“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

domingo, 25 de octubre de 2015

A Europa le esta costando resolver el problema de los refugiados sirios. No cabe duda de que le viene grande el traje. A nadie que le pase.



        Todo son reuniones, comunicados, ruedas de prensa, llamadas telefónicas, propuestas, echarse la culpa unos a otros, tiras y aflojas, acuerdos, desacuerdos, propuestas, simposios, llamadas de atención... pero el asunto de los refugiados sirios cada vez va a peor. Europa nació como un grupo de expertos técnicos-financieros para mejorar la economía evitando aranceles, ampliando mercados, afianzando la competitividad, desarrollando proyectos para mejorar la calidad de vida, publicando normas para que tengamos mayor confort en nuestras  viviendas gastando menos, exigiendo mejorar el ambiente a base de emitir menos CO2 a la atmósfera desarrollándo tecnologias para no depender del petróleo... 

       Europa fabrica y vende, a todo el mundo, los mejores coches y las mejores armas de destrucción. Europa, en defensa de sus propios intereses, ha salido a rescatar económicamente a socios manirrotos que hacían de su capa un sayo y que las normas se las pasaban por el forro. Aquí ocurrió, aunque algunos se empeñen en disfrazarlo. Europa se ha convertido en una maquinaria perfecta de generar dinero y oportunidades. Europa colonizó a medio mundo desde Liberia hasta Macao y desde Canadá hasta la Tierra de Fuego. Europa les sacó a aquella pobre gente hasta los tuétanos, en beneficio propio. Europa es un Mercado muy bien surtido de productos de primera calidad. Europa superó la Guerra religiosa de "Los 100 años", a Napoleón Bonaparte, a Adolf Hitler y a tantos otros.


     Pero Europa, ahora, en estos momentos, no sabe, no quiere o no puede salucionar el problema de los refugiados de medio oriente, problema que se inicio hace unos pocos veranos cuando un tunecino se inmoló en protesta de las malas condiciones de vida. La protesta se propagó a Libia. Después a Egipto. Más tarde a Siria. Ahora llega al corazón de Europa. Va girando en redondo en sentido contrario a las agujas del reloj. Desde que los Papas de Roma embarcaron a las tropas europeas, a través de las Cruzadas, para arrebatarle Jerusalem a los infieles, poco después del año mil, hasta la Guerra de los Balcanes, Europa ha sido un constante ir y venir. Ahora toca que vengan.


Vienen sin armas. Sin munición. Sin torres de asalto. Sin agua. Sin paraguas. Sin ropa...Sin comida. Europa, que ha sobrevido a muchos conflictos armados en defensa de sus fronteras, en estos momentos no sabe qué hacer con un enemigo desarmado que se muere de frio y hambre. El Gobierno Valenciano tiene preparado darles cobijo en el edificio "Veles e Vents", del británico David Chipperfield". Una patochada. Algún Obispo español ha salido por peteneras ante el problema. La señora Ángela Merkel da una de cal u otra de arena. Todos estan confusos y nerviosos ante la que se les viene encima este invierno.


      Europa continúa reuniéndose para ver de dar solución a un problema que cada vez es más grave. He llegado a la conclusión de que Europa lo es todo...menos solidaria. Porque saber, sabe. Y de querer, si quiere, puede. Pero ahí esta atascada sin saber cómo librarse de un ejército  desarmado, hambriento y muerto de frío que, a toda costa, quiere llegar al paraiso, a Alemania, como hacían nuestro padres en la década de los 60 -yo viví tres años en Francia donde mi padre había ido en busca de trabajo- y que el  cantautor granadino Carlos Cano refleja tan bien en una canción que le dedicó al Salustiano: "si no hubiera ido a Alemania, no hubiera aprendido tanto".


    Europa es rica, simpática, guapa y con buena dote. Pero... ha perdido la capacidad de ser solidaria. Esto es muy frecuente. Nosotros hemos inventado, para ello, las Residencias para la Tercera Edad. Los refugiados no tienen un Plan Marsall. A duras penas si les llega un trozo de pan, un chubasquero, una manta y el techo de un maltrecho polideportivo en los Balcanes. Que Dios se apiade de ellos. Porque lo que es Europa.... se ha especializado en mirar para otra parte mientras vende sofisticadas armas, a unos y a otros, para que la fiesta no pare.


2 comentarios:

  1. A continuación te escribo una canción de Serrat que presta mucho al tema del artículo; y qué además tiene la particularidad que su letra está actualizada y cambiada, además se estrenó durante la gala que hizo Serrat en TVE con motivo de sus 50 años en la música hace unos meses.
    ALGO PERSONAL
    Probablemente en su pueblo se les recordará
    Como a cachorros de buenas personas
    Que hurtaban flores para regalar a su mamá
    Y daban de comer a las palomas.
    Probablemente que todo eso debe ser verdad
    Aunque es más turbio cómo y de manera
    Llegaron esos individuos a ser lo que son
    Y a quien sirven cuando alzan sus banderas.
    Hombres de paja que usan la colonia y el honor
    Para ocultar oscuras intenciones.
    Tienen doble vida son sicarios del mal.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal.
    Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
    Viajan de incógnito en autos blindados,
    A sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
    A colgar en las escuelas su retrato.
    Se gastan más de lo que tienen en coleccionar:
    Espías, listas negras y arsenales;
    Resulta bochornoso verles fanfarronear
    A ver quién es el que la tiene más grande.
    Se arman hasta los dientes en nombre de la paz,
    Juegan con cosas que no tienen repuesto
    Y la culpa es del otro si algo les sale mal.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal.
    Y como en la cosa nada tienen que perder
    Pulsan la alarma y rompen las promesas
    Y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
    Nos ponen la pistola en la cabeza.
    Se agarran de los pelos, para no ensuciar,
    Van a cagar a casa de otra gente
    Y experimentan nuevos métodos de masacrar,
    Sofisticados y a la vez convincentes.
    No conocen a su padre cuando pierden el control,
    Ni recuerdan que en el mundo hay niños.
    Nos niegan a todos el pan y la sal.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal
    Ven con qué presteza esos tahúres de postín
    Reparten juego con cartas marcadas:
    “¡Nada por allá, nada por aquí!”,
    Visto y no visto nos la meten doblada.
    Tienen más de un problema para cada solución.
    Sin que te enteres te roban los calzones
    Y luego te dicen que toca apretarse el cinturón
    Cuando en la bolsa caen sus acciones.
    Hijos del demonio, no tienen otro dios la codicia,
    Ni más ley que el mercado,
    Ni otra enseña que la de “curso legal”.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal
    CADA LOCO CON SU TEMA – 1.983

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que acertado ha sido el tema que has elegido de Serrat para este artículo sobre el sainete de los refugiados! "Les niegan a todos al pan y la sal", dice Serrat. Escribí el articulo el domingo a las nueve de la mañana. Mientras escribía pensé que estarías al quite. ¡No me he equivocado! Y es que el tema "ALGO PERSONAL" le viene como anillo al dedo a estos señores que no saben que hacer con el problema. Serrat se adelantó varias décadas a lo que esta ocurriendo. Serrat sigue vigente...y lo seguirá estando. Saludos, querido Oscar.

      Eliminar