“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

sábado, 26 de diciembre de 2015

¿Donde se encuentra la fuente pública que aparece en la fotografía?, me pregunta un lector.

    Un amigo y seguidor de este blog me ha hecho llegar la fotografía de la fuente que había delante del Mercado Municipal, en el actual Paseo Luis Golf. Se pregunta si alguien sabe dónde esta. Buena pregunta. Te diré que desconozco el paradero de esta preciosa fuente que, además de servir para abastecerse de agua con cántaros y botijos en las casas, iluminaba, a partir de 1905, esa zona con los cuatro focos que tenía encima del pilar central sustentados por una artística estructura de forja. Debió colocarse en este lugar a partir de junio de 1888, fecha en la que se inaugura el Mercado de Abastos y se urbanizan sus alrededores comunicando la calle El Muro (Del Horno) con la Plaza del Carmen tras eliminar un viejo lavadero y algunos muros existentes.


          Tenía forma octogonal y cada uno de los lados estaba decorado con un motivo floral similar a los que aparecen en el pilar central. Yo he bebido muchas veces en ella. No te puedo precisar, pero esta fuente fue retirada en la década de los 70 cuando se remodeló el Paseo y se suprimió el templete de la música que habia un poco más abajo. También coincidió con el inicio de la instalación de la red de agua potable a domicilio. 

              Jesús Sánchez Díaz nos dice que fue bajo la presidencia de Federico García Ferrer cuando el Ayuntamiento le compra la casa y huerto, en diciembre de 1926, a Francisco Carrillo por la cantidad de cuarenta y dos mil pesetas y se inicia la transformación del huerto en paseo público. La foto que aparece más abajo la recoje, en 1956, Sánchez Díaz en su libro Historia de Caudete. Posiblemente este tomada el día de la inauguración del templete.
        No se, querido amigo, cual fue el destino de esta fuente a partir de la década de los 70. Lo que no cabe duda es que se trataba de una de las más artísticas que había en el pueblo, junto a la de la Plaza del Carmen, la de la Plaza de la Iglesia, San Jaime, Plaza Nueva y las más de 20 que había repartidas por todo el pueblo adosadas a las fachadas de las viviendas, como la de la calle San Joaquin, la Huerta esquina con Pintada o calle San Pascual... 

      Las dos que hay más abajo corresponden, la primera a la de la Plaza de la Iglesia, y la otra a la Plaza del Carmen. La de la Plaza de la Iglesia sufrió un accidente, hace algo más de dos décadas, al reventar dentro de la taza el petardo final de la traca de Fiestas. Pudo haberse reparado... pero se optó por hacerla nueva. 

     La de la Plaza del Cármen la tiró accidentalmente un camión hace unos 24 años quedando destrozada la taza superior y el pilar que la sostenía, ambos de mármol blanco. La reconstruiría una empresa de Macael y lo que quedó de las dos fuentes lo recogió la sociedad "Aguas de Sierra Oliva". Hoy las tienen muy bien conservadas en sus instalaciones situadas al pié de la Sierra Santa Bárbara. Me comentan que lo que queda de la fuente que había en la calle San Jaime esta en una finca, detrás del Granillo. 

     Una parte de esa fuente, que colocó D. Francisco Albalat, también la tiene la sociedad Aguas de Sierra Oliva donde puede leerse la fecha de la colocación. Menos mal que hubo quien se interesó por este patrimonio hidraulico-artístico, lo preservó, reparó y colocó donde muchos caudetanos pueden apreciarlo. De no haber sido por esta sociedad, hoy estarían desaparecidas, en un vertedero o en el jardín de un particular. 

      Otro ejemplo. Con la vidriera veneciana que colocó el Alcalde D. José Puche Soriano en la escalera del actual Salón de Plenos -antes estuvo en las oficinas municipales- ha ocurrido tres cuartos de lo mismo. Procedía de la finca "El Paso". También la tenemos en paradero desconocido. No descubro nada nuevo, querido amigo si, como resumen de este escrito que ha comenzado ante tu interés por una fuente pública, te digo que somos un pueblo bastante desconsiderado con nuestra historia y con nuestro Patrimonio. Somos así.




1 comentario:

  1. Yo, en respecto a esto, tengo otras preguntas que creo que son más importantes: si estas fuentes eran públicas, pagadas con el dinero de todos los ciudadanos o, por lo menos, de su propiedad (no sé si fueron donativos, por ejemplo), ¿por qué una empresa privada, como lo es Aguas de Sierra Oliva, las tiene en su propiedad? Esperando que nadie (del Ayuntamiento) se las regalará, ¿a qué precio se vendieron? ¿Dónde están las facturas?

    Como decía Rajoy, un plato es un plato, sí, claro está, pero hay cosas que no lo están tanto.

    ResponderEliminar