“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

lunes, 7 de diciembre de 2015

La sección Almazara de la Cooperativa Agrícola "San Isidro" prevee una cosecha de aceitunas que podría rondar 1.500.000 kgs, según el Ingeniero Técnico Agrícola Francisco Mollá Francés.

       Hace dos semanas la Almazara de la Cooperativa del Campo San Isidro comenzó a molturar olivas, periodo que se prolonga hasta finales de enero y que varia en función de la cosecha. El Ingeniero Técnico Agrícola, Francisco Mollá Francés, que desde hace 18 años trabaja en esta Cooperativa, es quien me ha facilitado los datos para elaborar este artículo. Conoce a la perfección los entresijos de esta profesión y, cosa rara, es de los que disfruta con lo que hace.
 
     Me dijo que la cosecha de la pasada temporada fue muy floja, tan solo 500.000 kg mientras que en el 2013-2014 fue de 2.200.000 kgs. El año anterior, 2012-2013, a la Cooperativa llegaron 1.000.000 de kg. Con estas cifras no es de extrañar que los gráficos de la cosecha de aceituna se parezcan a dientes de sierra ya el olivo no da una producción uniforme todos los años. El riego por goteo, no obstante, ha mejorado la producción. Hace unos años se llegaron a molturar 2.500.000 kgs de aceituna.
 
     Para esta temporada, según Mollá, se espera una cosecha media, estimada en 1.500.000 kg a pesar de que la pedrea de finales de julio tiró al suelo una gran cantidad. El rendimiento es bastante alto: oscila entre  los 12 y 30 litros de aceite por cada 100 kg de aceituna dependiendo de la variedad y tamaño. A mayor tamaño, menos rendimiento y por variedad la manzanel, cornicabra y la changlot, que son las variedades propias de la zona, son las de proporcionan mayor rendimiento.
 
     Desde 1990 la variedad picual (de origen andalúz) empezó a plantarse ya que proporcionaba un aceite de mucha calidad. Pero esta variedad ha ido sustituyéndose por la arbequina -de origen israelí- ya que la picual era muy sensible a padecer la enfermedad de la verticilosis, un hongo que seca las ramas del olivo plantado en zonas de huerta. Es el mismo hongo que afectó a los manzanos que hace unas cuatro décadas había en Caudete, sobre todo en la zona de Los Hondos. La arbequina es la que se ha plantado en la zona del Derramador y la Famosa (Casa Alarcón), con muy buenos resultados.
 
     Los socios de la sección Almazara rondan los 550 mientras que de la Bodega son 400. Empezaron a llevar aceituna hace dos semanas aunque la mayor recolección se produce a partir de mediados de diciembre.
Con respecto al precio, la Cooperativa vende envases de 5 litros a 20 € También tiene otros más pequeños, que estan siendo muy demandados. 

        Tambien le venden a Italia gran parte de la cosecha ya que son los que mejor pagan el aceite. En julio se alcanzó el precio más alto, 4,5 €/l, habiendo bajado en estos momentos a los 2,00 €/l, según la informacion oficial -pueden seguir la evolución del precio en la página Poolred- el precio varía como las acciones de la Bolsa, dependiendo de la demanda y existencia en el mercado.
 
     Mientras que el vino se elabora, el aceite se extrae. Y se hace a través de maquinaria muy sofisticada que llega a molturar hasta 4.000 kg a la hora. Empieza el proceso por retirar las hojas para que llegue la aceituna limpia a las tolvas desde donde pasa a un potente molino para, a continuación, introducir la pasta resultante en una batidora donde se le aumenta la temperatura. De aquí pasa a una centrifugadora horizontal, después a unos depósitos decantadores y aclaradores para terminar el proceso en el almacenamiento en depósitos de aluminio. El último paso es el envasado y  venta al público.
 Me comentaba el técnico que este proceso fue inventado por un ingeniero español pero que, ante el poco caso que se le hizo, fueron los italianos los que lo patentaron y, hoy en día, son pioneros en la venta de maquinaria para molturar aceitunas. También me habló de los desechos, como son los alpechines y el orujo.
 
      Al no estar pemitido verter alpechines al alcantarillado público, por precisar un alto DBO para su tratamiento en la Depuradora Municipal, se obtiene un producto más húmedo conocido por alperujo que llevan a una planta de tratamiento constuída en La Gineta donde le extraen, por un lado, el alpechín del que, tratado posteriormente, se obtiene aceite -un 3% aprox de su peso- y por otro, el orujo que se utiliza como combustible sustituyendo a las energías no renovables.
 
         Recuerdo el funcionamiento de las antiguas Almazaras que había en el pueblo, como la de la calle La Santa, la de la calle Sacramento o la que había en la Avenida de Valencia. El proceso, que con pequeñas variaciones tenía más de 25 siglos, era lento y si la cosecha era muy abundante, obligaba a almacenar la oliva en atroces que, al calentarse, disminuía sensiblemente la calidad del aceite. 
 
      Ahora, con maquinaria controlada por ordenadores y con solo un par de operarios, molturan hasta  4.000 kgs/hora. Si no conocen ustedes el proceso, les recomiendo una visita a la Cooperativa, sobre todo a los profesores con sus alumnos para que vean como entra una aceituna, que acaban de coger del árbol, y como, casi por arte de magia, se convierte en oro líquido: aceite.
 
Debido a la crisis, he podido observar cómo olivares que estaban medio abandonados se han podado y hasta han alisado y compactado terrenos pedregosos que les permitirá recogerla con más comodidad. La crisis ha hecho que muchos vuelvan la vista a sus orígenes: el campo. Lástima que los productos agrícolas este en manos de grandes comercializadoras, de multinaciones tipo Mercadona o Erosky, que ahogan al pequeño agricultor mientras que ellos venden a un precio mucho más alto. 
 
   Hace 22 siglos, España abastecía a Roma del aceite que necesitaban. Almacenado en ánforas, era transportado en barcos hasta el puerto de Ostia. Italia siempre nos ha llevado la delantera siendo nosotros el primer productor  de aceituna del mundo. Más importante que tener, es estudiar y ser el mejor de la clase para sacarle rendimiento a las cosas y ser el mejor del mercado en todo: construcción de maquinaria, comercialización, venta.... En todo este proceso, los italianos, antes y ahora, ...son expertos. ¡Nos llevan siete pleitas!
 
Trabajadores de una almazara que había al inicio de la calle Madre Elisea.
Las piedras molían la oliva y la pasta resultante se colocaba, a mano,
en los esportines de pleita, más tarde de polipropileno, para prensarlos. 
Un proceso lento, que requería mucha mano de obra. 
El que esta en la parte superior es mi tío Joaquin. 
Más de 60 años tiene ya esta foto.

Jugo de olivas




Cosecha de un pequeño productor de aceituna.
Hay grandes plantaciones de olivos colocados en línea que
 las aceitunas se cogen con máquinas.
Aqui, nada más llegar, le quitan la hoja.

Tras limpiarla, llega a las tolvas
De las tolvas, la aceituna es introducida en el molino.
 Del molino, la pasta llega a la batidora 
donde se le aumenta la temperatura.
Centrifugadora de la que ya sale el chorro de aceite.
Decantadores que limpian las impurezas el aceite por la parte inferior.
Zona de almacenamiento.
Panel de control para todo el proceso.
Distintos tipos de envases.
Página Poolred donde por Internet pueden seguir la evolución
del precio oficial del aceite.
Piedras para molturar aceitunas.
                                
Monumento a la Almazara en un parque de Villena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario