“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

sábado, 13 de agosto de 2016

El Sindicato de Policías Locales exige la destitución o dimisión del Concejal de Seguridad Paco Medina por sus "inadmisibles acusaciones veladas" contra la Policía Local.

      No hace ni una semana que el Partido Popular acaba de salir de un charco y ya se ha metido en otro. Todo este desbarajuste ha empezado desde el momento en que Ismael decidía apoyar a José Miguel. En vez de utilizar esta mayoría que le garantiza Iniciativa Independiente para hacer andar al Ayuntamiento y a su pueblo, la está utilizando para meterse en charcos cada vez más profundos y, lo más grave, sin obtener ningún rendimiento a cambio.

El primero fue hace dos semanas con el intento de apertura del patio del Colegio de El Paseo al tráfico rodado. Un verdadero disparate. El Alcalde tuvo que echar marcha atrás ante la rápida acción popular que le dijo alto y claro  que "dejara la calle como estaba y que si se  dedicaba  a gobernar contando con la ciudadanía tendría mayor respaldo social  y menos sobresaltos".

     Parece que el PP no ha aprendido la lección. Que la Policía Local no funciona todo lo bien que debiera, por culpa de una mala estrategia del Alcalde, es un secreto a voces. Y en vez de sentarse a negociar para poner las bases y de una vez solucionar una situación que se arrastra desde hace varias Legislaturas, lo que ha hecho es complicarla, tensando la cuerda cada vez más. Es su estilo. Se equivoca "de todas todas por ese camino".

     Hace justo un mes, el Alcalde se descolgaba con declaraciones como esta : "la Policía Local no colabora lo suficiente a pesar de lo que cobra, y muy bien cobrado cada mes y además se niegan en redondo a que la cosa  funcione". Le dije que con ese tipo de declaraciones, por muchas razones que le asistieran, "no solucionaba el problema". Le advertí que esas no eras las formas más adecuadas para terminar el innecario enfrentamiento que mantiene con la Policía desde el inicio de la Legislatura anterior permitiendo y alentando la división entre ellos. Un grave e imperdonable error.
Si la Policía Local no pidió entonces la dimisión del Alcalde, por unas declaraciones poco afortunadas, donde en vez de hacer una autocrítica de la situación se dedicaba a desprestigiar a estos funcionarios, ahora no le han perdonado a Paco Medina las suyas que van en el mismo sentido, publicadas en Caudete Digital hace tan solo un par de días: "vamos a ser contundentes con quien no trabaje. Ya se están tomando medidas para ello desde Secretaría. No siendo facultativo, si me facilitaran un diagnóstico veraz, podría saber si alguien finge o no una enfermedad aplicando la teoría de dime de qué adoleces y te diré cuanto cuento le echas".

    Tras las incendiarias declaraciones del Alcalde, hace tan solo un mes, solo faltaba que saliera a escena el Concejal de Seguridad Ciudadana, Paco Medina, echando más leña al fuego cuando su objetivo es la contraria. La reacción, como la de las madres del Colegio El Paseo, ha sido inmediata: los representantes sindicales de la Policía Local le piden su dimisión o sustitución. Pero...¿qué esperaba? Las cosas se hacen. ¡No se airean!. Esta es una máxima que funciona muy bien. En política, y fuera de ella.
    ¡No!. Así no vamos bien. Paco Medina se equivoca siguiendo a rajatabla el método del Alcalde, popularmente conocido como "leña al mono". No. No voy a alabar aquí, y ahora, la gestión de la Policía Local. La actitud de algunos no es la que este pueblo necesita para garantizar con eficacia el trabajo que por Ley les está encomendado. Ellos lo saben. Pero, en este caso, les asisten razones suficientes cuando piden la dimisión del Concejal por unas declaraciones "fuera de tono". Las formas son las que pierden a uno y a otro: al Alcalde y al Concejal. 

      Iré mas lejos. La Policía Local se queda corta en sus exigencias. En el mismo lote debían haber incluído al padre de la criatura: nuestro cada vez menos querido Alcalde que ni sabe y, lo más grave, ni quiere dar carpetazo a una extraña e insostenible situación que hace que todos salgamos perjudicados. 

     Estamos hablando de la seguridad de los caudetanos. Ismael deberá reconsiderar continuar con el apoyo a un equipo de gobierno que da la sensación que ha perdido el norte político y el sentido común. ¡Bastante complicadas están las cosas ya para ir generándo problemas nuevos.

Este es el texto del Sindicato:





4 comentarios:

  1. "Le dijo la Sartén al Cazo"

    ResponderEliminar
  2. Estas cosas las vivimos en la pasada legislatura, como cambia el cuento.

    ResponderEliminar
  3. Hay policías locales que deberían estar en el paro y echarlos a la calle, así como hay políticos que hacen lo mismo que ellos, poca profesionalidad o nula.Mucho quejarnos pero seguimos sin arreglar el problema, esto ya cansa por desgracia.

    ResponderEliminar
  4. Lo que habría que hacer es echar a los vagos de policias locales que no hacen nada mas que poner señales en fiestas...
    Les llamas a la 1:30 porque unos gamberros estan destrozando coches en el barrio y te responden "Es que estoy solo", ah bueno, entonces nada, que sigan apaleando coches y personas si se les cruza alguien, y además cuando digo gamberros, doy a enterder que si no la mayoria de esos gamberros son de cierta raza étnica...
    Solo digo que es mejor tomar represalias con la policia local que a mi parecer no hace su trabajo y en urgencias vale la pena mas llamar a la guardia civil que por lo menos si acude al lugar.

    ResponderEliminar