“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 15 de agosto de 2016

Resumen del libro "Confesiones de un Ganster Económico", escrito por John Perkins, de Óscar de Caso.


Resumen de las "Confesiones de un Ganster Económico", libro escrito por John Perkins, de Óscar de Caso.

      Acabo de terminar de leer un resumen de un libro titulado: “Confesiones de un gánster económico”, publicado en España en el año 2009 por la Editorial Tendencias de Barcelona. Lo ha escrito John Perkins; se trata de su autobiografía, su profesión ha sido la de “gánster económico(GE), como el mismo la denomina. 

   Como las afirmaciones que contiene vienen del “establishment” propio brindan una mayor credibilidad. Afirma con rotundidad “...es imposible resolver la crisis económica sin que los criminales que cometieron el fraude estén en la cárcel”. Aquí os dejo con el interesante resumen del resumen, (sea correcta la redundancia):

    "...Yo fui un gánster económico (GE) y formé parte de ese cuerpo de élite de modernos “pistoleros” que protegen los intereses de las grandes multinacionales y de ciertos sectores del Gobierno estadounidense. Tenía un cargo con nombre rimbombante –economista jefe- pero mi auténtico trabajo consistía en engañar al Tercer Mundo y saquearlo.

          Los GE trabajan de muchas maneras. Nuestra tarea más frecuente era identificar países que tenían recursos codiciados por nuestras empresas. Luego, seducíamos, sobornábamos y extorsionábamos a sus dirigentes para que explotasen a su propia gente, aceptando préstamos que esos países nunca podrían devolver, privatizando sus activos nacionales y, por último, vendiendo a precios de saldo a nuestras empresas sus ansiados recursos. Cuando los dirigentes se resistían, eran derrocados o asesinados por chacales de la CIA. 

   Tuvimos tanto éxito en el Tercer Mundo que nuestros países nos mandaron aplicar las mismas estrategias en Estados Unidos y el resto del planeta. El resultado es una forma insostenible de capitalismo que ha desatado la actual crisis económica […]
          La filosofía que rige este tipo particular de capitalismo es una absoluta creencia en la privatización de recursos, la concesión de poderes sin trabas a los ejecutivos de las empresas, y el fomento de una deuda tan extrema que tiene como resultado las modernas formas de esclavitud, tanto para los países como para los individuos.

          Por lo general, nuestras empresas identificaban un país que poseía algo que ellas codiciaban –recursos que consideraban vitales o porciones estratégicas de bienes inmuebles-. Luego llegaban los GE para convencer a los dirigentes de ese país de que necesitaban préstamos ingentes del Banco Mundial y sus organizaciones hermanas; sin embargo, el dinero, se informaba a los dirigentes, no sería distribuido directamente a su país, sino que sería entregado a las grandes empresas estadounidenses para que construyeran proyectos de infraestructura, tales como centrales eléctricas, puertos y parques industriales.

 “Todo esto les beneficiará a ustedes –les decía a los dirigentes- y a sus “amigos”, las pocas familias poderosas locales que poseían negocios que prosperaban con electricidad, exportación y artículos manufacturados. Lo que no le decíamos era que los principales beneficiarios serían nuestras propias compañías, las que construían los proyectos.

          Al cabo de pocos años, los GE regresaban al país […] “Parece que están a punto de retrasarse en el pago de esos enormes préstamos que aceptaron” […] “No se preocupen. Lo que tienen que hacer es vender su petróleo o cualquier otro recurso barato a nuestras empresas; anular las leyes laborales y medioambientales que nos plantean problemas; aceptar no poner nunca aranceles a las mercancías de Estados Unidos; aceptar las barreras arancelarias que queremos aplicar a nuestros productos; privatizar sus servicios públicos, escuelas y otras instituciones públicas y venderlas a nuestras empresas” […]

          Es un sistema que funcionó bajo el subterfugio y la astucia económica de personas que se mueven entre las corporaciones y el gobierno de los Estados Unidos […]. Al más alto nivel, no hay separaciones entre las personas que dirigen nuestras grandes empresas y quiénes se encargan de gobernarnos"

POSDATA: No creo que les cueste encontrar alguna semejanza, benditos lectores, con algún país y alguna situación en la actualidad …..Finalizo con un alusivo poema de Mario Benedetti musicalizado por Serrat en 1985 contenido en el disco con el mismo nombre "El Sur también existe"

Con su ritual de acero 
sus grandes chimeneas 
sus sabios clandestinos 
su canto de sirena 
sus cielos de neón 
sus ventas navideñas 
su culto de Dios Padre 
y de las charreteras 
con sus llaves del reino 
el Norte es el que ordena 

pero aquí abajo, abajo 
el hambre disponible 
recurre al fruto amargo 
de lo que otros deciden 
mientras el tiempo pasa 
y pasan los desfiles 
y se hacen otras cosas 
que el Norte no prohibe. 
Con su esperanza dura 
el Sur también existe. 

Con sus predicadores 
sus gases que envenenan 
su escuela de Chicago 
sus dueños de la tierra 
con sus trapos de lujo 
y su pobre osamenta 
sus defensas gastadas 
sus gastos de defensa. 
Con su gesta invasora 
el Norte es el que ordena. 

Pero aquí abajo, abajo 
cada uno en su escondite 
hay hombres y mujeres 
que saben a qué asirse 
aprovechando el sol 
y también los eclipses 
apartando lo inútil 
y usando lo que sirve. 
Con su fe veterana 
el Sur también existe. 

Con su corno francés 
y su academia sueca 
su salsa americana 
y sus llaves inglesas 
con todos sus misiles 
y sus enciclopedias 
su guerra de galaxias 
y su saña opulenta 
con todos sus laureles 
el Norte es el que ordena. 

Pero aquí abajo, abajo 
cerca de las raíces 
es donde la memoria 
ningún recuerdo omite 
y hay quienes se desmueren 
y hay quienes se desviven 
y así entre todos logran 
lo que era un imposible 
que todo el mundo sepa 
que el Sur, 
 ....también existe
                                        


















          

No hay comentarios:

Publicar un comentario