“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

domingo, 18 de octubre de 2015

Coincidiendo con "el Día Internacional para la erradicación de la pobreza", el grupo "Escuadra Arcabuceros de Vinaroz" de Yecla, puso en escena "El tonto es un sabio" a beneficio de Cáritas Interparroquial de Caudete.

     Anoche fue todo un exito de asistencia de público en el Auditorio Municipal para ver la representación de la obra de teatro, escrita por Adrián Ortega y Sigfrido Blasco, "El tonto es un sabio", que un grupo de actores aficionados de Yecla, de la Escuadra Arcabuceros de Vinaroz, puso en escena a beneficio de Cáritas Interparroquial de Caudete. La obra se la dedicaron los actores al director Pedro Herrero, de profesión Arquitecto Técnico Municipal. Contó con la colaboración del Ayuntamiento y con la Sociedad General de Actores y Editores (SGAE) y fue patrocinada por la empresa "Bolmax Mármoles".

   Tiene mucho mérito esta desinteresada colaboracion de personas de un pueblo vecino que vienen -no es la primera vez- para ayudar a una asociacion, sin ánimo de lucro, que esta prestando una inestimable ayuda a muchas personas necesitadas que, como consecuencia de esta crisis económica, -que ya dura siete años- afecta a muchas familas caudetanas que no pueden llevar una barra de pan a la mesa de su casa por falta de trabajo. Una verdadera tragedia del inicio de un siglo marcado por espectaculares avances tecnológicos, sobre todo en el mundo de la comunicación, pero que no acierta o no sabe erradicar una cosa tan vieja como es el hambre.

     Todavía es más lamenable pensar que esta situación de abandono y desamparo social se produce en un Estado en el que su Constitución reza que "todos los ciudadanos tienen derecho al trabajo y a una vivienda digna" y que sean estas instituciones -Cáritas, Cruz Roja, Intermon, Anmistía Internacional, Médicos sin Fronteras..- las que tengan que sacarles las castañas del fuego a Gobiernos democráticos consumidos y desprestigiados por constantes casos de corrupción de muchos de sus gobernantes. Al mismo tiempo que Cáritas daba las cifras de personas afectadas por la probreza, los medios de comunicacion publicaban que el 1% de la población controla el 90% de la riqueza. Un mundo a la deriva este que nos ha tocado vivir.

   Por eso... digo que es necesario darles la enhorabuena a personas que dejan su casa y vienen a colaborar, a poner su inestimable grano de arena, para erradicar la pobreza en mi pueblo que supo responderles muy bien llenando el Auditorio para tan noble causa. Una excelente representación de una divertida comedia que Adrian Ortega escribió seguramente pensando en un extraordinario actor, especializado en el género de humor, como es el madrileño Quique Camoiras, que fue quien por primera vez puso en escena esta obra teatral y que el actor yeclano José Zafrilla interpretó anoche al protagonisa, un Sabio que tenía que dar una conferencia al día siguiente, de forma magistral. 






















1 comentario:


  1. Leyendo tu crónica sobre la bondad y solidaridad de estos yeclanos me he acordado de una canción denuncia del Sr. Serrat. Ahí os la dejo.
    BUENOS TIEMPOS
    Corren buenos tiempos
    Para la bandada
    De los que se amoldan a todo
    Con tal que no les falte de nada.
    Tiempos fabulosos
    Para sacar tajada
    De desastres consentidos
    Y catástrofes provocadas.
    Tiempos como nunca
    Para la chapuza
    El crimen impune
    Y la caza de brujas.
    Corren buenos tiempos
    Para equilibristas,
    Para prestidigitadores
    Y para sadomasoquistas.
    Y silenciosa
    La mayoría,
    Aguantando el chaparrón
    Al pie de un cañón
    De papel maché
    Come el pan nuestro
    De cada día
    Con un culo así
    Contra la pared.
    Llorando en el mar,
    Viéndolas venir,
    Viéndolas pasar,
    Pasar,
    Pasar.
    Corren buenos tiempos
    Para esos caballeros
    Locos por salvarnos la vida
    A costa de cortarnos el cuello.
    Tiempos fabulosos
    Para plañideras,
    Charlatanes visionarios
    Y vírgenes milagreras.
    Tiempos como nunca
    Para echarle morro
    O sacar coraje
    Y pedir socorro.
    Corren buenos tiempos
    Preferentemente
    Para los de toda la vida,
    Para los mismos de siempre

    SOMBRAS DE LA CHINA – 1.998

    ResponderEliminar