“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 3 de septiembre de 2015

El grupo musical "Los Yankis" amenizaron la cena de sobaquillo que los vecinos realizamos en la Plaza del Carmen con la colaboración de Miguel López, del restaurante "Café Mirenos".

Nos costó, pero al final lo conseguimos con la ayuda de Miguel López el repostero del "Café Mirenos". Los protagonistas fueron los vecinos de los alrededores de la la Plaza del Carmen que respondieron a la llamada de una cena de sobaquillo con el único objetivo de pasar un buen rato cenando, bailando y escuchándo música de época del grupo "Los Yanquis": Manuel guitarra rítmica, Andrés "el Dono" cantante, Pedro "el Yanki" solista, Juan a la batería y Villodres con la guitarra rítmica.

   A los cinco, agradecerles, en nombre de todos los vecinos, que tuvieran el gusto de amenizarnos la velada con canciones de Formula V, Julio Iglesias, Carlos Cano,  Gianni Morandi o Joaquin Sabina, entre otros muchos artistas, sin cobrarnos nada. Manolo el Gestor o Miguel Molina se descubrieron como unos grandes bailarines. Carmen Molina, la madre de Juanjo Martínez -uno de los organizadores- que aparece en la foto junto a dos amigas, me contó anécdotas de cuando era locutora en la Emisora Parroquial de Caudete, que nunca se debió cerrar. A todos ellos...¡enhorabuena! y hasta el año que biene. Tengan presente que sin música ....¡no hay fiesta! 
¡¡¡FELICES FIESTAS A TODOS!!!!































1 comentario:

  1. Una noche Genial. Esperemos que se convierta en una tradición...

    ResponderEliminar