“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 4 de enero de 2016

De la alta participación de bailadores/as en el Reinado del Primer Día: Francisco Berenguer y su hija Ángeles... La Plaza se volvió a quedar pequeña.

      El dia amanecio nublado y con un poco de frio, propio del tiempo que estamos. Pero, poco a poco se fue arreglando hasta quedarse una tarde inmejorable para celebrar el Reinado del Primer Día. No se cuantas parejas acudieron. Muchas. Tantas que la Plaza se vio y se deseó para darles cobijo a todas. Ha ocurrido que los jóvenes han descubierto el aliciente de bailarle al Niño. Y como casi todas las madres tienen en sus casas un manton de manila, la participación se ha disparado. 

Me encontré con Joaquin y Juan los hijos de Manuel Solera Penadés, más conocido por el Torero, que este año cumple los 75 años del Reinado con Carmen Pérez Navarro. Nada menos que bodas de platino: 1940-1941. Mientras que fotos de los Reyes de ayer, Paco Berenguer y su hija Ángeles, se harían miles, del reinado de Manuel Solera, me dijo su hijo Juan el médico, sólo habían encontrado la que aparece en el Programa. La fotografía se ha popularizado de forma exponencial con las nuevas tecnologías lo mismo que ha ocurrido con el baile entre los más jóvenes que ya no conciben las Navidades sin los Bailes del Niño. 

         El ambiente era festivo, vivo y alegre. Las personas mayores también acudían a la cita. Siempre ha sido así. Son, sobre todo, espectadoras de excepción que conocen las entresijos del baile, del peinado y del atuendo que lleva la bailadora. Detectan si la peineta o el mantón esta bien colocado. Quien sabe bailar. Llevan a cabo  un exaustivo análisis que comentarán con sus vecinas en días posteriores. Y es que el attrezo de la bailadora es todo un rito que requiere de tiempo, sabiduría y arte para componerla. No se puede improvisar vestir a una bailadora.

       El más perjudicado ha sido el bailador. La Ley se ha cargado la tradición del habano que le imprimía mucho carácter. Lo que no se ha perdido es la tradición de tomarse un chupito para calentarse que ofrecen los que hacen la fiesta. Dos horas bailando necesitan de una preparacion o ensayo. Quien no lo ha hecho es el cura Ramón Maneu. Tal vez el Niño le aconseje que, para el próximo año, se apunte a los ensayos previos. Por contra, el Alcalde y la Juez de Paz se defendían bastante bien. También vi bailando a Pedro "el Tomate", uno de los mejores bailadores que ha dado esta Fiesta. Y de los músicos decir que han salido ganando al haberlos sacado del centro de la Plaza y ubicarlos  en un lateral. Hay que tener en cuenta que sin música ¡¡¡no hay Fiesta!!!. A veces se nos olvida.

























































































  

















No hay comentarios:

Publicar un comentario