigos. Como sus compañeros, también digo que se nos ha ido una buena persona. Que descanse en paz....donde quiera que esté.

  Voy a aprovechar las dos imágenes inferiores para recordarle al Alcalde, y al resto de la Corporación, que seguimos teniendo una deuda muy grande con las personas minusválidas que, como Antonio, no disponen de facilidades para desplazarse por una gran parte de las calles de nuestro querido pueblo con una silla de ruedas con aceras que suponen una infranqueable barrera... 

Boluda y Pepe el Lirón le dedicaron una canción de Triana a Altonio "el Vélez".

7 comentarios:

  1. Antonio siempre será recordado por todos.
    Como él, muchas personas inválidas o con carritos de bebé se encuentran obstáculos diariamente en las calles y uno bastante escandaloso es el judgado de paz.
    Para cuando una rampa? Es un servicio público que no tiene acceso para minusvalidos ni carros de bebés, el elevador que hay en la puerta no ha funcionado nunca y la empresa que lo mantenía ni existe ya. Si se le exige a los establecimientos una entrada para minusvalidos.1 el ayuntamiento que es el responsable del mantenimiento del judgado tendrá que hacer algo , digo yo.

    ResponderEliminar
  2. Un Buen Hombre. Descansa en Paz.

    ResponderEliminar
  3. Y muchas de las calles no.caben ni.las sillas ni los carros de bebe si no hay espacio para dos ceras anchas q pongan solo una ancha y la otra la dejen estrecha.
    Ejemplo
    La calle de el ayuntamiento.hacia abajo
    La calle sacramento
    La calle del ayuntamiento hacia plaza carmen
    La calle dean martinez
    Y asi un monton.mas q poniendole un solo adoquin.mas en un lado se acabo el problema.
    Q cojan un carro de bebe o una silla y vean lo dificil q es ir por caudete por la cera.muchas son anchas y derrepente se estrechan o te encuentras una farola en medio.

    ResponderEliminar
  4. Al Vélez lo conocía de vista y oídas como quien dice de toda la vida. Un personaje singular. Hace cosa de un año y por mediación de los tuercebotas o rompebotas, estuve en su molino almorzando una gachamiga. Compartimos mesa, comida, bebida y conversación durante un par de horas. Me pareció una buena persona: generoso, amable y muy divertido. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  5. Yo me considero afortunado por haberle conocido y haber crecido compartiendo con él innumerables comidas, cenas y momentos. Porque al igual que él, su familia vale millones, y aunque no llevemos la misma sangre, son también mi familia, ya que así se han comportado siempre conmigo.
    Así que hoy hemos dicho adiós a un hombre bueno, carismático y, por encima de todo, valiente. Muy valiente y luchador. Porque si algo tenía eran unas inmensas ganas de vivir y una fuerza de voluntad envidiable, plantando cara durante toda su vida a esa injusta y extraña enfermedad que padecía.
    Adiós "tío Antonio".
    Y a su familia, mi familia, los Monje-Aliaga: os quiero.

    ResponderEliminar
  6. descansa en paz tu amigo piter

    ResponderEliminar
  7. Haber como inicio mi escrito, no soy asiduo a la visita d este bloq, pero a través de recibir un enlace de este bloq sobre la visita de los legionarios , me encontré de sorpresa el articulo de el Velez , para mi siempre "Antonio " , el cual me gustado y doy gracias al administrador por dedicarle . Después de leerlo me ha entrado una cierta nostalgia y pena por su perdida, siempre le tuve un gran cariño y afecto, y quizás nunca se lo demostré como en verdad lo sentía hacía él, pero bueno eso es la personalidad de cada cual y q a veces cuesta demostrar . Antonio le conocía desde que tengo uso de razón, fuí su vecino durante mi infancia de la Plaza Nueva, y junto con mis hermanas y padres siempre se le tuvo un especial cariño por todos, y se que él sentía lo mismo hacía mi familia. Me viene a la memoria ahora esos momentos en que iba a su casa a por la leche que vendían de las vacas, ir junto con mi padre de ayuda a su padre y ver parir las vacas, a bañarme los veranos los amigos q eramos de la Plaza Nueva en la piscina que en el patio de su casa se construyo para ejercer movimientos en su mejora , que buenas tardes pasabamos con él y lo que nos aguantaba ,, era un lujo poder tener donde bañarte en aquellos mediados de los 70, siempre le estaré agradecido por su amistad, un gran corazón y una gran persona. Como bien me dijo su hermana el día que falleció , el cual le decía que si hay un Dios, éste se había portado mal con él, y que razón tenía. Descansa en Paz Antonio donde te encuentres.
    Un abrazo de tu amigo Miguel.

    ResponderEliminar