“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 9 de diciembre de 2015

De las Elecciones Generales y del desconocimiento del votante de los candidatos al Congreso o Senado en su circunscripción o provincia.

 Una vez más estamos citados para ir a las urnas dentro de semana y media a elegir quien será el que en los próximos cuatro años tome el timón de este barco que algunos llaman España y que otros prefieren denominar País, como pueden apreciar incluso en los carteles, aunque con el final del bipartidismo todo dependerá de pactos posteriores para ver de definir el rumbo a seguir. Esperemos que no se repita el sainete de Cataluña. 

 En un sistema democrático consolidado, o casi, los representanes de los pardidos, como pueden apreciar, ya han salido a la calle a cumplir con la tradicional pegada de carteles aunque el papel cada vez tiene menos relevancia debido a las nuevas tecnologías. Cuando escribo esta nota, martes por la noche, Ciudadanos todavía tiene su trozo de pizarra en blanco. 

     Se da un hecho curioso que siempre se repite en la Generales. En más de una ocasión he realizado la encuesta y siempre arrojaba el mismo resultado. Cuando en las pasadas elecciones le preguntaba a alguien que acababa de depositar el voto ¿a quien has votado?, respondían que a Rajoy o a Zapatero. De hacer la misma pregunta el 20 de diciembre, unos responderán  a Mariano Rajoy, otros que a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Ribera o a Alberto Garzón. No. Cuando uno deposita el voto y no sabe a quien a votado...mal va la cosa.

      Hay 52 circunscriciones, tantas como provincias, y cada partido presenta a varios candidatos a Diputados y Senadores. Se da la circunstancia de que la  mayoría vota a personas que no conocen. Que no saben cual es su profesión, ni a que se dedican. Si estan casados o solteros. Solamente los que militan en un partido, y no todos, conocen a sus candidatos. Los demás, que son la inmensa mayoría, depositarán  el voto en el convencimiento de que se lo dan dado a Mariano, Pedro, Albert, Pablo o Garzón. Nada mas lejos de la realidad.

      Los candidatos a Diputados o Senadores por la provincia de Albacete vendrán a Caudete, si es que vienen, y no todos, a dar un mitin. Los conoce su familia más allegada. Pero, la inmensa mayoría de los votantes...no. El tinglado  esta montado para que esto no sea ni necesario ni un problemaEsta es una de las características de esta democracia: el culto al líder. A los demás se les conocerá después, si es que con el tiempo llegan a ser políticos activos que se desviven por la defensa de los intereses de los ciudadanos de su circunscripción, es decir, de los que viven en los pueblos de su provincia. No suele ser muy frecuente. Pero....algunos llegan.

           Otra curiosidad de estas Elecciones se da durante el recuento de votos y es digna de mención: de cómo baja el interés una vez se conoce qué partido ha ganado. Hasta el último momento, los representantes de los distintos partidos políticos estan con la escopeta cargada y pendientes de no perder un solo voto al Congreso. El interés, digo, decae cuando se inicia el recuento de papeletas para el Senado cuando debería ser justo al revés por tratase de un sistema realmente democrático: mientras que para el Congreso se vota una "lista cerrada", para el Senado se vota a la persona al tratarse de "lista abierta".

   Pero... ¿por qué este desinterés? Porque el Senado viene a ser como "Casa Pepe" es decir, una institución devaluada, sin prestigio, inutil  a juicio de muchos que consideran que sirve para poco pero que no se atreven a suprimirlo para no dejar sin "mamandurria" a los que el partido debe favores. ¿Cómo calificar un sistema democrático que se vota sin conocer a los de la lista cerrada al Congreso y que la cruz ya viene colocada en las papeletas para el Senado a unos candidatos que tampoco conoces?  

    "Tú votame, aunque no me conozcas", viene a ser la mecánica democrática en la que nos movemos, similar al "dame pan y dime tonto" y tan distinta al sistema anglosajón donde un Diputado se debe a los electores de su circunscripción y donde, a la hora de votar en el Parlamento, no hace falta que le indiquen con los dedos de la mano qué tiene que votar. Que se lo pregunten al ex Primer Ministro del partido Laborista Tony Blair. 

      Por último, tenemos la paradoja de Convergencia que se presenta a las Generales con el nombre de "Democracia, Libertad y Catalunya", nada más falso que llamarse lo que ni son ni representan quienes solo desean separarse de España. El que encabeza la lista, Homs, dice que lo hacen para pactar la separación de España en Madrid. Estos tipos nos toman por tontos.




4 comentarios:

  1. Los candidatos de Unidad Popular-Izquierda Unida por Albacete estuvieron en el pueblo hace dos semanas. Además vendrán un viernes de mercado y la semana que viene se realizará un acto de campaña. No todos somos iguales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu información. Si lo anunciais allí nos veremos. Saludos

      Eliminar
  2. Cómo se va a poder conocer a las personas que figuran en las listas electorales de cada circunscripción, si éstas, han sido confeccionadas por la jefatura de cada partido atendiendo, no al trabajo desarrollado por dicho candidato en su distrito, sino más bien, a los intereses ocultos de cada partido. En la mayor parte de los comicios, las listas se publican pocas semanas antes de las votaciones.
    Todavía, no se han enterado en el transcurso de esta “casi democracia” de 40 años, que la mejor campaña electoral es: el ejercicio diario de la actividad política.
    Nos vienen a decir con esto: Dedíquense a lo suyo, que nosotros ya nos encargamos de organizar el cotarro. Pueden seguir durmiendo la siesta, que asumimos esa enorme responsabilidad desde la vocación de servicio. Vengan a votar cada cuatro años y les contaremos lo que hemos pensado para ustedes, queridos ciudadanos, pueblo soberano…
    Los partidos políticos vienen a ser como una fraternidad vinculada por intereses personales y normalmente alimenticios, crean un escalafón a través del que se alcanzan mejores posiciones, fomentan la interiorización de los beneficios y coaptan a sus dirigentes.
    Cómo asegura, con toda certeza, el Sr. Pérez-Reverte: “En España, la de los políticos debe ser una de las escasas profesiones para lo que no hace falta tener bachillerato”. El político está obligado a estudiar y que no me vengan con el cuento chino de que “yo soy un trabajador”; la política es estudio, reflexión, la política es dolor de cabeza y nuevas propuestas. Además de ética en estado puro, un gran valor cívico.

    ResponderEliminar
  3. Oscar, la candidatura de Unidad Popular es la única de toda la provincia que tenía primarias y listas abiertas. A ver si vamos siendo coherente con lo que pensamos y decimos, y dejamos de votar a partidos que sólo se dedican a embelesar y engañar descaradamente, como la mayoría.

    ResponderEliminar